Bolívar siempre Bolívar

Es verdaderamente incomprensible que después de más de doscientos años del nacimiento de Simón Bolívar todavía haya lagunas en el conocimiento de su vida, de su obra y de su pensamiento.

Ha habido etapas de exaltación bolivariana, pero enseguida sobreviene la campaña antihéroe. Hoy en día asistimos al renacimiento del bolivarianismo, en un proceso que comenzó por adjetivar el nombre de Venezuela como República Bolivariana y la vemos contemplada en los principios fundamentales de nuestra constitución de la república bolivariana de Venezuela en su art.1. Que dice "La república bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente", así como la invocación que se manifiesta en el preámbulo de nuestra constitución donde se invoca la protección de Dios, y el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana.

Pese a todo, pese a ser nuestro libertador, pese a lo que predican en las escuelas, liceos, colegios y universidades mi pregunta es ¿conocemos a Bolívar? Y yo mismo me respondo, yo creo que no.

Conocemos es al Bolívar de las charreteras, el jefe militar, el de las campañas libertarias, el Bolívar que han promocionado.

Pero el Bolívar humano, el que creció y se formó y enarbola la antorcha de la libertad, el de los pensamientos aún vigentes, el de los sólidos principios que dan origen a una doctrina bolivariana, ese Bolívar no se conoce bien.

Creo que el venezolano en general, salvo las excepciones de rigor, no ha internalizado totalmente lo que significa el ser bolivariano, no de la boca para afuera, sino de conciencia, mente y corazón.

Bolívar fue un ciudadano ejemplar que dio su vida por nuestra patria y muchas otras de América, que pese a todo su valor dejo también muchos documentos escritos de vital relevancia para la humanidad y uno de ellos fue el realizado ese 10 de diciembre de 1830 y mejor conocido en la historia como última proclama del Libertador.

Bolívar el Libertador, líder y prócer de la independencia de al menos seis naciones americanas, en su última proclama aun estando débil y consciente de su grave condición exhibe sus dotes de liderazgo en procura de dar continuidad a su emprendimiento más preciado la unión de la gran Colombia.

Su humildad, el interés por el bien común, el desapego a lo material, la disposición al perdón y el amor a la patria, son valores que evidencian en este documento su alta capacidad de liderazgo aun sabiendo que su fin estaba cerca.

Creo que Simón Bolívar intenta en su última proclama expresar sus últimos deseos y pensamientos, ya que era consciente de su critico estado de salud y el veía necesario realizar este documento, al mismo tiempo la puedo interpretar como una petición donde promueve la unión y fraternidad no solo de la gran Colombia (que para ese entonces estaba disuelta) sino de los pueblos americanos, la proclama es incluso un alerta a lo que podía ser el desgaste de la libertad a favor de la tiranía.

Al leer esta última proclama del Libertador Simón Bolívar me llama mucho la atención su último párrafo en donde dice " si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro", cuando el Libertador se refería al cese de los partidos obviamente no eran partidos políticos en esa época los partidos eran movimientos separatistas que atentaban contra la unión de la república, y su proclama la finalizó de esa manera, recordando que solo descenderá en paz y sereno al sepulcro, si cesan esos movimientos separatistas y consolidando la unión de su amada república Colombia, cosa que en los actuales momentos aún no se ha materializado debido a las distintas diferencias existentes entre los pueblos americanos hoy en día, entonces nuestro amado Libertador todavía no descansa en paz.

A pesar de todo esto el Libertador fue el único hombre de su época y de cualquier época que fue capaz no solo de libertar, sino también de darle forma legal, social y política a todo un continente.

Bolívar fue el paladín de la revolución por la independencia suramericana, reconocido por sus propios adversarios de la época.

La grandeza de Bolívar no podrán disminuirla jamás, por el contrario se agiganta y cobra vigencia en el tiempo.

El destino de Bolívar puede paragonarse con el de todos los grandes hombres de la historia que ayudaron a progresar a la humanidad, hombres que tuvieron un propósito e inmanente conocimiento de las ansiedades de su prójimo y supieron expresar en palabras las necesidades silenciosas de las masas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 837 veces.



José Gómez Pinto


Visite el perfil de José Gómez Pinto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gómez Pinto

José Gómez Pinto

Más artículos de este autor