A Vladimir

La buena mesa del este de Caracas, donde se dan reuniones de contenido conversatorio rociado de buen escocés y comida bien sazonada, es muy tentadora y los trajes de buen corte moderno deben estar a la moda para llegar en vehiculo lujoso que lo muestre como un oligarca ante los asombrados comensales de los restaurantes de la zona. No debe dejar dudas ante esos comensales de que ya la vida aquella de revolucionario, miembro del chavismo ramplón, ha quedado atras y que optó por la vida mundana de un oligarca. Para justificar mas su salto de talanquera escogió la lucha por la defensa de los ddhh de todo aquel terrorista, ladron de cuello blanco ex miembro del gobierno, agresor con inmunidad parlamentaria, y cualquier opositor al gobierno. Para llevar a cabo su gestión en no dejar dudas, utilizó sus antiguos lazos chavistas para hacerse con la amistad y la sociedad de los compradores de Globovisión para disparar desde esa tribuna de opinión, usando la "inmunidad" que le permite a los periodistas disparar todo el arsenal de mentiras, medias verdades, suposiciones, y todo lo que le sirva para denostar del gobierno de sus antiguos compatriotas y del cual fue parte hasta que no aguantó la tentacion del buen restaurant, lujoso carro, y todo lo que le presente como un oligarca. Es asqueante verlo frente a un entrevistado ex compañero exprimiendolo hasta el extremo con preguntas inquisidoras mientras a cualquiera de sus nuevos aliado los trata con manos de seda y hasta justifica o los exonera de cualquier delito cometido por ese entrevistado en su participación en guarimbas, golpes de estado fallido, magnicidio en grado de frustración y todo lo que ha hecho la oposición. De repente es NI-NI, se coloca al lado del diálogo pero le pide al chavismo que vaya a nuevas elecciones presidenciales y le reprocha a Maduro su culpabilidad por que no cede en las conversaciones a ese deseo de él. Tilda a Diosdado de radical y obstruccionista por que este defiende la constitución al oponerse a peticiones de los escualidos que no las contempla la bolivariana. Se atreve a solicitar libertad a presos por cometer delitos comunes y adjetivarlos como politicos aduciendo violación de derechos humanos a asesinos como los que quemaron vivo al joven Figuera, etc.

Como todo baboso no lo quiere ningun bando y se da el toupe de denunciar torturas ejecutadas en los organos del estado pero no muestra una prueba fehaciente de lo dicho. Se vale de un hecho que ya la fiscalía investiga como un acto eventual y no como política del gobierno, además todavía no está claro del todo cómo ocurrió y ya hay detenidos. Todo lo hace por ganarse el placé del otro bando a quien se opuso hasta que vió la buena vida que le gustó, despues que fue diputado, embajador y otros cargos del gobierno chavista. Que la goces mucho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2161 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280572.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO