Nacimiento de un nuevo sistema financiero inminente invasión a Venezuela

Venezuela efectivamente es un mal ejemplo y los poderes hegemónicos del mundo están muy alterados. Obama terminó teniendo razón y fue el primero en sentir un verdadero temor declarando a nuestro país como una "amenaza para la seguridad de U.S.A", "una amenaza inusual extraordinaria". Detrás de este personaje están los verdaderos dueños del mundo donde están las pocas familias del mundo que poseen las grandes riquezas y son dueños de las grandes trasnacionales que depredan al planeta, creando las desigualdades sociales en los ciudadanos de los pueblos del mundo.

Somos un mal ejemplo desde la óptica imperialista porque le enseñamos al mundo a no necesitar al fondo monetario internacional o al banco mundial y a quienes subyugan a los pueblos desde la dependencia financiera y la explotación de los pueblos.

Somos un pueblo siempre en resistencia y victoria. Somos hijos de nuestro padre Libertador Simón Bolívar y nuestro comandante eterno Hugo Chávez Frías. No nos van a perdonar que seamos un pueblo con conciencia, que sepamos superar adversidades, que podamos salir de los ataques permanentes.

Nos consideran su patio trasero y en palabras de nuestro padre Libertador se creen con derecho de plagar "a la América de miserias en nombre de la libertad". Nos colocan ataques y bloqueos financieros, pero con medidas audaces y protegiendo al pueblo creamos un nuevo sistema financieros, con un presidente obrero protector conductor de victorias seguimos la senda libertaria. Esto les molesta y les preocupa ya que no pueden controlar a las masas para apropiarse de nuestras riquezas petrolíferas y mineras. Saben deben acelerar sus planes imperiales desde el sionismo financiero para saquear la prosperidad que nos da el programa de recuperación económica para desde la insistencia mediática legitimar las acciones guerreristas por venir.

Los pueblos no desean guerras. Las guerras las desean los imperios corporativos de este tiempo. Necesitan nuestro petróleo y nuestra inacción revolucionaria para que con mayor facilidad tomen el control de un territorio libre y soberano. Son dos condiciones básicas que hoy debemos tener los cuadros revolucionarios; ser productores y estar formados para la defensa integral del país.

Tenemos más de 11 bases militares en toda la circunferencia de nuestra frontera patria. Son innumerables los mercenarios acantonados en esas bases esperando la orden y las condiciones mediáticas y objetivas para invadir. Debemos prepararnos para la vida y la prosperidad social. Ellos se están preparándose para la muerte y la destrucción. Es la dialéctica de este tiempo. "Entre fusiles y flores" (https://www.aporrea.org/internacionales/a262779.html) vamos rompiendo ese brutal ataque financiero a la vez que nos acercamos a una inminente invasión. La oposición no pudo hacer el trabajo y no fueron efectivos en su tarea, les ha costado mucho en tiempo recursos para que se materialice la doctrina Monroe: América para ellos y no la Anfictionía Bolivariana de unión de los pueblos.

Aparece un nuevo sistema monetario sin respaldo del dólar hegemónico, nace basado en un criptoactivo desde nuestro petróleo y más adelante continuará con el oro. Ellos lo saben y quieren la confrontación bélica y la guerra; no les queda otra, hasta Arabia Saudita está pensando vender su petróleo a China en yuanes. Sus intereses geoestratégicos se ven disminuidos al punto que ya quieren salir de su propio engendro en la casa blanca por cuanto no logra controlar a un pueblo noble, valiente y libertario como el nuestro.

Ojala no vea la guerra en mi territorio, ya conozco el sonido del fusil y el llanto del pueblo pobre del vecino país, conozco muy de cerca su drama. Por ello, nuestra Venezuela resiste y ahora contraataca, pero para vencer necesita de ti, necesita de un esfuerzo común, donde todos participamos, donde todos buscamos un mismo bienestar. Donde todos fusionamos propuestas de convivencia humana, productiva para la defensa integral del país, para la vida prospera, para enseñarles nuevamente a los pueblos del mundo como se vence a un imperio corporativo produciendo, venciendo la guerra económica y el ataque financiero.

Ellos saben estamos preparados para la vida y la defenderemos. Entre producir y las armas me quedo con la producción, pero no se les olvide, voy a producir con el fusil al hombro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2521 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



David Vivas

David Vivas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268699.htmlCd0NV CAC = Y co = US