El dilema

"...si usted es capaz de
temblar cada vez que se
comete una injusticia
en el mundo, somos
compañeros..."

El Che.

De alguna manera siento en el ambiente electoral, algunos códigos que tienden a confundir a los que tenemos la decisión tomada de votar en este nuevo proceso para sufragar este domingo 9 de diciembre.

Por respeto, sobretodo a la gente joven que, tiene la intención de votar por uno u otro candidato o candidata y, por uno u otro partido de los que pertenecen o pertenecieron al llamado Gran Polo Patriótico, siento el deber de no actuar con actitudes que provoquen antagonismo y mucho menos descalificando a quienes van convencidos de su posición de izquierda, de carácter nacionalista, revolucionario y anti imperialista. En las listas de todos los partidos que a lo largo de estos casi veinte años de lo que se ha dado en llamar el proceso, en su gran mayoría están conformadas por revolucionarios comprometidos con ese proceso, algunos nos gustan más, otros menos y debo decir que quienes de alguna manera hemos transitado el largo camino de la lucha revolucionaria, flaco favor haríamos si la diatriba y las descalificaciones es la conducta a imponer.
Yo voy a votar porque es mi derecho, votare por el candidato o candidata que considere más capaz, suficiente tiempo para observar he tenido a los que pretenden el cargo a concejal, probablemente vote por disciplina partidista, pero esa disciplina no me convierte en juez para descalificar a otro revolucionario o revolucionaria que difiera en la manera de interpretar como debe ser la conducción del proceso, solo por pertenecer a un partido revolucionario con distintas siglas al mio.

Tengo claro, ¡clarisimo!, quienes son los enemigos de la patria, los tengo perfectamente ubicados, ellos no dudarían en aprovecharse de una ansiada y muy trabajada abstención para declarar a Venezuela estado fallido y de allí a una declaración de "ayuda humanitaria" no hay más que un paso. Es en ese instante que, ante el dilema de votar o no votar debemos optar por lo primero, hágalo por el partido de izquierda de su preferencia pero vote, ejerza su derecho porque por la segunda opción es posible como se dice en castizo,a que usted verá; "¡cuantas lentejas entran por un real!".

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 546 veces.



Manolo Silva

Comunicador comunitario

 manolitosilva27053052@gmail.com

Visite el perfil de Manolo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: