Otra descolonización...Salud integral comunal

"Para los indígenas, estar saludables es tener un equilibrio cósmico, en donde todo gira en torno a la madre tierra. En este concepto de salud, la vida tiene un vínculo estrecho con el sentido, la mente, el alma y la naturaleza".

Pueblos Indígenas

"Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento"

Hipócrates 460 a C – 370 a C (Grecia)

Es asombrosa la problemática de salud que está aconteciendo a principios del siglo XXI en nuestras sociedades, cuando la punta del Desarrollo Humano es la revolución tecnológica, es una paradoja que "la calidad de vida" este desmejorando, creando y reproduciendo sociedades enfermas bajo el control y soluciones farmacodependientes, medicalizando la salud, sin ir a las raíces de la estructura, su lógica y su reproducción, entonces debemos preguntarnos ¿esa calidad de vida que conduce a unos desenfrenadamente al consumismo y con ello a la felicidad y al desarrollo, y a otros, las grandes mayorías, sin acceso a los derechos básicos para la vida – educación-salud-trabajo-vivienda…, será el camino, o cada vez más nos acerca a la autodestrucción como ser humano, sociedad u humanidad?.

En la cultura occidental hemos transitado diferentes formas de lucha para establecer un equilibrio en la sociedad - hombre- naturaleza, desde la creación de los Derechos Humanos, como derechos universales, hasta simples normativas en cada territorio societario por pequeño que sea, pero esto no ha sido suficiente ante los grandes intereses individuales en el sistema dominante capitalista, que promueve mantener una sociedad consumista y re-productora de enfermedades, sucumbiendo los beneficios colectivos de una sociedad más humanitaria, saludable, solidaria y en perfecta armonía con la naturaleza.

Esta misma concepción occidental de la salud, también ejerce acciones para invisibilizar otros pensamientos sobre la salud, donde culturalmente han sido construidas milenariamente con una visión cósmica –integral –armónica con la naturaleza y además colectiva, donde la espiritualidad del ser también es considerada, tales como la concepción Ayurveda de la India con más de 5000 años de historia, al igual que la Medicina Integral China, con más de 3000 años, y la nuestra la de los pueblos originarios – ancestrales – indígenas de nuestra Abya Yala.

Por tales razones, estamos llamados a escribir y construir una nueva historia de la sociedad que queremos y merecemos vivir, para lo cual nosotros como comunidad organizada comenzamos a transitar en el nuevo paradigma de Salud Pública Integral Comunal, donde el ser humano sea el centro de todo proceso de salud, donde fomente una vida útil, saludable y feliz para la prevención de enfermedades, prolongando la vida, para ello es necesario adecuar los estilos de vida, las condiciones de vida y modos de vida, en un nuevo paradigma de sociedad - de estado - la sociedad socialista, la construcción del Estado Comunal.

Esta realidad es la que nos empuja a marchar hacia soluciones determinantes a las problemáticas y hacia una comunidad saludable y sostenible, siendo esta la finalidad poder generar las condiciones sociales, culturales y políticas de apropiación comunitaria para la Creación del Sistema Único Público de Salud Integral Comunal, donde nos proporcionemos como comunidad las herramientas políticas – sociales y medios necesarios para que juntos construyamos un modelo de salud preventivo, donde la formación y la prevención genere la participación protagónica transformadora de políticas públicas ejercidas desde Abajo y desde Adentro, a través de la planificación participativa protagónica, ejerciendo un control sobre la misma con participación activa, en el debate, en el disenso, para que con el discernir y la reflexión sobre la realidad de la totalidad, podamos transformarla ya que la salud se crea y se vive en el quehacer cotidiano de la vida, la salud es parte y es la vida misma del ciudadano individual y colectivo, donde interviene el ambiente, la cultura, la economía, la educación, la filosofía de vida, la espiritualidad, pero en especial la política que establece el orden económico y con ello sus relaciones sociales, la reproducción material y societaria.

En relación con lo anterior surge la necesidad social – política e histórica de proponer la Creación de un Sistema Único de Salud Pública Integral Comunal, ubicado en la parroquia Osuna Rodríguez, del municipio Libertador del Estado Mérida, además nuestra comunidad de aprendizaje en "Cs. Comunales", promueve la investigación en áreas o sectores que permita ir construyendo niveles de organización – participación y planificación, para la transformación de nuestras realidades comunales, y así aportar o contribuir en la profundización del proceso revolucionario, al asumir una participación protagónica transformadora, en la construcción del Auto-gobierno – la Auto-organización – la Auto-gestión, en un sector vital como lo es la salud comunitaria, para el beneficio y desarrollo comunal.

