Una política al servicio del pueblo

Camaradas y compatriotas, quiero aseverar que la lucha en el campo de "Lo Político" descansa sobre diversas interpretaciones del "momento ideal" para la realización del acto político, éste entendido coma la materialización del pensamiento en un hecho constatable. Definimos ese "momento ideal" como la interpretación que usa el sujeto para definir su manera de hacer política; y que solo considera la descripción de un aspecto unilateral a la hora de ejecutar.

Por ejemplo: hay quienes solo creen en la política como una acción estratégica (partidista o institucional); como una relación medio-fin; como un consenso discursivo; como un acto separado de lo económico; como una dependencia al campo de Lo Económico o como ese espacio de negociación y acuerdo. Siendo estas algunas visiones que vuelcan hacia un confinamiento reduccionista e imposibilita la integralidad que abarca Lo Político.

Ahora, ¿cuál es el interés de mencionar estos momentos ideales de la política? Si bien es cierto que cada momento es perfectible no por ello se descarta su utilización para realizar análisis al instante de ejecución política y construir a partir de ellos organizaciones sociales o partidistas; instituciones públicas o privadas; dinámicas socioeconómicas e instrumentos jurídicos que imponen los intereses particulares de una clase que detenta el poder sobre las grandes mayorías que son explotadas. Y es que cada momento ideal esta realizado sobre la base de la proyección subjetiva de la conciencia de clase y por lo tanto está atado a la defensa de los privilegios que esta misma clase representa.

Es así como todo lo que se construye en el discurso (académico o de opinión pública), todo lo que se edifica en la práctica (institucional o partidista) es para garantizar su continuidad como clase dominante. Esos "Momentos ideales" utilizan el fraccionamiento del conocimiento para imposibilitar la validez ética dentro de Lo Político. Por el contrario, es desde la interpelación que hace el explotado hacia el explotador donde se ubica la ética como herramienta para develar lo significativo de lo justicia social.

En estos momentos, el llamado pragmatismo esta permeando en la construcción de los discursos debido a la necesidad de resolver de forma inmediata el desastre estructural que el Capitalismo Rentista impuso a la economía nacional. Nosotros como militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela debemos comprender que en Lo Político la ética se transforma en principios normativos que estimulan al obrero, al campesino, al estudiante, a la trabajadora del hogar a luchar por un nuevo horizonte de liberación.

La fragmentación del conocimiento dentro de Lo Político, también conlleva al ocultamiento de lo que representa la corrupción como herramienta al servicio de la explotación. Atendiendo al hecho de que quien detenta el poder del Estado cree afirmar su propia subjetividad o a la institución como centro desde donde emana el poder político.

Sin embargo, camaradas, direccionar la acción política desde donde emana el poder -desde el pueblo como comunidad política- y hacia los sectores explotados es la tarea central que garantizara que nuestro partido sea una organización revolucionaria y no el brazo político de ningún representante gubernamental que se ve comprometido con las clases dominantes que pretende continuar ejerciendo la explotación para mantener sus privilegios a costa de la libertad y soberanía de nuestro país.

"Servir al Pueblo".

enaoh50@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 254 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272654.htmlCd0NV CAC = Y co = US