Reciclaje Dañino

A los jóvenes, a éstos me dirijo, que los viejos -los viejos de corazón y de espíritu, entiéndase bien- no se molesten en leer lo que no ha de afectarles en nada. Que los envejecidos provenientes del pacto puntofijista, o simplemente los jóvenes envejecidos por el burocratismo o los intereses personales no pierdan su tiempo en repasar estas lineas.

Se ha definido el reciclaje, como lo conocemos habitualmente, en la acción de transformar materiales usados, que de otro modo serían simplemente desechos, en recursos muy valiosos; sin embargo, no es este el caso cuando hablamos de ese circulo vicioso en el que se ha convertido el reciclaje de autoridades en nuestras instituciones y empresas públicas.

Y es que, a lo largo de los años, la Revolución Bolivariana se ha visto inducida en la triste dinámica de reciclar y reciclar personalidades que, o no han dando resultados concretos en su gestión (es decir, no han dado la talla), o que simplemente se han visto envueltas en temas de corrupción e intereses personalistas.

Esta dinámica ha sido de la siguiente forma: hay un presidente(a) o director(a) de una institución colocado a dedo por algún ministro o ministra, este se hace de un equipo de fieles compañeros de trabajo que son colocados en gerencias y puestos claves de la organización, con la finalidad según ellos(as) de contar con el respaldo para trabajar en la misma línea estratégica y lograr los objetivos planteados, pero la verdad verdadera de esto y lo que nos muestra la experiencia, es que se crean grupos de amigotes para cometer actos de corrupción de forma segura y sin miedo, y así cumplen un semestre o quizás un año, incumpliendo las leyes, dejando las empresas a su suerte, y desmoralizando a la base proletaria.

Esta dinámica sigue hasta que pumm!!, un notición: cambio de ministro o ministra, y con este, cambio de presidentes o presidentas de las diferentes instituciones y empresas públicas, quienes a su vez, sacaran de sus puestos en forma vengativa a las antiguas autoridades y crearan un nuevo club de amigos(as) con eruditos que nada sabe de la rama donde se van a desempeñar, y que por algunos meses exprimirán, chuparan la sangre y el conocimiento de la base laboral, quienes son los que realmente saben y conocen el trabajo, y luego de un trío de meses o un poco mas de ir agarrándole el hilo a la cosa, ya estas autoridades comienzan a realizar el nuevo desfalco que poco a poco va convirtiendo a una empresa que quizás en su comienzo se proyectaba como productora, pero que termina siendo una simple maquila importadora y etiquetadora de productos (y a veces ni eso). Y si, las máquinas dañándose porque no se realizan los mantenimientos ni se les da el uso adecuado a estas; y si, el personal desgastándose moralmente al ver que no se cumplen las metas de ser entes soberanos y contribuir con la producción nacional. Y de repente pummm!! Cambio de ministro(a) y comienza todo de nuevo! vienen nuevos eruditos, o simplemente se reciclan los que estaban antes, pero cambiándolos de sillas para disimular un poco.

En opinión personal, en la actual coyuntura política que enfrenta nuestra nación bolivariana, este tipo de ciclos y dinámicas de reciclaje destructivo, debe ser superada de inmediato; y comenzar a emplear otros métodos. Las empresas públicas, de todos los sectores, prestadoras de servicios, instituciones, industria farmacéutica (urgente), necesitan nuevas autoridades, pero no autoridades recicladas y destructivas, de esas que coaccionan o aplacan a cualquier voz insurgente con ánimos de revolución. No, definitivamente, esas nuevas autoridades deben salir de la propia base laboral de las empresas, del proletariado, Si! Esa debe ser la línea. ¿Porqué? ¿Cuál sería la ventaja?: porque son estos los trabajadores(as) que verdaderamente conocen a la empresa donde laboran, porque simplemente son los que día a día ejecutan los procedimientos y actividades, y ya saben cuales son las fortalezas, debilidades, que repuesto se necesita, que debe ser cambiado, conocen por vivencia propia cuales son las fallas y como corregirlas. Al darles una oportunidad a esta base laboral, no gastaremos mayor tiempo en entrenar a "eruditos", y evitaremos formar esos "club de amigos"; porque en definitiva estos hombres y mujeres que subirán a estos cargos, lo harán por verdaderos méritos y conocimiento, y no por ser amigotes de algún adeco disfrazado con camisa roja; y al mismo tiempo esta base laboral será agradecida con la autoridad por la oportunidad recibida, por lo cual trabajará con respeto a esta; pero con la motivación que origina el esperar durante años y años en las ligas menores, y de repente poder tomar decisiones y hacer cumplir las cosas que su antiguo burócrata jefe o jefa no cumplía o nunca quiso cumplir; este trabajador vendrá con el ánimo de hacer las cosas bien y sin ser cómplice de nadie. El Presidentote o Presidentota no tendrá la excusa de decir que lo van a sabotear, ni de que le van a jugar mal, además, ¿porque hay que proteger tanto a una autoridad?, ¿Si este está haciendo las cosas bien y en lo legal porqué tendría que tener miedo?; al contrario estas autoridades necesitan quien les haga contraloría social, y quien mejor que esa base laboral comprometida con esa institución, que incluso podrían apoyarse en los diferentes Frentes de Lucha Popular, tal como lo exigió nuestro presidente obrero y que aún no se ha cumplido.

Si, en definitiva, la línea revolucionaria, que nuestro presidente obrero debe dictar, es darle la oportunidad a la clase obrera; a esos que por amor a la patria, a un proyecto, o simplemente por amor a una institución, no migraron al exterior y se quedaron dando la pelea en nuestro territorio, resistiendo la avanzada imperialista, comiendo sardinas, plátanos y yuca todos los días, con la esperanza de tener la oportunidad de hacer Patria!!. Con esta línea alentaremos a esa clase obrera que es triste testigo cada día de cómo se van destruyendo las empresas públicas; y que muchos de estos(as) una vez destruidos moralmente, deciden decaer en alguna empresa privada tras nacional o simplemente emigran engañadamente al exterior.

Por amor a nuestra patria, en honor a nuestro comandante Chávez, acabemos de una vez con el reciclaje destructivo.

Ing.

libertarios225@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 269 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269502.htmlCd0NV CAC = Y co = US