Artillería del Análisis

Creación de un sistema nacional de ciudades

Para el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), la Geopolítica territorial de Venezuela, nos sitúa en un escenario reivindicativo para construir nuevos valores de liderazgo para la postrimería de la Nueva Geopolítica Mundial de los Derechos fundamentales, en la cual tome cuerpo un MUNDO MULTICÉNTRICO Y PLURIPOLAR de los Derechos Humanos. Esa Nueva Geopolítica territorial debe y tiene que estar centrada en que la soberanía plena de la República se ejerce en todo el territorio nacional, continental, marítimo y aéreo, así como en todos los espacios geográficos: continental, insular, lacustre, fluvial, mar territorial, áreas marinas interiores, históricas y vitales y las comprendidas dentro de las líneas de base rectas que ha adoptado o adopte la República; el suelo y subsuelo de éstos; el espacio aéreo continental, insular y marítimo y los recursos que en ellos se encuentran, incluidos los genéticos, los de las especies migratorias, sus productos derivados y los componentes intangibles que por causas naturales allí se hallen, proposición e iniciativa que ejercicio y batallo el comándate Chávez en su propuesta de reforma constitucional.

Posición Geográfica.

Nuestro mapa geográfico territorial esta direccionado hacia el oriente en forma de herradura la cual se encuentra la isla de margarita. Porlamar por el sur y la hermosa bahía de Juangriego al norte. De allí aparecieron Francisco Fajardo, Santiago Mariño, Juan Bautista Arismendi y la heroica destacada figura de Luisa Cáceres. A las puertas del golfo del cariaco se asoma Cumaná, la primogénita del continente, con sus manzanares y su Mariscal de Ayacucho. Como una prolongación de la Costa oriental la península de Paria avanza hacia la isla de Trinidad, en otros tiempos venezolana.

Sin olvidar que por Puerto la Cruz son caminos rumbo a playas extrajeras el petróleo que producen los campos de oriente. Anzoátegui con unos antecedentes fundamentales de recuerdo del lanzazo que segó la vida de Boves en úrica y en Barcelona se conserva las ruinas de la casa Fuerte que hizo famoso el valor de Pedro María Freites. Y seguidamente por el sur corre Orinoco que se ha abierto en numerosos caños antes de entregarse al mar para que exista el estado Delta Amacuro. En sus márgenes se levanta Ciudad Bolívar, la angostura del Congreso, la Angostura de Bolívar, la angostura de Guayana, más allá el sector Puerto Ordaz ve pasar las embarcaciones repletas con el hierro de Guayana.

Su profundidad de espacio selvático se encuentra las aguas del Caroní, del rio negro, del Ventuari del Guainía y muchos nombres aborígenes. Recordar Calabozo y San Fernando en nuestros llanos nos ubican en la memoria de los valientes jinetes de Páez que en Mucuritas y las Queseras del Medio conquistaron señaladas victorias. Aragua, Carabobo y Yaracuy saturan los mercados con los productos de su agricultura. Y una gran industria, la Petroquímica se adelanta a ganar para el futuro la producción de importantísimos artículos. Determinante espacio territorial esta la Fértil región de Portuguesa con la colonia agrícola de Turén. Lara con Barquisimeto y El tocuyo, donde ya en los días de la colonia había fábricas de tejidos. Coro en el estado Falcón donde por vez primera en el continente americano se ofició un día el sagrado rito de la misa.

Importantísimos el Zulia con su largo poblado de taladros por donde fluye interminable el petróleo que alimenta las grandes refinerías de Punta de Cardón y Amuay en la península de Paraguaná, y llena los enormes vientres de los supertanqueros que se desplazan por todo el mundo. También aquí la ganadería y la agricultura encuentran ambiente propicio para su desarrollo. Maracaibo es la capital del occidente venezolano.

En el macizo andino, su clima se atempera para el broten las flores y pueblitos pintorescos. Desde Mérida, Ciudad Universitaria y de tradición, el pico Bolívar brilla bajo el sol con sus cumbres nevadas, un sin número de ríos baja desde el otro lado de la cordillera a fertilizar las tierras del sur del lago. En el Táchira, la Grita, Colón Tariba o Palmira preparan al viajero. La entrada a San Cristóbal pujante ciudad sobre el Torbes. Y como decía J. León Suniaga, es hermoso viajar por esta tierra tan llena de recuerdos y riquezas. Día vendrá en que sobre este mapa aparezcan señaladas también, al lado de las grandes carreteras, las rayitas negras indicadoras de miles de kilómetros de ferrocarriles. Entonces será más fácil recorrer esta extensión querida de la patria en la plenitud de su desarrollo espiritual y material.

Geopolítica Territorial.

Nuestra geopolítica geográfica territorial, no es otra que, el espacio insular de la República que comprende los archipiélagos de Los Monjes, Las Aves, Los Roques, La Orchila, Los Hermanos, Los Frailes y Los Testigos; las islas de Margarita, Cubagua, Coche, La Tortuga, La Blanquilla, La Sola, de Patos y de Aves, además las islas, islotes, cayos y bancos situados o que emerjan dentro del mar territorial, en el que cubre la plataforma continental o dentro de los límites de la zona económica exclusiva.

Hay que estar claro desde el punto de vista geográfico, que los espacios acuáticos constituidos por la zona marítima contigua, la plataforma continental y la zona económica exclusiva, la República ejerce derechos exclusivos de soberanía y jurisdicción en los términos, extensión y condiciones que determinen el derecho internacional público y la ley. Corresponden a la República derechos en el espacio ultraterrestre suprayacente, incluyendo las órbitas geoestacionarias respectivas y en las áreas que son o puedan ser patrimonio común de la humanidad, en los términos, extensión y condiciones que determinen los acuerdos internacionales y la legislación nacional. En el entendido que, el territorio nacional se conforma, a los fines político/territoriales y de acuerdo con reivindicar la propuesta de la nueva geometría del poder, por un Distrito Federal, en el cual tendrá su sede la capital de la República Bolivariana de Venezuela, por los estados, las regiones marítimas, los territorios federales, los municipios federales y los distritos insulares. Nuestra autoridades legislativa constituyente debe asumirla como la unidad política primaria de la organización territorial nacional que será la ciudad, entendida ésta como todo asentamiento poblacional dentro del municipio, e integrada por áreas o extensiones geográficas denominadas comunas. Donde las comunas serán las células sociales del territorio y estarán conformadas por las comunidades, cada una de las cuales constituirá el núcleo territorial básico e indivisible del Estado Socialista Venezolano, donde los ciudadanos y las ciudadanas tendrán el poder para construir su propia geografía y su propia historia, respetando y promoviendo la preservación, conservación y sustentabilidad en el uso de los recursos y demás bienes jurídicos ambientales. A partir de la comunidad y la comuna, el Poder Popular desarrollará formas de agregación comunitaria político-territorial, las cuales serán reguladas en la ley nacional, y que constituyan formas de autogobierno y cualquier otra expresión de democracia directa.

Constitucionalizar un Sistema Nacional de Ciudades.

Hay que retomar e impulsar un debate constructivo, como es la creación de una estructura geográfica territorial, donde el Estado venezolano desarrolle una política integral para articular, crear y constitucionalizar un Sistema Nacional de Ciudades, estructurando lógica y razonablemente las relaciones entre las ciudades y sus territorios asociados, uniendo y sustentando las escalas locales y regionales en la visión sistémica del país. De manera que, el Estado garantice la función y uso social del suelo urbano, y prohíbe toda acción especulativa respecto a la renta de la tierra, propugnando la superación de los desequilibrios económicos, las asimetrías en la dotación de servicios e infraestructura, así como sobre las condiciones de accesibilidad, físicas y económicas, de cada uno de los componentes del citado Sistema Nacional de Ciudades, y considerándose que todos los ciudadanos y todas las ciudadanas, sin discriminación étnica, de género, edad, sexo, salud, orientación política, orientación sexual, condición social o religiosa, disfrutarán y serán titulares del derecho a la ciudad, y ese derecho debe entenderse como el beneficio equitativo que perciba cada uno de los habitantes, conforme al rol estratégico que la ciudad articula, tanto en el contexto urbano regional como en el Sistema Nacional de Ciudades.

En conclusión hay que dejar claro, que es necesaria la creación de una ley especial a objeto de establecer y promover la unidad político/territorial de la ciudad de Caracas, la cual será distinguida como Cuna de Simón Bolívar, El Libertador, y Reina del Warairarepano. El Poder Nacional, por intermedio del Poder Ejecutivo y con la colaboración y participación de todos los entes del Poder Público Nacional, Estadal y Municipal, así como del Poder Popular, sus comunidades, comunas, consejos comunales y demás organizaciones sociales, dispondrá todo lo necesario para el reordenamiento urbano, reestructuración vial, recuperación ambiental, logros de niveles óptimos de seguridad personal y pública, fortalecimiento integral de la infraestructura del hábitat de las comunidades, sistemas de salud, educación, cultura, deporte y recreación, recuperación total de su casco y sitios históricos, construcción de un sistema de pequeñas y medianas ciudades a lo largo de sus ejes territoriales de expansión y, en general, lograr la mayor suma de humanización posible en la Cuna de Simón Bolívar, El Libertador, y Reina del Warairarepano, que fue y sigue siendo el sueño de nuestro comándate Chávez. En definitiva estaríamos hablando de un verdadero Estado Popular, Democrático, de Derecho y de Justicia Social, donde la Revolución Bolivariana y la construcción al Socialismo van a depender de los principios constitucionales, de los principios cristianos, y de los verdaderos principios rectores de los deberes y conducta de los servidores públicos, de la Ética Pública y de la Moral administrativa, de esos principios de honestidad, de transparencia, de vocación de servicio, de equidad, lealtad, de decoro, de eficacia y eficiencia, de responsabilidad y puntualidad. Finalmente, Chávez en una de sus línea dijo: "El objetivo supremo, lo sabemos, es la independencia. ¡El camino, que nadie lo dude un instante, es la Revolución! ¡La bandera es el socialismo! ¡El líder es Simón Bolívar¡

En pies de lucha con y por la Revolución de Cristo y de la Patria de Bolívar, en contacto apreciados amigos y amigas lectores del conabdh@gmail.com. Y @conabdh



Esta nota ha sido leída aproximadamente 852 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: