Nuestra Agricultura

La actividad agrícola en Venezuela ha pasado por diversas etapas, podemos decir que la base tradicional de nuestra agricultura es campesina e indígena, heredera de las poblaciones rurales que fue bajando los niveles de producción, debido a la sencilla razón de la migración campesina a las ciudades por la influencia de una nueva cultura sobre la explotación petrolera, la otra razón es la desposesión sistemática de sus tierras producto del latifundio y el sistema que domino los terratenientes durante décadas en nuestra nación.

Las grandes extensiones de tierras eran vinculadas a familias con riquezas convertías en haciendas, hatos y otros, tierras que fueron arrebatadas a nuestros originarios propietarios, producto de la invasión española que llego a nuestro país tomando territorios y dándose título reales a las mejores tierras para crear modelos de cultivos extensivos distorsionando los modelos de producción que fueron llevados por nuestros ancestros.

Nos peguntamos ¿Qué ha venido impactando la actividad económica productiva, social y cultural de nuestra nación?, siendo destacados en la actividad agrícola, las necesidades alimentarias de la población han sido en su gran mayoría supliendo por medio de las importaciones. Podemos decir que la influencia de la renta petrolera se ha expresado como un hecho de importancia en la económica y en lo social para la actividad agrícola, por la facilidad abundante y reiterado flujo de ingresos para garantizar las necesidades alimentarias de nuestra población.

Parte de la emigración fue producto de la necesidad que presentan las empresas dedicadas a la explotación de las minerías, requerían mano de obra básica que sería suplementada en buena medida por jóvenes del medio rural, adicionalmente a esto le agregamos que en Venezuela los sectores de las élites políticas y económicas condicionaron la voluntad popular para mantenerse en el poder y obtener las mayorías de las tierras, que estaban en las zonas rurales y pudiéramos explicar a qué obedece parte de la baja producción agroalimentaria de nuestro país.

Evidentemente el modelo económico, producto del rentismo petrolero, tuvo importancia por varias décadas, heredadas de las viejas políticas, que se traspasaban las justificaciones para sostener la importación de bienes agrícolas y de influencia de las transnacionales para seguir con este negocio. Se puede decir que algunos estudiosos sostienen que las políticas agrícolas han fluctuado en función del alza o baja de los precios del petróleo y de los criterios que emitían los especialistas que tenían los gobiernos y manejaban la cartera agrícola nacional

La migración de los campesinos a la ciudad se fue incrementando a finales de la década de los cincuenta, sabemos que las aspiraciones de los campesinos fueron cercenadas, desde la lucha independentista un siglo, a pesar del impacto de la economía petrolera sobre la agricultura, pero sin embargo un sector campesino pudo resistir, no por una política de estado sino por una reacción social a un modo de subsistencia, enfrentando el modelo con una visión industrializada, buscaban imponer un modelo de agricultura condicionada por las empresas transnacionales.

Los modelos de pequeños productores o campesinos tradicionales que han venido desarrollando desde las prácticas y experiencias agroecológicas en diferentes partes de nuestro país, al recordar a nuestros abuelos con los conucos, huertos familiares entre otros,

nuestros campesinos vienen realizando la agricultura desde tiempos precolombinos y posteriormente, antes de las colonia, el modelo de exportación fue inducido por los españoles con el cacao, el algodón y el maíz, pudiéramos generar un debate sobre el modelo de agricultura que heredamos de nuestros aborígenes, sembraban en una parte los granos de maíz y otros productos asociados, en otro espacio los tubérculos yuca, ñame, entre otros, durante mucho tiempo, debemos conocer que durante la colonia se imponen los conocimientos y las prácticas de otra cultura entre ellas la española y las africanas en la agricultura venezolana el cual cambio la agricultura ancestral.

Desde años las legislaciones han buscado garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, pero los sectores económicos que manejan el control agrícola ejercen y deciden cual es el modelo a seguir y terminan imponiendo modelos estadounidenses de agricultura, incluso tuvo marcado sellos a través de corporaciones y fundaciones privadas como Ford, Rockefeller y otras, en la creación de los institutos de enseñanza superior e investigación agrícola no sólo en Venezuela sino en toda Latinoamérica para llevar la agroindustria, como un ejemplo de agricultura moderna, a base de mecanización con uso del monocultivo y de fertilización química y tóxica, con patrones de visión industrial del modelo agrícola norteamericano.

Debemos recordar que la Constitución de 1999 establece una nueva arquitectura jurídica, en el artículo 305 se garantiza la soberanía alimentaria y la seguridad alimentaria, pero llevar a cabo esta realidad se han hecho avances importantes para evitar que sigamos con el consumo de agro veneno y productos transgénicos, que tenían los puertos libres, hemos tenido un avance importante, en Venezuela hay seguridad alimentaria a pesar que han diseñado un bloqueo económico.

Actualmente realizan mercados solidarios a la población por medio de los CLAP, se llevan a cabo planes de producción agrícolas, pero no hemos alcanzado la soberanía alimentaria, todavía llevamos parte de las políticas de puerto, dependemos de importaciones para llegar a un gran número de hogares y romper con los viejos modelos del rentismo.

El mundo se detiene producto de ataques imperiales, debemos volver al desarrollo de nuestra agricultura tradicional, la campesina e indígena que heredemos de nuestros antepasados, los conucos y huertos familiares, huertos medicinales, el gobierno bolivariano inicio con una visión para desarrollar todas las experiencia, desde lo endógeno adaptada a las realidades del territorio, si bien lo estamos viviendo la movilidad se detuvo, ya que no se trasladan los alimentos, debido que desarrollamos la producción desde lo endógeno, no es necesario depender de los monocultivo o de las corporaciones que tienen el negocio de la comida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 771 veces.



Jhonny José García Escalona

Productor Radial Comunitario. Promotor cultural.

 escalonajh@gmail.com

Visite el perfil de Jhonny José García Escalona para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny José García Escalona

Jhonny José García Escalona

Más artículos de este autor