Sobre el aislamiento y la verdadera actitud revolucionaria (I)

Lo político

Por excelencia los revolucionarios en el mundo se han caracterizado históricamente por desarrollar y aplicar efectivamente la Planificación, como desencadenante de procesos políticos, sociales, económicos, culturales, tecnológicos y científicos que se proponen derrotar definitivamente un Sistema que explota también de forma planificada, sistemática para ser tener más precisión. Esta capacidad de planificar se alimenta de la paciencia, constancia y disciplina, vale destacar que son valores que se fortalecen en cualquier aislamiento, y a su vez fortalecen el espíritu en cualquier aislamiento.

A lo largo de la historia la violencia reaccionaria de los Imperios han pretendido doblegar las voluntades revolucionarias de los pueblos por medio del encarcelamiento (aislamiento) de los principales elementos de la vanguardia en la población, parafraseando a Ernesto Che Guevara si la revolución es verdadera conlleva confrontar con todas las formas de lucha al sistema hegemónico a sabiendas que este también dispondrá de todas sus formas para defenderse. Aun así, en los momentos vigentes para algunas personas se hace indivisible la línea delgada en que todo gobierno revolucionario que encarcele a un criminal de cuello blanco, debe ser catalogado de dictadura y la vileza pasa a ser considerado preso político.

Esta situación se diferencia fácilmente de los fantoches por medio de dos preguntas: ¿Qué condiciones tiene de aislamiento? ¿Qué actitud determina la duración del aislamiento? Se hace necesario citar estas dos interrogantes para despejar el contenido de los absurdos que para nada son reflejo del enfoque de este escrito.

Al responder los cuestionamientos, en nuestra Patria contamos con buenos ejemplos y malos ejemplos; el primero y más reciente fue el Teniente Coronel Hugo Chávez, el segundo y también reciente es Leopoldo López. Bajo las premisas iniciales citadas ambos pueden considerarse que fueron aislados, ahora bien, respondiendo la primera pregunta sobre el Comandante Hugo Chávez, basta citar que fue recluido en la cárcel de Yare (infraestructura para presos comunes), no hubo diferencia en tratamiento porque precisamente el gobierno de turno necesitaba enfriar al huracán Chávez de la escena pública nacional, debido a su creciente liderazgo por los hechos del 4 de febrero de 1992, actos por los cuales fue acusado y los cuales fueron asumidos con responsabilidad en toda su plenitud.

Esto demostró que el convencimiento y mayor altura de convicción a los ideales supera los pesares del hombre y la mujer, puesto que el Comandante día a día recibía al pueblo que lo iba a conocer aunque fuera de lejos, mientras desarrollaba y profundizaba los pilares teóricos de la Revolución Bolivariana. Esta breve descripción responde la segunda pregunta, el aislamiento cuando revolucionariamente se asume pasa a ser un escenario finito oportuno para cultivar madurar todo proyecto político, es asimilar el porvenir y planificar.

En el caso de López, después de convocar protestas masivas que concluyeron con la muerte de decenas de compatriotas, evadió la justicia y no asumió responsabilidad de sus actos pero justo cuando se echó la carta en el tablero político opositor de su desaparición física para avivar lar protestas violentas que estaban mermando, es cuando decide ponerse a la orden de la justica y por medio de su reclusión evitar un atentado a su integridad, vale destacar que su prisión es una confinada a funcionarios de alto nivel, ni siquiera su esposa lo visitaba diariamente. Los posteriores hechos demostraron su incapacidad para superar el aislamiento que propicio el mismo, porque a él lo guían intereses mezquinos que nada tienen que ver con la solución de las necesidades de las mayorías desposeídas. Cuando se lucha por la humanidad es la creciente conciencia colectiva alimento el espíritu.

Este breve contraste con la actitud de asumir el aislamiento, menester aterrizarlo en esta nueva etapa que se afronta como humanidad: la cuarentena social, esta sino es consiente al cabo de horas será angustiante, porque es innegable el colapso resultante del frenado abrupto y repentino al ritmo de vida tan rápido que tiene la dinámica humana, por ello superarla amerita de los mayores niveles de conciencia social, es cumplirla y cumplir el protocolo de prevención.

Ante este desafío casi apocalíptico, el buen ejemplo de la humanidad empujado principalmente por China, Cuba, Iran, Rusia, Venezuela por destacar la experiencia y esfuerzo de países que están en la vanguardia por combatir el Covid19, no es casual ni menudencia que todos coincidan en el desarrollo más consiente y respetuosamente prospero de la humanidad, donde es punto de honor la explotación del hombre por el hombre, a la naturaleza, la explotación de las potencias a pequeños países. Son estos los paladines que se erigen para derrotar esta pandemia. Aún a costa de paralizar cada nación al tomar medidas tan radicales pero tan efectivas por el bien de todo el pueblo.

Del otro lado se sienta la desidia, el egoísmo e inhumanidad, encabezada por los padres políticos del Covid19, el Gobierno de los Estados Unidos, junto a gobiernos europeos y algunos gobiernos irresponsables del continente americano han tomado con mucha irresponsabilidad el tratamiento social a este caso, ignorando las medidas eficaces o ayudas médicas por provenir de "países comunistas", condenando así a sus sociedades, las cuales estando desamparadas serán victimas del coronavirus ya que en esas naciones solamente sobreviven precariamente las mayorías para que unas minorías amasen cada vez mayores volúmenes de fortuna y poder.

El mundo tiene que observar críticamente y de una vez por todas despejar de la incógnita del porvenir al imperialismo, en palabras más claras como diría Rosa Luxemburgo: Socialismo o Barbarie, es la única opción real y clara del futuro de la humanidad. Esta pandemia, considerada por algunos analistas como Pandemia Política es la muestra más evidente de la irreconciliable relación entre la humanidad y el imperialismo, ante este escenario el socialismo pasa a ser la verdadera salvación de la humanidad. Sobre esto se ha avanzado muchísimo, hoy las mayorías dudan de lo que dice la industria de la comunicación y publicidad sobre el Covid19; dudan que China deje escapar un virus que paralice su locomotora económica mundial; se convencen de que Estados Unidos que hace hasta películas donde crean virus y los usan como armas de guerra, pueda tener metidas sus manos en esta pandemia que paralizo el mundo, situación surrealista como de película, hay que sumar a la probabilidad de esta tesis las acciones de Donald Trump, quien personifica en esencia pura la soberbia de los ricos de creer que todo tiene un precio.

Este escenario batalla se ha fijado en tiempos de capacidad de superación de la pandemia, el porvenir de las naciones y sus pueblos radica en su fortaleza para derrotar definitivamente el Covid19, lo cual nos lleva a los revolucionarios y revolucionarias del mundo a asumir la cuarentena social, sea consiente u obligatoria por la legislación de cada país, para quienes luchan por un mundo mejor debe ser obligatorio el cumplimiento disciplinado de las medidas preventivas, nuestra vocación de labrar el futuro entra en una etapa de cultivar y madurarse, se trata de reinventarnos para derrotar definitivamente la explotación, el Imperialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 402 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas