El ejercicio de la perversión en la Venezuela del siglo XXI es el alimento del imperio

-1era. Parte-

Hace poco al encontrarme con una compañera, ella me comentó que no soportaba las palabras insulsas de un tercero que sobre el PSUV como organización política partidista se indicaban, argumentado que solo se encontraban hampones y que de ser posible para realizar una actividad de todas y todos era necesario no contar con la participación del partido político PSUV, y que solamente al pueblo en todos los sectores es quienes deberían estar en las actividades políticas, hecho lo cual la compañera en su manifiesto señaló: que tuvo que tomar aire para no caer en antagonismo a las sandeces indicadas por el tercero, ya que su conducta se encuadra (a mi entender de lo que señaló la compañera) con una especie de narcisismo con proyección a un Che Guevara entre otros del tipo de militancia revolucionaria a través de la historia

Por no pecar de interpretar de manera errada, le dije a mi querida amiga, creo que lo tú estás evidenciado es abiertamente una defensa hacia un partido, por lo tanto más no a la patria y de saber si existen en esa particular distribución política, más mencheviques que bolcheviques sería objeto de estudio y por demás interesante desde el punto de vista histórico donde las juntas de gobiernos e intervenciones han sido el deporte más ligero en nuestro País, porque conocer un partido que carece de lo "ideológico" y de doctrina política, considero que puede resultar en un movimiento de prosaicos y rimbombantes sobre el arte practico de un buen gobierno por no decir otra cosa, ahora ¿cuál es el fundamento real?

Si bien es cierto que el Bolivarianismo es una fuente, que por cierto Marx crítico con su particularidad específica con la finalidad de no obviar lo concreto, no deja de ser cierto y siendo así ¿Por qué desde el punto de vista de Antonio Gramsci del ejercicio del poder hegemónico, se tuvo que importar intelectuales? Que por cierto tienen espacios en algún programa de televisión actualmente, que sabemos que no es malo, pero nuestros propios pensadores y productores intelectuales ¿dónde quedan? conllevando a que quien indique algo, sea callado o en caso recurrente es preferible no manifestarse por el gran miedo cuyas consecuencias interminables recaigan sobre quien las señala, ya que al parecer renunciar a la libertad podría ser el placebo para andar tranquilamente de por ratos; lo que si es cierto es que los expertos en estas actividades como son las conductas imperiales resolverán todo al estilo del guion hollywoodense sosteniendo que muchos "efectivos" o en su parte muchos "contribuyentes" siempre han sido fervientes y honorables ciudadanos que colaboraban con alguna agencia de cualquier imperialismo, y que no se ha comprendido que nuestros recursos (latinoamericanos) se destinan para oxigenar con base a nuestra situación al sistema de vida en todos sus sectores (políticos, económicos etc…) del mismo imperialismo; posterior a eso, con una vista fija en mis ojos me indicó: con todo esto ¿me gustaría saber cuál ha sido? o mejor dicho ¿cuál es el compromiso político que como militante tienen los fulanos y las fulanas? Ya que si los nombro te quitaría tiempo, claro hago la salvedad ya que tanto tú como yo sabemos que allí existen particularidades con alta formación revolucionaria.

Cosa última esta que me ajustó para pensar que aún no hemos superado esas creencias sobre situaciones que expuestas en los casos de los escritos anteriores no han logrado disminuir en todo su esplendor, ya que resulta incómodo saber que esas conductas inadecuadas aún dan de que hablar siendo el horadar del cual al parecer por estos tiempos es imposible cerrar, el badulaque que continuamente ejerce su conducta por medio de su acto es sin dudas un festín para una personificación del cerdo, con la esperanza que del ejercicio de la malicia y del ego se lograre alcanzar como punto más álgido y capaz para descargar en todo el pueblo lo que no se debe, cuyas tropelías, crímenes de la naturaleza hacia el compromiso social y crueldad asombrosa se agrupan en el claro interés para estudiar y pertinente para analizar ya que por medio de lo narrado por la voz de un pueblo es aún difícil de creer, pero sucede en verdad.

Aunque parezca diminuto crear consciencia moral y ética en estos tiempos, la realidad conlleva a descifrar que el serio problema del fanatismo como resultado directo de no leer, estudiar o formarse referente a cualquier tema y más en las ciencias sociales y que con la insistencia de esos problemas de data vieja y de interés en su forma novedosa, no dejan de ser carentes de mesura con respecto a lo que se necesita en el espectro de lo social, cuya determinación resulta en una conducta realmente despreciable con relación a una gestión concretamente compenetrada con la sensibilidad de lo social, en virtud de la atrofia que ahoga la buena voluntad de muchos, que sin dudas oscurece la pequeña y profunda proeza que cualquier buena conducta retome hacer dentro de una institución en nuestro país.

Algunas veces, pocas, pero sucede, que la oportunidad de hacer mejor las cosas logran salir a flote por actos realmente sensibles hacia lo social, sin embargo en pleno siglo XXI hay personas incluso tribus de personas que se empeñan en mantener esas conductas, que solamente nos recuerdan a esos tiempos que no anhelamos repetir, ya que no es posible que las noticias de interés social las cuales son las más enfáticas se dejen pasar desapercibidas, hecho lo cual colocan situaciones de esta naturaleza que intencionalmente intentan percibir al factor común temerario como un "misterio" de los que no se resuelve, como aquel horadar que parece indetenible frente al circo establecido, con su fracaso moral, y que francamente es algo indigesto en este contexto buscar despejar el heno para encontrar esa aguja en el pajar.

Celosamente restricto, hoy día los medios de información insisten en hacer "nutridas" algunas conductas pervertidas que sin discusión se encuentran alejadas de la sensibilidad necesaria que hacia el compromiso social es pertinente, siendo evidente que ese tipo de pautas no son combinaciones casuales, por el contrario son intencionadas hasta saciar casi lo insaciable que ofrece el sistema de vida que degrada lo humano, lo sensible, lo solidario y cooperativo, es como aquel o aquella que jura que nunca ocurrió algo así, tratando de llevarlo al plano de lo anecdótico, sin embargo la verdad esta resumida en el entramado de los hechos facticos, y que sin argumento ciertamente ocurre en verdad, porque vivir esas experiencias en el ámbito social es demasiado desagradable y por tanto alejadas de las propuestas en el avance democrático definidas por todos en nuestra constitución de 1999.

Es el colmo de aquello que se resume en la mala imitación que es ajeno a lo social y por ende esforzarse de mala forma contra su propia voluntad, es decir es ese algo que no reposa dentro de esa persona ya que no se logra comprender las demandas de la sociedad venezolana, y que sin dudas continuará haciendo daño en la memoria del venezolano, retribuyendo una suerte de pareidolia, como por dejarle a la providencia la credibilidad algo de increíble en virtud de los sucesos que van cada vez de representación repetida, y no es que me pasa, realmente es que nos pasa alguna vez, en todos los días aludiendo a ese fracaso persistiendo de presentar lo torcido como "algo correcto", y es que sin dudas el terror que más cala en lo profundo, alcanza mucho más que la vista, sino también a través del trato y lo que se escucha de manera fundada, anunciando vaticinios sin esperanza a quien o a donde recurrir.

Tomando conciencia desde hace más de 10 años indicar o señalar este tipo de conducta eran tomadas por terceros y conocidos como algo traído de la ciencia ficción incluso traición, pero hoy sabemos muy bien que todos nuestros más agudos miedos en referencia con la práctica social se han plasmado de las manos ejecutoras en algunas instituciones venezolanas, y eso trasciende a las múltiples posturas argumentadas y solidas que se han presentado más de una vez, sin embargo no hay escarmiento sin la lógica y original sanción de hechos que revisten de interés anómalo, y más aun existiendo cantidades industriales de denuncias y señalamientos por parte de la población; y es allí donde nos ubicamos en el plano de lo que realmente existe en esa capacidad sofisticada de manipulación de las masas en estos tiempos con las tecnologías disponibles en su entramado con base al carácter social oportuno, con la que ni siquiera el Ministro de la Ilustración Pública y Propaganda del partido Nacionalsocialista Obrero Alemán hubiese pensado en la más vanguardista de sus desmedidas alucinaciones.

