Nicolás no es burro…es vaca

A ver cómo me explico…

No es burro..

Resulta que ha sucedido que, quien no tiene la razón busca imponerse a como dé lugar, utilizando para ello hasta la violencia. Esto lo hemos visto con mucha frecuencia por parte de los personeros de la oposición venezolana que de manera invariable han utilizado golpes de estado, guarimbas, disturbios, ataques, autoproclamaciones (entre otros), pero muy especialmente la violencia verbal como su mejor estrategia política. Así que desde chavista desdentado, malandro, lumpe, ignorante y otros, son calificativos utilizados para describir a sus adversarios, perdiendo cualquier tipo de respeto, delicadeza y humanidad para los mismos.

De estos ataques el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, es el primero en la mira, así que, con la ilusa intención de tratar de destruirle u ofenderle, se dirigen a él con insultos e improperios. Por lo que, decirle Hijo de P..., maldecirle o gritar "Maduro" y sacarle la madre (frases machistas por cierto) resulta toda una "gracia", que está siendo enseñada hasta a niños y niñas quienes a su corta edad se están iniciando en la violencia y la falta de respeto a un adulto. Me pregunto…¿cómo serán tratados esos padres y madres en el futuro? ¿Qué sociedad quieren construir?.

También están los que les llaman de forma despectiva "chofer", como si un oficio y trabajo tan útil a la sociedad, como el de conductor de unidad de transporte, denigrara, así que es bueno preguntarles ¿existen profesiones u oficios que hacen a las persona superiores o inferiores a los demás?.

Por último quiero mencionar a los que le llaman "burro" o "maburro", como principal "argumento" para cuestionar sus ideas y decisiones, y que, al compararlo con un animal siendo un ser humano, demuestran su brutal y sanguinarios sentimientos, dejando ver que "la boca habla de la abundancia del corazón". En este caso es evidente la respuesta pero dando el beneficio de la duda les preguntaría ¿Cómo está su corazón? ¿De qué está lleno?

En fin, retomando mi afirmación, quiero decirles que Nicolás no es burro, es un ser humano que con sus virtudes y defectos, ha demostrado un corazón noble, soberano e independiente que lucha por construir y mantener una patria digna. Hasta ahora no ha podido lograrlo, pero pido a Dios nos ilumine para entenderle, apoyarle y ayudarle y a la vez lo bendiga para que sus decisiones sean sabias y justas por el bien del pueblo venezolano.

Es vaca…

Esto es más sencillo de explicar. Resulta que recordando el texto "La culpa es de la Vaca", podemos afirmar sin equivocación alguna: ¡el presidente Nicolás es una Vaca (Literaria)!, ya que, recordando este libro podemos concluir que los líderes de la oposición tienen una tendencia (enfermiza) de culpar al presidente de sus errores, o peor aún, usarlo para justificar lo que hacen y dejan de hacer.

Por ello, se ve como día a día el presidente es usado como el "culpable" de todos los males que nos aquejan: inflación, usura, especulación, explotación, comida, electricidad, contrabando, dolarización y hasta la falta de ideas y propuesta de la oposición. Y con cara de "Guaidó" perdón de "Pilato" se lavan las manos, desentendiéndose de su responsabilidad como parte de la solución y condenando sin ningún tipo de compasión.

En conclusión… Nicolás no es burro…es vaca.

Bendiciones para todos y todas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1071 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277860.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO