Contrapunteo de mentirosos

En el marco de la crisis sistémica que vive nuestra nación, innegablemente la más aguda de la historia, existe un factor que añade descontento general a la situación. Es la catajarra de mentiras de los dos protagonistas principales de la pugna por el poder: Maduro y Guaidó.

Ambos personajes, mitómanos por excelencia, no tienen empacho alguno en verter sus fábulas sobre la opinión pública nacional y por ende sobre sus seguidores. Ambos tienen un cartelito guindando sobre sus cuellos que reza, “ahora, sí”.

Maduro, con la promesa de “este año, es el año de la recuperación económica”, aderezada con otros cuentos como la “tierra prometida” del Petro, los 2 millardos de euros que aseguró serían inyectados al sistema Dicom en noviembre del año pasado, la promesa de incrementar la frecuencia de entrega de la bolsa Clap a cada 15 días, la “misión tanque azul”, o la más reciente, mi casa bien equipada para entregar electrodomésticos nuevos a las familias que resultaron afectadas por el apagón.

Por su parte, el autoproclamado y autojuramentado Guaidó, va añadiendo plazos mensuales a su promesa de “liberar a Venezuela”. Primero fue el 23E, luego el 23F y como se aproximaba el 23 de marzo, se apuró a decir que la tarde de ese día “haría anuncios importantes”, dejando a sus ilusos seguidores “viendo lejos”. Imagino que con la idea sembrada de marchar a Miraflores para sacar a Maduro en abril, pensará que es suficiente por ahora para mantener las mentes de sus fanáticos ocupadas y esperanzadas, mientras se las ingenia para inventar otra nueva “estrategia final”.

Por lo pronto, el país sigue en caída libre por el barranco en que nos han metido tanto gobierno como oposición. Un gobierno que se le escapó de las manos -si alguna vez tuvo algo de control- las riendas del país y una oposición de derecha carente de estrategias, con un discurso monótono centrado en “salir de Maduro” por medio de los más descabellados planes.

Ante lamentable cuadro, sigue cobrando fuerza la propuesta de celebrar un referéndum consultivo para que el pueblo decida ir a elecciones generales para renovar todos los poderes y cada vez más son las voces de diversos sectores de la sociedad que la apoyan.

Además de ser el referéndum consultivo una iniciativa contemplada en la constitución, con la que el país ejerce su plena soberanía, con la que se reafirma la democracia como el sistema que debe prevalecer, con la que todo el pueblo tiene la oportunidad de pronunciarse y, sobre todo, con la que se puede salir de esta insufrible crisis de manera pacífica, podemos convertirla en un mecanismo de presión para obligar a los dos bandos en pugna por el poder, a ponerse de acuerdo para la escogencia de una nueva directiva del Consejo Nacional Electoral para garantizar su imparcialidad ante la eventual activación de la consulta y muy seguramente posterior celebración de elecciones generales.

Desde el estado Carabobo, a través del Grupo de Pensamiento Crítico (GPC), estamos coordinando esfuerzos para apoyar la labor que viene ejecutando la Alianza por el Referéndum Consultivo (ARC), instancia que impulsa esta idea como mecanismo para salir de la severa crisis política, económica y social con un alto nivel de asfixia sobre los venezolanos.

Tanto la ARC, como el GPC, hemos estado convocando a diversos sectores civiles, como sindicatos, gremios, asociaciones, así como organizaciones partidistas de ambos lados del espectro político para que se unan a la propuesta y el avance es prometedor, logrando cada vez más una creciente aceptación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 896 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277358.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO