Se nos ha perdido un país

Necesitamos encontrar los recuerdos, las esquinas del saludo, las celebraciones, la comunión fraterna de los iguales, los amigos, los onomásticos

Se nos ha perdido un país entre montículos de carbohidrato, entre ausencia calórica, entre volúmenes que avientan, que nos hacen las horas más pesadas

Entre hojillas ausentes, en el pelaje deshecho, los calzones raídos, los zapatos a ras del pavimento

Se nos ha perdido un país

Por mucho que miremos, las ventanas saben que se nos ha perdido el regreso, el bullicio, la algarabía de las mañanas, los preparativos

Entre las maletas, y las mochilas polvorientas, las que han sobrevivido de una lenta despedida

Entre los papeles, las contadas piezas de abrigar, se ha perdido un país

Entre las piedras amontonadas, el doble 5, las mesas diseminadas en cada rincón del barrio, aunque solo una débil luz alcance para la próxima jugada, una manera de gastar el tiempo inútil

Un atisbo que suma a la cuenta final de lo que se ha perdido

Se ha perdido un país, entre pésames virtuales, las condolencias ahora son asunto de otro tiempo

Hasta los sollozos quedaron para la suprema intimidad

Un país extraviado, entre un kilo de arroz por el cuerpo, o donde las divisas gobiernan el hambre, la desnudez, ellas suman otra desventura

Un país perdido entre fila de ventorrillos, sin compradores, ni saludos devueltos

Unos parques sin globos, carentes de helados, de correrías, de labios y rostros coloridos, un parque buscando otro país

Se nos ha perdido un pais, entre focos de ilusos compradores, paredes pintadas, y los rostros del poder bajo el efecto espejo

Se perdió un país entre bodas oficiales, remilgos que adornan palacetes, autos de mejor gama, al servicio del abuso

Se ha perdido un pais entre vuelos rasantes, escalas sin notificación previa, hoja de ruta desconocida

Un pais hundido, oloroso a mercurio, un pais medido en gramo, en onza, como una vez fue la leche de los niños

No se encuentra un pais, bajo la manga de ciertas cobardías, de adornada complicidad, de nauseabunda remuneración por los aplausos y los artículos suscritos, o los verbos repetidos hasta el bostezo

Se nos ha perdido el ángulo, la pose, el foco, el encuadre de lo que fue un pais, ahora la mejor figura emerge de lo que está diseminado

Se perdió el huso horario de un pais, todas las horas son mellizas, lentas, no hay prisa para que cambie el calendario, un pais detenido

Un pais reseco, despeinado, ya casi no importa la forma, tal vez, otro momento vuelva a valer la pena, de nuevo, cuando podamos encontrarlo, el secreto, el misterio, el camino, la faz, de ese pais que perdimos

Se nos ha perdido un pais, entre ofertas de paraíso, comisiones, planes, encadenamientos, amenazas, perseguidera, ofrecedera, arremetidas, contra su propia sombra

Entre ojos de gacela, aislamientos, defensa pública, incluso a contrapecho, juzgados perfectos, testigos a buen sueldo

Mientras en las avenidas, los callejones, las escaleras, los pasadizos, andan millones tratando de encontrarlo, aunque parezca lejos, puede reaparecer

freddyrojas18@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 539 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a287544.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO