Artillería del Análisis

Una Historia Política para Análisis y Reflexión (V)

Para el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes son un historial de fundamental importancia para Direccional hacia el Análisis, la orientación y la Reflexión en los actuales momentos, o en sus efectos como lo expresado por Jefe del Poder Público Nacional, Nicolás Maduro: "En Venezuela construimos un modelo de sociedad basado en el amor a la familia, la amistad y la lealtad. Con profundos valores humanos y cristianos de solidaridad y unión fraterna que echan por tierra los antivalores del neoliberalismo que promueve el egoísmo y la mezquindad". Por lo que condenamos toda maldad de corrupción, de egoísmo, de persecución entre seres humanos, impunidad e injusticia, como los hechos ocurridos en contra de la señora Hilda de Rosales, crimen investigado por el difunto Comisario Fermín Mármol León, su escenario no fue otro que profundizar en las investigaciones que se suscribieron así:

--¿En alguna oportunidad ellos dos salieron con usted?

-- Muy pocas veces, el diputado salía poca con ella decía que la mujer poco debía estar en la casa atendiendo a los niños, que era ese su lugar.

--¿Considera usted que ellos no se llevaban bien?

--No sé.

--¿Cómo era el trato del Diputado con la Señora?

--A veces no era bueno.

--¿Usted aprecio algún inconveniente entre ellos?

En una oportunidad—expreso el chofer haciendo memoria.

¿Qué paso esa vez?

Yo bajaba las cosas del carro y cuando entre a la casa, él la grito en la cocina, inclusive la empujo ella lloraba.

--¿Piensa usted que él tenía razón o algún motivo para actuar de esa forma?

--No jamás, ella era una Santa, no sé si perderé el trabajo, pero el la trataba muy mal, algo pasaba. Hablaba poco: hace poco estaba enferma y le pregunte por la salud de la señora y el me contesto muy bravo que no sabía nada y no le interesaba: más nunca le hable del de la señora.

¿Entonces según lo que usted me dice, el señor rosales le trataba muy mal?

--Yo creo que sí, era injusto con ella, como si no la quisiera.

--Durante varias horas interrogue a Sarmiento, indiscutiblemente que no aporto nada útil para la investigación, fue ese su primer criterio, únicamente estaba muy claro que el Diputado tenía problemas personales con su señora la trataba mal; ¿eso sería una buena pista? no sabía pero era una pista interesante.

Hicimos todo lo posible para conversar con el Diputado Pedro Rosales y fueron infructuosas todas las diligencias llevadas a cabo con ese fin, dijeron que el hablaría al día siguiente con nosotros con esa iniciativa. Ese mañana no llego nunca: estaba muy ocupado, que estaba en una comisión de la Cámara y preparaba un informe final; excusas y más excusas. Yo me moleste una poco y hable con el director, a fin de que presionaba; lego a fin el ofrecimiento de que el Diputado Rosales, suministraría por escrito. Todas las respuestas a las preguntas por escrito que nosotros enviáramos a la Secretaria de la Fracción de su Partido, en el Congreso Nacional. A mí no me agrado mucho la sugerencia, pero era algo mejor que nade, prepare un cuestionario de ciento cincuenta y dos preguntas. Resultados, no las contesto; lo haría ante el tribunal que conocería del crimen de su esposa; entro en juego lo de la inmunidad parlamentaria. Si teníamos sospechas de él había que hacerse la tramitación respectiva solicitando, el despojo de la inmunidad; yo no tenía nada con él, ninguna prueba, ni siquiera un indicio, sospechas si era lógico, él fue el único en verla viva y unos de los primeros en verla muerta, además le llevo la fatal estatuilla, era mi principal sospechoso, ya que en segundo lugar, tenía a sus organizaciones clandestinas, yo hice hincapié a mis hombres que era muy posible de que alguien quería matar a la señora Hilda, por el motivo x, pudo aprovechar los momentos difíciles que vivía el país col terrorismos endurárselo a ellos. Era aparentemente sencilla y lógica una bomba enviada al Congreso, dirigida al Diputado Pedro Rosales, una virgencita con una carga mortal en su interior, él no era cristiano, seria para su esposa, y él se la llevó, pero también le llevo la muerte.

Nuestro criterio temeroso desde este Consejo de Derechos Humanos no es contra carne, sino contra los falsos valores lleno de espíritu inmundo que operan en el seno de cualquier escenario o instituciones donde se mueve la injusticia, la corrupción de la impunidad y el abuso de poder, no habrá quien y para quien, que: "Hacer justicia y juicio es a Jehová
Más agradable que sacrificio". (Proverbios 21:3). Por cuanto, "Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. (Salmos 34:15).

Próximamente continuaremos con nuestra relatoría y humilde análisis de cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes.

En pies de lucha con y por la Revolución de Cristo y de la Patria de Bolívar, en contacto apreciados (a) lectores por conabdh@gmail.com. Y @conabdh



Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: