Si hay quinto malo

 

Hay un refrán que dice: “no hay quinto malo”, y se utiliza para apostar por alguna oportunidad que en las ocasiones anteriores no han salido del todo bien,  han salido mal o no han salido como se esperaba.  Tal parece que eso fue lo que le pasó a una gran parte de la sociedad venezolana cuando apostamos a la propuesta del tipo de Sabaneta y su conjunto cuando nos vendieron su programa de empoderamiento del pueblo.

Nos encontrábamos entonces en una situación bastante menos mala que la que sufrimos ahora pero mala al fin, los niveles de pobreza, marginalidad e inseguridad también eran alarmantes, con mucho menos inflación pero los problemas sociales también eran críticos y la exclusión social era tan grande como ahora y la exclusión política era quizás mayor.

Veníamos a su vez de 500 años de ver esas prácticas excluyentes, de ver como cambiaba el cachimbo pero eran siempre los mismos musius, entonces vinieron unos tipos de oliva con un mensaje llano,  izquierdoso, populista e incluyente que nos despertaron la esperanza, esa esperanza que subyace en el alma del desvalido y que lo hace creer en que algún día llegará un Mesías y como por arte de magia y sin él (el desvalido) hacer nada, el Mesías y sus compinches le solucionaran todos esos problemas que nunca le resolvieron los otros en 500 años. Que ellos sí, que ellos bajo las banderas y consignas de Bolívar, Zamora y Robinsón, reeditaran sus hazañas y nos darían la verdadera independencia, soberanía y libertad que todos nos merecemos.

Y así caímos por inocentes, bueno la mayoría; otros sabían del embuste pero se hicieron los Suizos para obtener pingues ganancias junto a los promotores de la quinta, con la jugosa renta petrolera. Caímos por inocentes y por ver hecha realidad esa esperanza cristiana de vivir como iguales y entonces dijimos “NO HAY QUINTO MALO” y malaya sea, resulto que al cabo de un corto tiempo nos dimos cuenta que SI HAY QUINTO MALO. y vaya que es malo este quinto carajo; es tan malo este quinto o quinta, que a muchos venezolanos les parece que fue buena la cuarta a pesar de que los que la vivimos sabemos que no lo fue. Es como que una mujer dijera como consuelo ante la andanada de golpes que le da el marido nuevo; que el anterior le pegaba menos.

Ahora a sabiendas todos de que SI HAY QUINTO MALO y BIEN MALO, los venezolanos estamos obligados a salir de ese quinto malo que nos agobia y cambiarlo por un gobierno verdaderamente representativo de ese sentir social de hermandad, un gobierno donde se sienta representado todo aquel venezolano que en estos 20 últimos años se ha visto defraudado por los esquilmadores de oficio que por todos lados pululan cuando se presentan estas coyunturas políticas.

Porque así como hace 20 años andaban por allí los esquilmadores de la quinta disfrazados de ovejitas, hablándonos mal de los esquilmadores de la cuarta,  con mucha razón al hacerlo y nos vendieron un sueño, engañándonos  luego;  así andan por allí vendiendo sueños y hablando mal de los esquilmadores de la quinta con más razón, los mismos esquilmadores de la cuarta o sus derivados y descendientes  disfrazados de ovejitas.

Esquilmadores de siempre que detrás de un discurso demagógico y populista pretenden otra vez robar la esperanza del pendejo haciéndose ver como los nuevos Mesías que vendrán  a hacer realidad los sueños del esperanzado. Esquilmadores caza renta de la cuarta y de la quinta que siempre cambian su ropaje cual camaleones así cambie el gobierno, gente que no tiene ideología, moral ni ética, gente que son capaces de hacer pactos hasta con el diablo dicen ellos mismos y que hemos visto como le hacen ver a sus seguidores que son chavistas u opositores y resultan ser del mismo bando, del bando de los caza rentas, del bando de los esquilmadores de siempre.

Bueno esos bandos andan por allí, de lado y lado; maniobrando políticamente, entretelones, haciendo lobby por aquí y por allá, hablando de diálogos, de acuerdos, de salidas electorales y de los pasos que seguirán ambos para resguardarse el statu quo que les garantice seguir usufructuando la renta a costilla del dolor y miseria de este noble pueblo. Así fue hace 20 años, andaban como zamuros revoloteando sobre la carroña y esta vez hay más zamuros porque están los de la cuarta y los de la quinta y si dejamos que ellos cuadren una transición que es tan necesaria en este momento, pues harán lo mismo que hicieron hace 20 años, volver a repartirse la torta y dejarle las migajas y los problemas al pueblo.

Sobre este respecto viene advirtiendo desde hace mucho tiempo el Dr. Felipe Pérez Martí, tanto individualmente como a través del Movimiento Libertadores, el cual coordina a nivel nacional y que fue uno de los promotores de las elecciones sin CNE realizadas el 16 de julio de 2017 y que fueron todo un éxito. A través de este movimiento nacional se ha propuesto realizar otra elección tipo 16 de julio sin este CNE corrupto, para elegir una persona que sería el presidente de la transición. Elección donde se presentarían todas las opciones de las que hoy existen en nuestra realidad política y que sea el pueblo quien libre y democráticamente elija a la persona que desea sea el líder que nos conduzca en dicha transición y no se nos imponga desde ninguna cúpula o cofradía a ninguna persona que no goce del apoyo de la mayoría.

Esta elección según el Movimiento Libertadores serviría de detonante impulsor de los ánimos de la gente frente a la segura imposición de Nicolás Maduro de quedarse en el poder más allá del 10 de enero del 2019, animo que en este momento se encuentra dormido por los despropósitos permanentes de la MUD. Es en este momento cuando debemos impulsar desde nuestras casas, desde nuestros lugares de trabajo, desde nuestras organizaciones de base, desde las universidades, desde las direcciones de partidos honestos y que no se consideren cohabitadores, desde esos miles de dirigentes de base que no están de acuerdo con las decisiones que toman algunos partidos que cohabitan con el régimen, desde todos los rincones del país es el momento de impulsar una idea, una acción que reconoce que es la sociedad civil desde sus bases la que tiene la última palabra en este momento histórico para el país y que debe ser a través de un instrumento incluyente como una elección pulcra y libre organizada por nosotros mismos.

Ya basta que sean unos cuantos partidos encerrados en conciliábulos quienes tomen decisiones por millones de personas y más cuando han demostrado que muchos de sus dirigentes de dirección han pactado en secreto con el régimen y han pisoteado nuestras esperanzas de cambio. La transición debe impulsarse desde las bases, con reglas claras y con representación plural de la sociedad venezolano, basta de peleas mezquinas entre izquierdas y derechas, aquí debemos estar todas las personas honestas independientemente de la ideología que profese, está en juego el destino de nuestra nación, debemos unirnos en esta hora aciaga para salir de este régimen oprobioso y mafioso, nada de pactos secretos, vamos todos unidos por un destino mejor para el país.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 369 veces.



Jorge Alvarez Casañas


Visite el perfil de Jorge Alvarez Casañas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Alvarez Casañas

Jorge Alvarez Casañas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272676.htmlCd0NV CAC = Y co = US