CONOCER PARA TRANSFORMAR

La salud es un sector que corresponde a una visión y/o concepción, en estos momentos la que predomina como política dominante es la del sistema capitalista, en especial en el mundo occidental, donde se ve a la salud como una mercancía más, a pesar de los avances conquistados en luchas por nuestra humanidad, en derechos humanos plasmados en tratados internacionales y en avances que como pueblos soberanos con autodeterminación política se han dado.

Actualmente en nuestro país sigue fundamentada como política de estado, de gobierno, dirigida sólo por la institucionalidad, donde el estado burgués y representativo que aún pervive, por su lógica sólo prevé la participación, en la descentralización dentro de la estructura de poder en el estado, llegando esta como última instancia al poder local (municipio – alcaldía – intendencia), en el caso de salud, en el municipio y/o distrito sanitario, obstruyendo la participación protagónica, real, directa y transformadora de las comunidades, organizaciones de base, movimientos sociales, en fin del pueblo organizado, además de ello, actualmente nuestro sistema de salud está basado en lo curativo, por ello, la necesidad de fortalecer la atención primaria siendo la base fundamental en el sistema de salud, apoyada y sustentada en la promoción y prevención de la salud, muy poco promocionada en la visión y concepción de la salud en el sistema capitalista predominante aún en nuestro sistema de salud.

Ahora bien, a pesar de los avances en nuestro país en materia de salud, dados por el proceso revolucionario, e impulsada por acciones y políticas de estado y de gobierno, el sistema de salud sigue estando fragmentado, el estado invierte cuantiosos recursos en el sector privado, a través de los seguros de: Hospitalización – Cirugía y Maternidad (HCM), "conquistados" a través de las contrataciones colectivas de los trabajadores en cada uno de los sectores de la administración pública, allí debemos destacar que estos cuantiosos recursos económicos sólo fortalecen al sector de salud privado (Clínicas Privadas), por ello, estos recursos deben ser reorientados como política y dirigidos al sector de la salud pública, y así fortaleceremos de esta manera la gratuidad, universalidad, equidad y solidaridad como principios fundamentales de nuestro sistema de salud a crear, demandado por la constitución, por la revolución y por la historia.

Otra situación que impide la creación del sistema único de salud y que aún pervive como realidad, es la estructura convencional de la salud pública creada en el estado burgués y fortalecida en la democracia representativa (1958-1998) y la nueva estructura de salud a crear por el proceso revolucionario en construcción, como también la política de salud desarrollada a través de la misión Barrio Adentro, iniciada en el año 2003, como política de gobierno, ambas políticas y estructuras van desarrolladas y dirigidas en dos (02) autopistas en paralelo, que no permite accionar políticas integradoras e inter-multisectorial, abordadas, discutidas y consensuadas desde abajo y desde adentro, a través de las comunidades organizadas, por ello el planteamiento político-social, de la Creación del Sistema de Salud Pública Integral Comunal, tributando de esta manera a la transformación del estado burgués que aún pervive en nuestra realidad, para dar paso a la construcción del Estado Comunal Socialista, en un servicio público de vital importancia y transcendencia como lo es la salud pública en nuestro país.

Ahora bien, el proceso revolucionario que estamos viviendo, sus transformaciones en los diferentes espacios de vida de una sociedad (Social-Político – Económico - Cultural – territorial), ha descansado bajo la dirección y responsabilidad del estado, del gobierno y del partido, dejando a la comunidad, a los movimientos sociales – comunales, - a nuestro pueblo - al nuevo sujeto revolucionario, como espectador o beneficiario de las acciones políticas-económicas y sociales ejercidas desde Arriba hacia Abajo, pero existe un proyecto político histórico, hoy contextualizado a nuestras realidades y circunstancias, visualizado por nuestro comandante supremo Hugo Chávez, al proponer el Estado Comunal – Comuna o nada…, allí plantea una nueva concepción de sociedad, de estado, de vida, el socialismo en nuestro territorio, esta tarea como bien lo dijo nuestro comandante, le corresponde al pueblo, a la comuna erigir. Hagámoslo…

COMUNA o nada… Hugo Chávez

Néstor Hugo Angulo – comunero -



Esta nota ha sido leída aproximadamente 578 veces.



Néstor Hugo Angulo Araque


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: