Soy yo otra vez, mi Comandante

Otra vez yo me dirijo a Ud. mi querido Comandante para hacerle algunas
reflexiones que, sin temor a equvocarme le garantizo comparten muchos
compatriotas, y se las hago (ojalá le lleguen), porque creo nuestro deber
contribuir con lo que podamos para llevar a cabo esta inmensa tarea: cambiar
a nuestra Patria, cambiar el mundo.

Me pregunto ¿es que no tenemos más compatriotas capaces?, ¿tenemos que
designar Ministros a unos diputados que como Ud. bien sabe no despiertan
ninguna confianza en nosotros?, ¿olvidamos que apenas votamos menos de
3.000.000 de venezolanos para elegir a esta Asamblea?, ¿por qué sería?.

Algunos de los cambios son para mi muy modesto entender, inentendibles.
Cambiar a Merentes, a Moncada o a Isturiz, no lo entiendo. En Cambio no
cambiar a María Cristina ni Elias Jahua, tampoco lo entiendo. Por supuesto
el cambio de Dorado clamaba al cielo, no conozco a su sustituto así que
espero sinceramente lo mejor de él, no sólo en cuanto a promover la
aprobación de nuevas leyes, sino más bien a la aplicación de las actuales,
que no son tan malas, lo que sucede es que hay que aplicarlas. Además,
tenemos que crear conciencia en todos nosotros de la necesidad de trabajar,
para exigir derechos hay que cumplir deberes, necesitamos modificar la
mentalidad tan extendida de que todo nos lo merecemos y a cambio no tenemos
que dar nada.

De todas formas mi querido Comandante, no basta cambiar gente, ni siquiera es
necesario hacerlo, lo que es necesario es estar todo el tiempo sobre ellos.
Y Ud. me dirá que no le alcanza el tiempo, le creo, se que Ud. trabaja
mucho, pero recuerde a Mao: "Si quieres que algo se haga, hazlo tu mismo" y
mire que para Mao con más de mil millones de chinos debio ser una tarea de
titanes hacerlo todo él mismo, pero lo hizo. Exijales declaración jurada de
bienes a los salientes y a los entrantes, mándelas a chequear todas para ver
si son verdaderas, revise el nivel de vida de los familiares y amigos de los
salientes, a lo mejor se lleva más de una sorpresa, reúnase continuamente
con su gabinete, tiene un auxiliar de primera, el nombramiento de Jorge me
pareció un gol de Maradona y Pelé juntos y reunidos, pero recuerde Ud. es el
lider, no nos pase como cuando Bolívar, que tuvo (y no tenía más remedio que
hacerlo) que ir a libertar a América y cuando regresó había perdido a
Venezuela.

No podemos darnos ese lujo, estamos Sr. Presidente en la recta final, la
efecacia, la honestidad, la rectitud, la disciplina, la organización, la
eficiencia, la competencia, la diligencia, la probidad, la justicia con
equidad, esas no son simples palabras, son la base, el fundamento de lo que
aspiramos construir.

Ocúpese directamente de los gobernadores y alcaldes, para ellos vale lo
mismo.

No es fácil, nosotros estamos aquí para ayudarlo pero poco podemos hacer si
jamás podemos acceder a Ud., abra canales de comunicación (siempre guardando
su seguridad) con su gente, probablemente aprenda mucho, aún de las
tonterias que se nos puedan ocurrir, con seguridad aprenderá más que de esas
lumbreras que lo rodean.

Perdóneme que siempre tengo una actitud contestataria, lo aprendí de Ud.,
Feliz Año Nuevo y un abrazo de quien siempre desde su pequeña trinchera está
junto a Ud.

veoch@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3509 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: