Frontera: delito entre dos

Apología de diversidad; quizás así se pueda diplomáticamente remendar ese corto y hueco capote político, como la inusual excusa, dado lo extenso territorial fronteril con algún país de incomodas costumbres adicionadas de bandidaje con amparo de autoridades. Difícil que mercaderes de fronteras no alíen para el mutuo delinquir, en donde se afecta al que se le toma como pantalla vial del tráfico de estupefacientes, al que se le extraen sus bienes y se le deplora su moneda para satisfacer la "economía" del delincuente receptor; compiladas por mafias, carteles y paracos. Hay connacionales con baja estima patriótica, débiles ante la deshonesta y golosa oferta y sobre todo si se vivencia el mal ejemplo de sus superiores, haciendo referencia al lado que sufre la sustracción, al otro lado nada de eso extraña.

La lógica militar nunca se adecúa al bien social administrativo, sucesos exponenciales así le dejan ver; porque la academia se rige por un patrón "universal" acivil, no socializa del todo lo eminentemente cívico-socializante, niega digerir lo civil que pierde en años de formación de cadete y en ascenso de carrera, son el mundo de armas subordinadas al rango contiguo superior confrontado con su mismo origen civil. Retirados o dados de baja no se absueltan del retrogrado castrense, perenniza vivencia del código marcial y su excepción prevé quizás por lo menos una excepción cada dos centurias que conciba los dos términos por igual.

Para el gobierno forajido aun cambiando de terna de mando se establece una "política" de agresión sucesiva, mas, cuando éste no se concibe de soberanía, sino que históricamente le ha tutelado un inquisidor de bota extranjera que encausa cómo hacer política con un vecino plegado de recursos y de ética moral patriótica ambicionados por la escueta casta mundial representada por un imperio en fase terminal que acude al maniqueísmo de sus títeres.

El vicio está instaurado; en frontera se necesita de la conchupancia para alcanzar niveles de optimización delictiva, eso, ha sucedido y sucede hasta hoy, ha sido una estrategia de larga data, y una medida urgente cuando estos niveles rebasan la diplomacia y el diálogo, es su inevitable e incondicional cierre, más aún, cunado del otro lado retumban ecos de tambores de guerra apertrechados de 9 bases imperiales, cuando sus representantes han pre asistido a un Magnicidio en Grado de Frustración, cuando asisten a la región a dar órdenes, a que fustiguen relaciones e ir sirviendo la mesa del aislamiento regional.

Hay que desligarse del delito, hay que curar existentes males, hay que recoger residuos, hay que inteligenciar, hay que ya renovar la seguridad total con lo más preciso posible de la Seguridad-Estado-Frontera, porque hay resguardar la integridad patria-nacional y la de sus conciudadanos. Se está en un momento histórico; se abrió la brecha de la libertad y ello ha causado el acoso a un pueblo-nación-gobierno que no se alinea ni se sujeta a la obediencia del facto poder imperial. Porque se tomó la democrática firme decisión de revolucionar a costa de cualquier agresión extranjera y más a costa de la felonía connacional. Por todo ello, la frontera es escudo de defensa y como tal se le debe interpretar y como tal se debe actuar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 318 veces.



Omar Ignacio Pinto


Visite el perfil de Omar Ignacio Pinto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Ignacio Pinto

Omar Ignacio Pinto

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268105.htmlCd0NV CAC = Y co = US