Tal cual como se denunciaba en gobiernos anteriores, hoy día al parecer se considera que se nos ha extraviado incluso la condición que nos escandaliza, creyendo a suma prioritaria que aún no queda nada por ver; la lógica simple indica que ven el servicio por medio de un cargo público con fundamento a una identificada vinculación de un partido y no por la capacidad, que de hecho esas conductas en los partidos en Venezuela históricamente han desplegado una diligencia sectaria, es decir que las practicas anteriores y fosilizadas sobre las cosas mal hechas jamás será algo justificado y que estás deben tomarse como prácticas erradas y contrarias a la paz social, sin dudas al estar presente ese vacío en el estómago por medio de la sensación de incredulidad es algo que por general también se va esfumando poco a poco y que hoy día por diversas razones de ese extravío del compromiso hacia lo social aún persisten después de todo, y lo curioso es que este tipo de cosas que se dan en la actividad política de nuestro país no ocurren de manera extendida en una línea del tiempo, ya que de repente todo ocurre junto o de una cadena consecutiva de sofocación, como si se tratase alegóricamente como piezas de domino derribándose, y eso es notable a una escala del sentir popular ya que esa notabilidad no pende de una sola persona, y no debe tomarnos como aquella inmensa sorpresa de este fenómeno en nuestra sociedad y que el deber es erradicarla de raíz, y que esta escabrosa historia lamentablemente comenzó ya hace mucho tiempo, incluso más allá de verse como algo desopilante (que causa risa) por su mala costumbre al momento de no saber qué hacer, lo importante es utilizar las herramientas que a mano se tengan y que estén disponibles frente a esos casos que son los más oscuros y de cuya vigencia se necesita una oportuna solución y cambio.

Todas las determinaciones equivocadas, empujan a descifrar lo importante de cómo se presenta la realidad de la actual Venezuela, cuyo ejemplo más espectacular se ve en la bandada de personas que jamás tomaron asfalto solicitando respeto, justicia, u otra razón social entre muchas y hoy día están direccionando instituciones que solicitan mayor compromiso, cuya imbecilidad de no continuar siendo comprometido con lo social según "nuevos métodos" sin dudas quedará etiquetado como una especie de parodia burlona fascista a la talla orwelliana de manera sutil, en nombre de Miranda o de Bolívar, conllevando a la imaginación a un futuro más impertinente diseñado de forma acéfala con el toque ligero que con guantes de seda se trate, pero sin dudas opresivo hasta más no poder.

Pero entonces ocurren cosas que sin discusión hacen dar cuenta clara que aún no hemos visto lo más profundo de ese pozo donde todo lo malo reside, permitiéndome elaborar mejor la idea de la situación como ya he servido en anteriores participaciones en cuanto a su precisión se refiere de la cual no invita a una edición o efecto especial para concluir que se necesita y de forma urgente el esfuerzo superior de todas y todos, decodificando que la naturaleza de las relaciones en el campo del compromiso social no debería resultar en lo ajeno de nuestro interior humano, así se grite que la naturaleza es caprichosa jamás debe corroerse en dicho extravío de lo que verdaderamente se configura de lo social por lo social, de forma preclara y anónima incluso deben asumirse actitudes frente a tanta desigualdad, inclusive a carencia de pericia nada termina hasta que finaliza absolutamente y que resueltamente y de manera indiscutiblemente se adapta a nuestra condición esos CLAMORES DE UN NUEVO AMANECER del libro del viejo Freddy Yépez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276931.htmlCd0NV CAC = Y co = US