¿La culpa de los problemas de Venezuela es de…, los marcianos?

El ser humano por naturaleza siempre ha querido atribuirle sus problemas, fallas e incapacidades a factores externos siempre los culpables son los demás, lamentablemente las venezolanas y venezolanos como individuos perteneciente a la raza humana no somos diferentes de ese comportamiento. Cuando éramos o somos estudiantes casi siempre le echamos la culpa a los profesores por nuestro bajo rendimiento, si salimos mal en un examen fue que el vecino no nos dejó estudiar, si mis hijos salen mala conducta fueron las juntas los que me lo echaron a perder, etc…

Pareciera ser que nos acostumbraron y nos acostumbramos a ese comportamiento, el cual replicamos en todos los ámbitos del que hacer cotidiano. Hoy la República Bolivariana de Venezuela (RBV) está padeciendo su peor crisis desde el punto de vista económico, social y político en el último siglo, los responsables de esta crisis al parecer están muy bien identificados dentro y fuera del país, también pareciera que los elementos y variables perturbadores y desestabilizadores de la economía, la política y la sociedad venezolana están definidos por los expertos en la materia, entonces me pregunto como dice la canción de reggaetón género musical que escucha mucho la juventud de hoy en día, ¿Y el anillo pa’cuando?, yo digo; ¿las soluciones de los problemas para cuándo?.

Siempre se ha dicho que los problemas que agobian al país son culpa de; los paramilitares, los gringos, Uribe, las transnacionales, el imperio, etc., y tienen razón son los responsables de muchos de esos problemas, pero también digo algo los imperios siempre han existido y las otras naciones también, y estas últimas estoicamente han tenido que resistir, combatir y coexistir con esos imperios desgraciados como el que nos tocó a esta generación, el imperio yankee y las grandes corporatocracias financieras y mediáticas que quieren dominar y dominan gran parte del mundo. Entonces por lo antes expuesto, si esas naciones pudieron superar todas esas amenazas, agresiones y humillaciones, porque el pueblo venezolano no puede, no j….da! claro que puede carajo!, dejemos de quejarnos y echarle la culpa a los demás, a los marcianos, a cuanta vaina se nos ocurra y disculpen el tono altisonante de mis letras, pero a veces siento un letargo resolutivo ante esta crisis, a la cual no se le ve final, pero tampoco se ve el inicio para solucionarla.

Es cierto que muchos de los problemas económicos, políticos y sociales que hoy padecemos son inducidos por factores desestabilizadores tanto internos como externos, pero nuestra cuota de responsabilidad en la construcción de un país, de una economía sana, de un aparato agro industrial productivo, de un campo laboral justo, equilibrado e inclusivo, una juventud formada y capacitada para los actuales y nuevos retos que impone el nuevo orden mundial donde queda. Si bien es cierto que se realizaron avances incipientes y algunos logros en estas áreas mientras estuvo como presidente y en este plano terrenal el Comandante eterno HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, pero también es cierto que se tomó el poder político, se formaron unas Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana (FANB) comprometidas con la nación y el proyecto socialista y anti imperialista, eso es lo que se escucha cuando hay las cadenas de ascensos o desfiles militares, también se ganaron alcaldías, gobernaciones, asamblea nacional constituyente, presidencia de la república, me pregunto qué más se quiere o se necesita para empezar a resolver los problemas.

Por otra parte comento, solo falta poner un pie fuera de nuestras fronteras y veremos pueblos, ciudadanas y ciudadanos padeciendo los mismos embates del capitalismo, el neo liberalismo y el imperialismo; los cuales son excluidos, explotados y marginados pero siguen luchando día a día en el campo, en las ciudades, en los ríos, en el mar, etc…ganándose el sustento diario para su sobrevivencia, que quiero decir con esto que no somos seres extraños, ni ajenos a este orden mundial impuesto desde el norte con sus aliados y lacayos, es importante que hagamos una cruzada donde la resilencia y la ecuanimidad sea nuestra bandera, dejar de quejarnos tanto y de buscar culpables por todos lados, asumamos nuestra cuota de responsabilidad, donde la adulancia, avaricia, burocracia, corrupción, ineptitud, mediocridad, negligencia y flojera de algunos nos han llevado en parte a este despeñadero, solo falta mencionar algunos casos emblemáticos como la expropiación de centrales azucareras, y lamentablemente hoy abandonadas o bachaqueando el azúcar, hatos y fincas, hoy la carne, leche y el queso suben su precio exponencialmente, últimamente la Kimberly Clark los pañales, toallas femeninas, papel higiénico entre otros, no se consiguen o sus precios no son accesibles para el pueblo. Por lo antes expuesto habría que razonar qué se hizo bien y que se hizo mal, para fortalecer lo bien hecho y corregir lo que estuvo mal hecho, y no seguir culpando de todo a otras u otros, por ultimo tenemos que preguntarnos ¿será que la culpa es de los marcianos o de quién?.

INGENIERO DE PROFESIÓN, HUMANISTA E INTERNACIONALISTA POR VOCACIÓN Y REVOLUCIONARIO POR CONVICCIÓN.

Pablo.vitola@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 659 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter