El fenómeno Venezuela recorre el mundo y se profundiza

“Un fenómeno tiene que ser visto como un hecho que trasciendo la costumbre de lo aprendido, y la oportunidad de transformarlo en su aliado” I.M.

Algunas aserciones de fenómeno: Un vocablo griego que significa apariencia. Cualquier hecho observable. Una cosa extraordinaria

Después de un cierto tiempo por diversas razones, he decidido desempolvar los archivos de algunas telarañas de ideas dejadas premeditadamente. Una ausencia más que justificada para un retiro reflexivo. El daño de diversos sectores a nuestra sociedad que hasta ahora así lo ha decidido, y en la espera de lo que sucederá con el acuerdo firmado este lunes 16 pasado, acuerdo que ha recorrido el mundo en la espera de un “milagro”. Muchos daños colaterales, algunos irreversibles, preguntas que han llegado a medio mundo y respuestas encontradas sin soluciones aparentes, dudas razonables de muchos y sentimientos irrazonables de otros, contradicciones de una sociedad convulsionada por el EGO brutal y abismal de much@s, de un lado y de otro, de la derecha y de la izquierda, de arriba y de abajo, religiosos y ateos. la inmisericordia galopante de grupos y sectores de almas negras, desde el vil pensamiento hasta el deshumanizado sentimiento de una raza suprema de elites gangrenadas a todos los niveles de una sociedad víctima del despotismo de grupos anárquicos que se oportunaron de la necesidad de que a esta nuestra sociedad venezolana, aun le falta por crecer en lo espiritual –lo ético, moral, con verdaderos valores, principios- sociedad que desde el año 1999 creció extraordinariamente en lo material y económicamente, pero no para ser recta hasta el final en las adversidades de una crisis como la que se vive en Venezuela.

Bien, my bien, ¿Y ahora que con el fenómeno de Venezuela? ¿Quién no sabe -dentro y fuera- lo que acontece hasta la actualidad a la sociedad venezolana? Son tantos los daños colaterales, que hacer una lista sería hacer un solo artículo con dicha lista ¿y para qué? El mundo neoliberal sabe sin pérdida ni desperdicio de nada, que lo económico es lo que domina el mundo sin parangón. Guerras de todo tipo se justifican desde siempre, para obtener dinero a costa de lo que sea, y Venezuela se convirtió en el laboratorio de acción más extraordinaria de hacer, robar, bloquear y secuestrar dinero ante los ojos de un mundo “silente” acostumbrado a los amos del mundo. El daño económico en Venezuela es tan dantesco e inexplicable por su apariencia, que me ha tocado sugerirle a muchos economistas que tienen que estudiar de nuevo porque las formulas que le enseñaron en las universidades, no sirven para interpretar y entender los acontecimientos económicos –fenómeno- que siguen sucediendo en Venezuela. El mejor ejemplo ¿Cuánto es o a que nivel numérico llega una de las últimas depreciaciones en las que está considerada en Venezuela? Nada menos que 29.862.393.456% -veintinueve mil ochocientos sesenta y dos millones trescientos noventa y tres mil cuatrocientos cincuenta y seis por ciento- ¡esto es incalculable para cualquier economía en nación alguna del mundo! Recuerdo cuando en Argentina en el año 2001 tuvo 4 presidentes producto de múltiples problemas económicos en esta nación austral, nada comparables hoy dia, con los de Venezuela. ¿4 presidentes en un año? : Eduardo Camaño 30 de diciembre de 2001 / 2 de enero de 2002, Adolfo Rodríguez Saá 23 de diciembre de 2001 / 30 de diciembre de 2001, Federico Ramón Puerta 21 de diciembre de 2001/ 23 de diciembre de 2001, Fernando de la Rúa 10 de diciembre de 1999 / 21 de diciembre de 2001

Los economistas del mundo deben estarse revolcando y preguntando ¿Que sucede entonces en Venezuela? ¿Qué fenómeno es este observable en Venezuela que no puede ser explicado bajo ninguna de las formulas, procedimientos o procesos del modelo enseñado desde hace doscientos años por Adam Smith, el fundador intelectual del capitalismo, quien lo creo como un sistema económico donde los precios y el libre mercado son regulados por la ley de oferta y demanda ¿Ley de oferta y demanda? ¿Cuál? ¡Explíquenlo con el caso Venezuela! Despierta Adam, porque tu economía clásica y filosofía de la economía, la distorsionaron con todos los “hierros”, ya no funciona matemáticamente en Venezuela, sin percatarse que este modelo ya no puede seguir siendo enseñado ni explicado como hasta ahora. ¿Cómo explicar este fenómeno que en Venezuela todo aumenta sin razón ni son? ¿Cómo es que el dólar sube y los productos suben desproporcionada y abismalmente sin obediencia a ningún análisis económico o criterios de mercado, y de repente, el dólar baja y los productos o artículos lo que hacen es subir más? ¿Qué fenómeno es este en Venezuela que no obedece a ninguna regla, cálculos, formulas, estimaciones de costos, estructuras de costos? ¿Qué ciencia se podría utilizar para explicar el fenómeno de inflación, hiperinflación, deflación, devaluación, y toda la perversión o depravación incalculable que se da en Venezuela gracias a todos los benditos sectores antisociales? ¿Cómo explicar económicamente esta apariencia de los hechos observables en esta cosa extraordinaria que está sucediendo en Venezuela?

El Petro espera por un nuevo modelo que será insertado en la Nueva Ruta de la seda que China ha diseñado en la nueva arquitectura geopolítica económica mundial. El Petro es la única cripto divisa con soporte tangible que existe en el mundo. Si permiten que despegue, sería un ejemplo muy costoso para el mundo occidental porque somos aliados comerciales y geoestratégicos de China. La ruta de la seda es un proyecto más que ambicioso que China ha estado desarrollando con rutas o corredores por medio mundo e involucrará a la Eurasia y en la América a Brasil como miembro del BRICS y Venezuela hasta ahora, rutas que estarán pasando por 60 países en tres continentes ¡increíble! y que además involucra el 75% de las reservas energéticas del mundo y se calcula que generará el 55% del PIB mundial ¿el 55% del PIB mundial? ¿Mas de la mitad de la economía del mundo para China? Sin precedentes en la historia, y por si fuera poco, el 70% de la población de esta única nave espacial, el planeta Tierra será su clientela. La Ruta de la Seda es nuestra ruta del futuro, el Petro, nuestra oportunidad.

El alto gobierno debe explicar esto muy bien seriamente a todos los sectores de la vida social, empresarial, comercial, para motivarlos a deponer sus actitudes egoístas. Debe aprovechar los acuerdos que se están firmando para ofrecerles la oportunidad que todos debemos aprovechar de este mundo que está cambiando queramos o no aceptarlo, porque todo evoluciona, todo cambia en la historia. Los fenómenos históricos ocurridos lo demuestran. Venezuela será uno de ellos

Nuestro legado… también es sagrado


Esta nota ha sido leída aproximadamente 886 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282542.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO