Si sólo tenemos esta noche, quédate…

Hermosa frase para iniciar este articulo para recordar que es el amor la fuerza más poderosa y cuando todo se desvanece, solo basta recordar que esa fuerza está ahí, está en ti.

Cuando el desamor llega, se siente un vacio enorme, llega la desesperanza, llega la soledad, el individuo se aísla y es más fácil llenarse de odio y rencor. Somos nuevamente invisibilizados y nuestra voz ya no es fuerte.

Amor y desamor. Un par dialectico necesario para entender lo que hoy ocurre en nuestro hermoso país Venezuela.

El capitalismo dice el amor con hambre no dura y tienen razón desde su lógica. Los que producen desamor saben jugar con el estomago del pueblo y nos desarraigan del amor a la patria, el amor al legado del padre Libertador Simón Bolívar y el legado de nuestro comandante eterno Hugo Chávez Frías. Los que producen desamor ponen sanciones para que no lleguen los productos y materias primas. Los que producen desamor ordenan pagar 800% por el valor de nuestro cono monetario en frontera originándonos problemas económicos a diario.

Los que producen desamor tienen más de 11 bases militares y mercenarios en toda la circunferencia de nuestra frontera patria para llenar de más dolor a nuestro pueblo. Los que producen desamor nos comparan con países donde hay masacres y esclavitud laboral. Los que producen desamor todos los días escriben de Venezuela como el peor país del mundo donde nuestros niños mueren de hambre y desnutrición. Donde todos salen del país porque no hay futuro.

Algunos lo creen, pierden el amor patrio y la desesperanza llega. Afirman que a veces nos encontramos en lugares que debimos dejar en el pasado. Nos quitan los sueños y las utopías.

SE EQUIVOCAN, SÍ… SE EQUIVOCAN

Lo que nos define es levantarnos después de caer. Nos levantaremos de una zancadilla financiera y de un brutal bloqueo económico. Está naciendo un nuevo sistema financiero y ahora quieren guerra. La guerra es autodestrucción y hay quienes la alientan sin saber que en una guerra no hay buenos ni malos. Solo hay muerte y destrucción.

Cómo vencer el desamor y la desesperanza?

Decía nuestro guerrillero heroico, comandante Che Guevara, el revolucionario está guiado por grandes sentimientos de amor. Por amor al prójimo lucho y murió Cristo. Por amor a un pueblo lucho y murió Chávez. Por amor a nuestra patria lucharemos y venceremos.

Este artículo no es una oda al amor o al desamor. Es una reflexión de cómo desde un ataque financiero y un bloqueo económico nos siguen deteriorando la economía para que la percepción de un país sea de ruinas y destrucción por tanto lleguen los salvadores foráneos a arreglar el desastre que se percibe en un contexto de desesperanza.

Días después del 20 de agosto el programa de recuperación económica empezó a dar muy buenos resultados. Con un simple bono de 600 bolívares soberanos pudimos comprar y adquirir productos viendo con mucha alegría que la situación país estaba mejorando. Pero los que producen desamor escondieron los productos, les colocaron precios más altos y por si fuera poco empezaron a pagar por nuestro nuevo bolívar soberano en frontera 800% su propio valor para generar inflación inducida y demanda agregada desde otra debilidad que tenemos en frontera y es el diferencial cambiario.

¡Y pensar que es muy sencillo parar este desangre al país!

Mientras nosotros nos distraemos con el dólar paralelo. Los enemigos de Venezuela nos captan el cono monetario y les colocan el valor del bolívar en frontera. Que a su vez ese indicador es el que toman para colocarle el valor al dólar paralelo.

Y si nosotros vendemos productos en pesos para captar su cono monetario y con esos pesos tener nuestras casas de cambio para darle justo valor al Bolívar?

Acaso el propio banco de la república de Colombia no reconoce que el verdadero valor del Bolívar son 49 pesos por Bolívar y no los 0,00027 que reseñan hoy?

http://www.banrep.gov.co/es/tasa-cambio-paises-vecinos

Reitero la propuesta del equipo de investigación San Cristóbal. Dentro del programa de recuperación económica es necesario comercializar en divisas regionales para frenar el ataque financiero con sus propias armas. Por ende si vendiéramos por ejemplo tan solo una gandola de gasolina en pesos estaríamos captando un aproximado de 36 millones de pesos por gandola. 36 millones de pesos que serian usados para inducir el valor del Bolívar en frontera a razón de un peso un Bolívar y no el 0,00027 de hoy.

Una gandola de gasolina se convierte en 36 millones de pesos, pesos que tendríamos para nuestras casas de cambio, casas de cambio que transformarían 36 millones de pesos a 36 millones de Bolívares soberanos a razón de un peso un bolívar.

36 millones de bolívares soberanos que equivalen a 20 mil (20.000) salarios nuestros para crear un fondo de desarrollo social fronterizo. Que no haríamos con esos recursos en lo social.

Cómo obtenemos amor? Dando amor, son las sabias reflexiones del libro Ami el niño de las estrellas. Es nuestro país Venezuela la luz que alumbra el nacimiento de un nuevo sistema financiero anclado al petro como divisa convertible y soberana. Por eso nos atacan desde todos los puntos vulnerables, desde todos los flancos.

No hay por qué dudar, Seremos los que veremos los sueños de Bolívar y Chávez

Somos pueblo, somos las voces de hoy diciendo Chávez - Bolívar, somos tus hijos, somos tus herederos; somos los que estamos hoy; somos los que estaremos mañana.

Somos Venezuela; somos el faro del mundo contra los enemigos del planeta

No es utopía es amor a la revolución.

Si sólo tenemos esta noche, quédate…

Quédate conmigo, soñando, construyendo y haciendo realidad el legado del comandante Hugo Chávez.

David vivas

Vivasdavid13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



David Vivas

David Vivas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269607.htmlCd0NV CAC = Y co = US