El diálogo en Oslo o la gran jugada

Llámese como se llame, diálogo o encuentro, la verdad es que la misma se hace a espaldas del pueblo venezolano, en silencio, en un secreto aparente INCOMPRENSIBLE, ya que el "Nalgas" dice y desdice cuanto le viene en gana por su boca. Tal como pirañas devorando un ternero en medio del Orinoco, o Pilatos con Caifás cuando el Sanedrín quería crucificar a Cristo, así nos figuramos que son estos largos contertulios.

Se encuentra el paciente y sufrido pueblo venezolano en medio de la corriente, entre la incertidumbre de dos aguas, mientras los unos y los otros se pasean por la capital de Oslo, hablando, dialogando y comiendo a tutiplé, remozando estas comidas con algún buen vino u otro licor de moda del momento, así que estos "auto nombrados" delegados no se dan mala vida, no señor.

El venezolano de a pie día tras otro continuamos jodidos, bien jodidos, pasamos hambre, necesidades de todo tipo, a más de carencia de medicinas y un gran tumulto de cosas y guarandingas.

El imperio y los Guaidistas. perdón los "nalguistas", fieles lacayos a la orden de su amo, quieren por ahora matarnos de hambre y miserias de todo tipo, y al igual que Judas, hoy entregan la patria a quien les ayudan a derrocar al presidente Maduro, pues no tienen pueblo y menos votos para ganar una sola elección más, es la razón por la que han decidido invadirnos con sus panas los gringos o matarnos de mengua lentamente.

Aunque esta jugada llamada "el diálogo" puede estar bien casi siempre en ciertas y determinadas circunstancias, en esta no es así, sentimos que en pro de estos conciliábulos pueden traicionarse hoy los intereses del pueblo, por nada, y a cambio de nada, incluida esta posible traición, hecha hoy en nombre de una paz inexistente, lesionando de muerte al propio proceso de la revolución chavista.

Si estos diálogos o acuerdos siguen caminando así en secreto, a espaldas del pueblo y sin que posteriormente el pueblo vote un referendo, si está o no de acuerdo con lo que pueda acordarse o no en dichas reuniones en el país del bacalao.

Sin duda se gana tiempo al tiempo, mientras esto sucede, pero tiempo es lo que ya no tenemos, ni unos y menos otros. La paciencia del pueblo ha sido sublime, ejemplar, pero no es bueno abusar más de ella, y menos en los presentes momentos, debido a las actuales circunstancias en que el bloqueo se ha intensificado, por parte de los gringos y compinches, a más de la inflación auspiciada por una parte de los golpistas y sus socios. Se está reuniendo hoy el gobierno con ellos, ellos opositores que tienen sometido y crucificado al pueblo venezolano, a una pasadera de hambre mengua y necesidades.

Esto se parece a las negociaciones de Venezuela y Colombia, sobre la frontera colombo venezolana en épocas de Juan Vicente Gómez y López Contreras. o las actuales negociaciones sobre el territorio que pertenece a Venezuela sin discusión y lo tiene hace años en virtual usufructo la Guayana Esequiva.

Todas las negociaciones y laudos para Venezuela han sido nefastos, cuanta soberanía, tierra, islas y mares hemos perdido, cuando cedemos las decisiones eno intermediaciones a manos de países extranjeros, en este caso es el gobierno noruego, me refiero a nuestros asuntos internos de soberanía.

Lo cierro es que por ahora, ignoroa hasta cuando, estamos reunidos con los jefes golpistas de la última intentona, sí esa, la de los cambures del puente de Altamira. Los mismos que piden el bloqueo y la invasión contra su propia patria, los que se quedan con los ingresos en dólares de Sitgo y de Polímeros Venezolanos en Colombia con el consentimiento del gobierno colombiano, a más de otra empresa en Argentina y un largo etc.

Nos parece esto una falta de integridad revolucionaria por parte del gobierno al que apoyamos, el conversar con golpistas, ladrones y apátridas magnicidas, que deberían estar presos por estos delitos penados por la Constitución Bolivariana Venezolana y sus leyes. Algunos de estos hasta con treinta años de cárcel y estén hoy estos mismos, paseándose amenazantes aún hoy como Pedro por su casa y de embajada en embajada.

Luego de uno de estos encuentros es de notar que el vicepresidente de EE.UU llama a Juancito Alimaña, para darle instrucciones.

De acuerdo a lo sucedido con Juan Guaidó y su banda terrorista, como que en Venezuela hoy es buen negocio meterse a golpista y vende patria. Pues en lugar de estar presos como manda la Constitución Bolivariana y la Ley, están negociando en Noruega con el gobierno la salida de el presidente Maduro, único punto inflexible que ellos piden.

La oposición nada tiene que ofrecer como contraparte al gobierno venezolano, está oposición ya desprestigiada y debilitada cada día más por sus acciones contra la Patria, con su terrorismo ha hecho que el pueblo crea menos y menos en ellos.

Así es, ¿Cómo se puede confiar en personas, que como estas piden intervención, muerte y bloqueo contra su patria? Esto no lo hace ni un Judas.

Estados Unidos cada vez está más enrollado como un trompo, en amenazas tras amenazas a casi todos los países que se les antoja pueden ser posibles enemigos, bloqueos, intimidaciones y guerras y más guerras, conflagraciones sin fin que han matado a millones de personas y destruido naciones enteras, incluido el asesinato de dos de sus presidentes. Sin contar a Allende.

Aunque Trompeta necesita hoy su guerra privada para estrenarse como comandante en jefe, tal como lo hicieron sus antecesores, a más Trompeta tiene que ser ganador de esta su guerra privada, para poder repetir la presidencia de U.S.A nuevamente, de lo contrario muy posiblemente está caput.

Aunque no creemos que de estos diálogos sembrados en Oslo se llegue a ningún final feliz, como sucedió en Santo Domingo, pues el interlocutor no es en realidad la oposición golpista de Primero Justicia ni de Un Nuevo Tiempo, sino que la contraparte es el propio gobierno de los Estados Unidos con Trompeta y sus segundones que estuvieron al mando los de las guerras de Irák, Afganistan, Siria,y otras cosillas más.

Si nos queda para finalizar una duda, y más que duda una pregunta que hacer a nuestro señor presidente Maduro. Es la razón o razones de haber abierto la frontera del Táchira, el paso peatonal controlado para personas ¿y quien controla a los que controlan? preguntamos.

¿A cuento de qué? se premia a Colombia y a un gobierno aliado a U.S.A con nueve bases gringas en su territorio y que nos han bachaqueado la comida, gasolina, billetes, y sigue contrabandeando para dejarnos en la miseria.

Algunas cosas son tan secretas, que el mismo secreto las descubre, será este el caso de la apertura de la frontera, pasos controlados en el Táchira con Colombia, -no lo sabemos, acaso un acuerdo en Oslo, -tampoco lo aseguramos, pero ya de hecho no es un secreto.

A menos que tenga usted, señor presidente Maduro, información secreta de inteligencia o contra inteligencia para obligadamente hacer esto, a los más de nosotros chavistas de corazón que lo respaldamos nos parece un grave error, error que puede lamentar en corto tiempo.

Que más buena fe amigo Freddy Bernal que la de mantener sin pedir nada a cambio como hace Colombia con los venezolanos, a más de cinco millones de colombianos en Venezuela, darles asistencia médica y estudios gratuitos, a más de casas de la Misión vivienda, lo que no podemos es seguir siendo pendejos más papistas que el papa en nombre de una paz inexistente para el contrario ya que nos ataca con bloqueos, robos y nombran embajadores, delegados en la OEA y ONU y hasta un presidente usurpador al cual respaldan los Estados Unidos y sus serviles lacayos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1354 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279455.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO