Sabotaje Petrolero 2002-2003 y Apagón Eléctrico 2019


Muy Pocas Diferencias.
Los que vivimos en el interior del País recordamos con horror los días vividos en Diciembre de 2002 y Enero 2003 durante el sabotaje petrolero:
Desesperación, muerte o enfermedades sobrevenidas de amigos o familiares, personas quemadas por manipulación indebida de combustibles, colas interminables de varios días en las estaciones de gasolinas, imposibilidad de cocinar por falta de gas doméstico, toda clase de comercios quebrados, falta de alimentos, desempleo, suspensión de actividades educativas en todos los niveles, pérdidas multimillonarias en las empresas básicas del país, terrorismo mediático y físico con las amenaza de explosión del Buque Pilín León, persecución a los trabajadores del volante que intentaban buscar el sustento diario, y muchas atrocidades más.
Todo esta implosión fue impulsada por “profesionales” venezolanos desde la principal empresa energética del País PDVSA. Miles fueron removidos de sus cargos y castigados de alguna u otra forma.
Casi 17 años después, la implosión en Venezuela se repite. En esta oportunidad el gobierno acusa a manos externas de manipular el sistema eléctrico nacional, pero para nadie es un secreto, sobre todo los que vivimos o tenemos familiares en los Estados Andinos y Occidente del país especialmente en el Zulia que el problema eléctrico es de larga data y de completa responsabilidad del Gobierno de Maduro.
En el interior hemos sido testigos por varios anos de los continuos Racionamientos eléctricos, explosiones de subestaciones, la falta de cobro del servicio por parte de Corpoelec, las renuncias masivas de sus profesionales por mal trato y amedrentamiento de muchos supervisores paracaidistas que no conocen nada del negocio y mucho menos de electricidad, terribles e inseguras condiciones de trabajo y malos sueldos, los cada día más frecuentes incendios a lo largo del tendido eléctrico nacional, la falta de recursos operativos en Corpoelec, y a esto se le suma la dirección por más de 4 años de un incompetente y mentiroso compulsivo como Motta Domínguez. Todo esto y mucho más no puede achacársele a ningún imperio. Todo esto es de absoluto control y responsabilidad del Gobierno de Maduro. Sin duda son los responsables de esta nueva implosión.
Un dicho popular indica “Guerra avisada no mata soldado”: Universidades, gremios, sindicatos, trabajadores, ex empleados de Corpoelec, expertos y los mismos hechos indicaron y dieron fé durante varios años de la problemática de las consecuencias de la falta de mantenimiento de la infraestructura eléctrica nacional. Desde cuando no ve usted, lector, un camión de corpoeléc con agua desmineralizada limpiando aislantes, transformadores y líneas en las calles de su pueblo o ciudad?? Desde cuando esta cerrada la oficina de Corpoelec donde pagaba el servicio?? Desde cuando no recibe en su casa al trabajador que lee el medidor? Desde cuando no le llega un recibo de corporelec? Llegó la guerra y nos mató a todos los soldados y al pueblo.
Unos días antes del Enésimo apagón nacional el presidente Maduro solicitó la renuncia de todos sus ministros. No pasó nada. En el caso del nefasto Ministro Motta Domínguez, la renuncia no llegó, Maduro tuvo que cesarlo y “mandarlo a descanzar”, seguramente a una embajada.
Les escribo desde una Maracaibo sin electricidad, después de haber pasado una noche cuya sensación térmica a las 3am fue de 30 grados centígrados, y con agua caliente en la nevera para refrescar a toda mi familia. Como en el sabotaje petrolero, en Caracas no pasa nada o casi nada. Parece que esa sensación de tranquilidad y paz de la capital adormeció a Maduro y su equipo y les impide mirar al interior.
El pueblo les pasara por encima.

Rubén Pérez.
Ingeniero.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 323 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277901.htmlCd0NV CAC = Y co = US