ONU preocupada, EEUU y UE exigen, Panamá advierte y Guaidó se lamenta

A la carga mis lacayos, o es ya, o ya es, y todo por Marrero, ¿y quién es Marrero? Que puso al mundo en ridículo, como si fuera un manicomio de guapetones drogados, por lo que el mundo llora, el mundo grita, el mundo zapatea, el mundo exorbitado, da pena y dolor y hasta rabia ver al mundo así, ¿y qué pasa en el mundo? Lula preso y por Lula nadie se lamente ni exigió, Lula es como un pobre "miserable", no tiene patria, los bárbaros se reparten el poder, caiga quien caiga, Bolsonaro en la Casa Blanca de película, y esa cosa que es presidente de Panamá, un tal, Juan Carlos Valera, anda que se le caen los pantalones solos al igual que Guaidó, a hombre tan bobo, ya no encuentra qué decir, cómo si fuera alguien importante, para ese mismo mundo que hoy se alborota por un preso que nadie explica, ni se sabe qué hizo. El mundo al revés, vaya mundo.

¿Los panameños son de hablar tantas pendejadas dentro del mismo grupo -¿agarrados a qué? Y viven de amenaza en amenaza al lado de esa miseria humana, colombiano al fin, que es Iván Duque y, cómo no tienen nada que ofrecer que distraiga al mundo de buenas a primeras, irrespetan a Venezuela, como los vendepatrias que ellos son y alumnos de Trump, para mayor perversidad.

Ahora resulta que Venezuela amaneció más asustada que hambrienta, no por la posible intervención militar del gobierno de los EEUU, sino por la acusación del presidente de Panamá que nos advierte que va a tomar medidas contra de Venezuela como si fuéramos perros panameños. Así que sálvese el que pueda que, pronto tendremos un ejército de panameños acá como ejército de Guaidó y, Guaidó se lamenta, porque en vez de meterlo preso a él, metieron preso a su guarda espalda Marrero sin su permiso de presidente, de la AN. ¡Ay Sancho, camina que te caes! -diría- don Quijote

Bien dice el dicho, que locos hay en todas partes, pero cada día hay más -y peligroso- y, todos alistados por el mismo apetito, apetito de causa de poder, el poder de ellos, y con su poder nadie se meta, mientras que, muro-Trump, mantiene las cartas sobre la mesa y, con Marrero preso, no se sabe con cuál manía diabólica viene ahora y, salvémonos que no nos aplique en cualquier momento la de Nerón a Roma. Candela por los cuatro costados.

Mientras, las banderas de las exigencias e imposiciones siguen flamantes de bajeza y, de susto en susto que, hasta un panameño anda de héroe capitán americano. Los panameños enguarinbados, dispara por aquí dispara por allá.

¿Y, qué es de Marrero? O acaso Marrero es a Venezuela, otro Guaidó camuflado.

Y ahora quién es el culpable de este misterioso enredo que, hasta el presidente panameño nos amenaza con lincharnos a bajo costo y como pistolero americano se acomoda su traje azul y sale arrastrándose de entretenido lacayo imperial a dispararnos: un canal de pendejadas como panameño al fin.

Y, qué pasó esta vez con El Grupo de Lima que no ha salido como el coro infantil de Trump.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277277.htmlCd0NV CAC = Y co = US