La diplomacia de Maduro le sigue dando la vuelta a la guerra de Trump

"Se ha comprobado que en una guerra aunque hayan "triunfadores" todos los bandos son perdedores, porque todo es antihumano" I.M.

La canción de Gilberto Sata Rosa "Perdóname" comienza diciendo

Pido la paz para esta guerra
Quisiera devolver mis armas
Parar con esta hostilidad
Que no conduce a nada
Te propongo una tregua

El presidente Maduro ha estado desde siempre, "Pidiendo paz para esta guerra" que le han hecho a Venezuela. Una guerra histórica y sin semejanza alguna, porque aun no vemos los torpedos que se ven en Oriente Medio. Ha pedido la paz para esta guerra por todos los medios diplomáticos conocidos, organismos internacionales, supra organizaciones de Derechos Humanos, órganos e instituciones nacionales e intercontinentales, y todo, absolutamente todo, a través de la habilidad que aprendió como canciller este chofer de autobús.

El presidente Maduro ha demostrado siempre que a "Querido devolver sus armas" para evitar esta guerra ¿Cuáles armas? Su diplomacia. Un nuevo acuerdo se acaba de firmar con otros actores de la oposición venezolana, personajes de todas las tendencias antagónicas donde habitan seres indolentes, donde hasta ahora han hecho vida dolarizada cual Judas de Jesús, personeros en ese antro antinacionalista, haciendo más daño de lo inconcebible en la bajeza humana, quienes han estado buscando el castigo más que de Maduro, a todos los venezolanos que por alguna razón u otra, en sus buenas intenciones han tenido su posición adversa hacia uno y otro lado de esta historia que vivimos en esta gran nación. Este acuerdo le sigue dando al presidente Maduro, de alguna forma, oxigeno y más tiempo en el cargo, lo que se traduce de que Maduro sigue más duro en la silla de Miraflores y lo que lo convierte en un hombre que ha sabido utilizar la diplomacia para evitar cual guerra suscitada en Medio Oriente como la de Irak, Libia, Siria, como últimos referentes directos de los halcones de la Casa Blanca

El presidente Maduro ha querido "Parar con esta hostilidad" que los sionistas de los EEUU han mantenido a lo largo del continente americano y a lo ancho del territorio venezolano
¿Quién puede negar la certeza de esta cruda realidad sin insumos de mucha índole que vive Venezuela y aun las "hordas" no se sublevan? ¿Quién en el mundo entero podría imaginar que Venezuela aun en medio de amenazas inusuales y extraordinarias se salvaría de una injerencia tradicional como lo ha referido la historia bélica de los EEUU? ¿Quién podría suponer que aun en medio de un bloqueo de toda índole sin precedentes en la historia, seguimos soportando estos avatares que se hacen cada día más insoportables? ¿Qué es lo que no ha permitido que nada maléfico aun no haya ocurrido o sucedido aquí, si se han dado todas las condiciones para una explosión del pueblo, si hay más razones que en el 89?

Hay que decirlo, el presidente Maduro durante todos estos años de hostilidad a demostrado que esta guerra "no conduce a nada" y que ¡Algo debe haber ocurrido durante los últimos años –se sospecha que sean 20- que no ha permitido ningún estallido social en Venezuela! El ciudadano de a pie aprendió que era mentira que le quitarían su negocio, sus hijos, su casa, su empleo, su vida, por el contrario, también el habitante de este país que albergó a los migrantes de la segunda guerra mundial, aprendió que la diplomacia de Maduro a logrado tomarlos a todos en cuenta aun con las diferencias, aun con las divergentes acciones de calle que han tenido unos grupúsculos, aun con las dicotomías entre la izquierda aun sin formarse como es, y la derecha sin terminar de aceptar que un nuevo modelo es posible siempre que se deje a un lado el ego destructor del señor de las tinieblas que vive en el norte, el de las Trump-etas que retruenan constantemente para amenazar la paz y la tranquilidad que le ha robado a un pueblo noble y creyente que busca su independencia sin injerencias, sin guerras de ningún tipo, de ninguna generación, porque aquí está la generación de hombres y mujeres que transformaran a Venezuela como centro de la esperanza de muchos pueblos oprimidos que no pudieron soportar lo que aquí es inexplicable entender para el mundo entero.

El presidente Maduro le ha dicho a Trump "Te propongo una tregua", y le metió de nuevo la diplomacia con la que seguirá negociando para caerle antes y delante a la guerra de los halcones, sionistas y al mismísimo a Trump

 

Nuestro legado… también es sagrado

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 597 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282980.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO