Ministro Pedro Infante

Ministro Pedro Infante, hemos conocido por la prensa nacional que actualmente se lleva a cabo un debate para la flexibilización de las medidas de confinamiento asociadas a la actividad deportiva (*).

Al parecer, el plan sólo incluye deportistas de perfil olímpico o de alta competencia.

Es comprensible que usted en su calidad de ministro, deba seguir lineamientos presidenciales.

Al día de hoy, el número de fallecidos por el coronavirus es de aproximadamente 15 personas.

Sin embargo, me tomo el atrevimiento de escribir esta misiva, para plantearle un punto de reflexión.

A casi 90 días del inicio de la cuarentena en nuestro país muchas personas que no pertenecemos al perfil olímpico, comenzamos a resentir los estragos de la vida sedentaria.

¿Sabe usted que siete millones de venezolanos sufren enfermedades cardiovasculares? ¿Sabía usted que el 20% de esos siete millones de personas morirán este año por infarto? (**)

Le digo éste número, para que no piense que el asunto deportivo es un tema "pequeño burgués" de gente que asiste a gimnasios y piscinas.

El ejercicio físico se realiza en innumerables espacios públicos, que no están siendo incorporados en la discusión que usted lidera.

Yo particularmente soy una mujer de 45 años, que nada en una piscina pública. Cuando la piscina está cerrada, porque el cloro no se consigue en el mercado, y la piscina cierra, subo a la montaña al menos un par de veces a la semana. Ambas actividades al parecer seguirán prohibidas por más tiempo.

Desde hace aproximadamente un mes, he comenzado a sufrir de presión alta, cosa que nunca me había ocurrido en mi vida.

Si siendo yo, una persona deportista y he comenzando a presentar estos síntomas, imagínese usted la cantidad de venezolanos que están comenzando a entrar en la categoría de hipertensos, ya no solo por toda la angustia que genera la crisis económica, sino ahora también, por la prohibición de las actividades deportivas de carácter recreativo y de tipo preventivo.

Por si fuera poco, tampoco hay medicinas o si las hay, son demasiado costosas.

Todo este escenario coloca en riesgo de muerte a amplios sectores de todos los grupos sociales, ya no por el coronavirus sino por las pésimas condiciones de vida.

¿Sabe usted la cantidad de personas que padecen depresión y enfermedades mentales y que encuentran en el deporte alivio y sanidad?

¿Sabe usted que en Venezuela el año pasado se suicidaron casi 7 mil personas? (***)

¿Usted cree que su función como Ministro de Deportes, es únicamente traer medallas al país? (muy escasas últimamente por cierto).

Usted es muy joven. Pero la vida es larga.

Póngase los pantalones, y no sea complaciente, que la vida de mucha gente está en sus manos.

Deje de amenazar a los entrenadores, de que los va a meter presos si llaman a la gente a hacer ejercicio. Esos entrenadores son quienes se calan nuestros achaques día a día, con lo mal pagados que están y encima ¿deben soportar persecución del gobierno?.

Deje que la gente vuelva a su ejercicio, con ¿precaución?, con ¿distanciamiento? Ok, perfecto, así lo haremos, pero deje que volvamos.

Sopese los números que le he dado, solo los de los hipertensos y los suicidas, y luego compárelos con los del coronavirus.

Haga gráficos, curvas, o montañitas de piedritas y muéstraselos a quien se los tenga que mostrar.

Piense. Y compare. No evada. No sea sólo complaciente con su jefe.

No sea cómplice de éste toque de queda disfrazado de coronavirus.

Y recuerde, al final, usted tendrá responsabilidad directa, en los vivos y en los muertos.

Diana Mahakala

3 junio 2020

Fuentes:

*https://www.eluniversal.com/deportes/72210/mindeporte-abre-debate-para-el-plan-de-retorno-vigilado-de-la-actividad

**https://www.google.com/amp/s/cronica.uno/hipertension-y-diabetes-afectan-a-464-de-la-poblacion-venezolana/%3famp_markup=1

***https://es.panampost.com/sabrina-martin/2020/01/02/hecho-en-socialismo-en-2019-tasa-de-suicidios-rompio-record-en-venezuela/

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 431 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas