Sí, hay que aumentar la gasolina

Este artículo lo envié para publicar junto al último, pero tal vez por haber enviado dos en muy corto tiempo, minutos, generó alguna confusión y no salió. Lo reenvío con algunas correcciones y comentando sobre el posible aumento y la venta subsidiada a los carnetizados.

Desde la experiencia en la frontera creo que es una necesidad aumentar la gasolina, no un aumento en la frontera, un aumento nacional, no estamos en socialismo. Se debió concretar hace mucho, tal vez no hasta alcanzar el precio internacional, tal vez en varios pasos como recuerdo que se llegó a hacer en el pasado por los años ochenta. Un aumento traerá momentáneamente consecuencias negativas para la gente, pero mucho menores de lo que acarrea el precio actual; mientras el aumento tiende a corregir los absurdos problemas generados por el ridículo precio, el precio actual los empeora día a día. Si se da el aumento no debe ser usado de bandera política contra el gobierno solo porque sí, creo que es una medida de tantas que hay que tomar sin negar la responsabilidad del gobierno en esta crisis. Negarse al aumento de la gasolina no es una posición en favor del pueblo, del país, es una posición política opositora porque sí o para figurar mostrando aparente solidaridad con la mayoría, es una posición en favor de las mafias que controlan el contrabando de combustible y que les ha dado el capital para dedicarse a la compra de más altos funcionarios y otros negocios, una posición por ignorancia o por complicidad con ellos o con la intención de arruinarnos más; una medida sustitutiva sería hacer realmente efectivo el control del tráfico ilegal o robo de combustible hacia otros países, ya sea el que se hace en los pasos de frontera o con todo y tanqueros, pero en eso tenemos años, décadas, agravado todo últimamente, pareciera que no hay suficientes hombres y mujeres leales al país en las instituciones que deben hacerlo en este o en otro gobierno heredero de este, el sistema de selección de nuevos cadetes o funcionarios pareciera estar en manos de algún cártel.

Todos lo sabemos, la gasolina no la pagamos al llenar el tanque, es gratis, pero la pagamos todos indirectamente y a un precio muy superior al internacional cuando importamos los aditivos, cuando la producimos (ahora también cuando la importamos) y cuando sufrimos las consecuencias finales de su ridículo precio de venta y del contrabando; al llenar el tanque pagamos lo que equivaldría a una propina miserable al bombero, aún con los billetes de 500 o de 1000 para que se quede con el vuelto. Esta gasolina gratuita en Amazonas la llenan en toda clase de vehículos, en ocasiones hasta vehículos inservibles remolcados, incluso llegaron a utilizar uno sin motor o tal vez más de uno; la transportan a centros de acopio y muchas veces directamente a los puertos que la llevan a Colombia o a las minas para inmediatamente retornar y volver a llenar los tanques (a veces el vehículo tiene dos tanques "repotenciados") mientras los verdaderos usuarios, los que la necesitan para movilizarse, pueden estar hasta cuatro o más días en espera. Que alguien se atreva a decir que no es cierto, que venga aquí a Amazonas a echar gasolina o a viajar hacia el interior del estado y que observe con cuidado; mucho se menciona al Táchira y Zulia, pero extrañamente se olvidan de Amazonas.

El señor ese del carro de drácula dicen que donó al estado Amazonas autobuses de segunda para mejorar el transporte colectivo. Por cierto, es algo extraño que utilice el nombre de drácula para atacar la corrupción cuando Chávez utilizaba ese mismo nombre para referirse a quienes "mordían" a los encargados de combatirla y los convertían en nuevos corruptos. Los autobuses llenan muchas veces el tanque de gasolina o gasoil pero la gente se queja de que trabajan muy poco o no trabajan. Antes, cuando financiaban unidades de autobuses o busetas para Puerto Ayacucho generalmente terminaban en otros estados porque era más rentable allá, pero ahora parece que todos quieren trabajar aquí.

La gasolina corriente de un camión cisterna lleno de 30.000 litros tiene un valor de 30.000 bolívares fuertes (30.000, no 30 millones), el valor de un caramelo es de unos 50.000 bolívares fuertes, podríamos cambiar medio caramelo por 30.000 litros de gasolina, ni hablar del gasoil; la gasolina de alta (de 95) está en BsF 6 el litro, la gasolina de alta de toda una cisterna sale entonces en BsF 180.000, menos de cuatro caramelos. Uno ya no puede elegir, el tanque lo tenemos que llenar con la gasolina que hay en el momento, o es corriente (casi siempre) o es de alta (rara vez). Imaginen lo subrealista de una cisterna transportando medio caramelo. ¿Cuántos caramelos entran en una cisterna? ¿Estamos o no estamos regalando la gasolina? ¿Al pueblo? ¿Se beneficia realmente el pueblo de esta irracionalidad? ¿Nos están sirviendo para algo estos precios o más bien contribuyen con la cultura generalizada de la corrupción y finalmente con la hiperinflación? Esto es una verdadera guerra económica, porque es muy económica una guerra así, se autofinancia, se autodestruye PDVSA, es muy efectiva y es ejecutada traidoramente desde adentro (¿endógena?) incluso por buena parte del pueblo arruinado por los bajos salarios y la hiperinflación, y bajo la protección y participación de quienes deben evitarlo y al final todos aportan a la mafia mayor que se encarga de la venta final a Colombia o a las minas como lo hacen con los alimentos, cobre de los cables y todo producto subsidiado.

Si no tienes gasolina y tienes una emergencia, seguramente no podrás llenar el tanque a menos que sea el día de tu placa para echar, tengas el número que recibiste en la cola del día anterior (cola de entrega del número) y haya gasolina en la bomba ese día, pero no hay problema, si no puedes adquirirla en la estación de bombeo, puedes comprarla a precios que pueden llegar a los BsF 500.000 el litro (toda una ganga si lo comparamos con el precio internacional) dependiendo de la escasez del momento y de si el revendedor es un conocido o amigo de un conocido que no revende gasolina "solo te hace el inmenso favor". Eso sí, en efectivo porque sin efectivo no hay paraiso.

¿Descubrí el agua tibia? ¡Claro que no! Todo el pueblo sabe eso y lo venimos informando desde hace años cuando advertíamos de su inevitable evolución y de las posibles intenciones que llevaba el asunto, lo repito hoy, pero algunos no lo quieren ver y en el exterior muchos pensarán que es parte de la guerra mediática, porque es realmente increíble; como se dice muchas veces en las colas: "el problema es que lo cuento y no me creen".

El incremento de los precios de bienes y servicios por gastos de combustible que puede ocasionar el aumento no puede ser argumento para negar la sinceración del precio, tenemos gasolina regalada y estamos en hiperinflación. Lo que nos preguntamos ante estos hechos y muchos otros, debido a su continuada inacción, falta de efectividad en lo que se denomina defensa integral de la nación, es si el gobierno es parte activa en el plan de convertir al país en una república paria sin capacidades productivas, dedicada principalmente a la venta de sus recursos naturales a corporaciones, mientras se beneficia a una gran mafia ligada a diferentes carteles nacionales e internacionales.

Bueno, hasta aquí el artículo que traté de publicar, pero ahora quiero comentar sobre el posible aumento anunciado de la gasolina y el uso del carnet de la patria para adquirirla subsidiada

Debo añadir que a partir del pasado lunes se observa un verdadero orden en el suministro de gasolina, hasta reapareció la de 95 octanos, hay menos vehículos, ayer revisaban los papeles de propiedad, se incorporó la policía para impedir la acción de los coleados y las colas, aunque aún largas, fluyen de manera razonable, tal vez el resultado del nombramiento de un nuevo comandante para la Zona de Defensa Integral (ZODI). Esperamos que se frene la hemorragia de combustible, que no se cumpla el dicho de las escobas que barren bien cuando son nuevas y que por el contrario se siga corrigiendo el problema, sin embargo, después de tantos años de agravamiento progresivo y la falta aparente de interés en resolver el asunto de estos negocios ilegales multimillonarios, nos preguntamos si el problema de producción y escasez de gasolina se ha agravado tanto que ya no tienen más remedio que controlar y hay que controlar a juro en medio de un caos de escasez donde ya el control no sirva de mucho; esperamos que no sea así y que el cambio, aunque muy muy tardío, sea real, pero el uso del carnet de la patria para vender gasolina subsidiada da mucho que pensar.

Recuerdo que fue el presidente Chávez quien anunció y ordenó la elaboración de un nuevo carnet de identidad, una nueva cédula, moderna, con la cual se podrían hacer la mayoría de las transacciones, reducir grandemente los trámites burocráticos, con código de barras, y sorpresivamente, años después, apareció el carnet de la patria –ahora con código QR-- como un segundo documento de identidad, una cédula política en lugar de lo que debió ser la nueva cédula de identidad de todos los venezolanos como la ideó Chávez, nos dejaron la misma anticuada cédula y gastaron los recursos en su modernización en un carnet político-social que debería ser para todos, la verdadera cédula prometida.

Tal vez me equivoque, tal vez existe el mecanismo para evitarlo, pero todos estamos mordidos de culebra, el registro de vehículos para recibir gasolina subsidiada, que incluye vehículos no propios –de amigos, familiares, compañías-- podría dar lugar a que una persona o empresa registre un buen número de vehículos a través de "avances" para usarlos en las mismas actividades de bachaqueo de siempre pero en todo el país como dice Oscar Heck (https://www.aporrea.org/contraloria/a267216.html) o como en el caso del pan donde al panadero se le exige de todo para producir y vender pan pero posteriormente se deja bachaquear libremente sin control sanitario y al precio que fija el bachaquero que en largas colas generadas por ellos, le ha quitado el pan al que no la puede hacer porque trata de trabajar o está en otras colas, y así con vehículos que tal vez ni rueden, tendremos carnetizados generando colas para revender gasolina a quienes no están carnetizados.

Todos los días se descubre algo "nuevo" ahora falta que descubran el casi invisibilizado estado Amazonas, la frontera más débil del país, donde ocurre lo mismo que en otras fronteras o peor, con cárteles mexicanos y colombianos que han ocupado territorio con apoyo de aeronaves y no dejan entrar a sus habitantes naturales, habitantes a los que se les escamoteó el derecho a demarcar sus tierras ancestrales como en Perijá. Si no me creen pregunten a los habitantes del Sipapo de como el ELN los convocó para decirles que ellos nada tenían que ver con esos elementos armados que ocupan teritorios en el Sipapo y los identificaron como miembros de cárteles de México y Colombia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 819 veces.



Íñigo Narvaiza


Visite el perfil de Íñigo Narvaiza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Íñigo Narvaiza

Íñigo Narvaiza

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267260.htmlCd0NV CAC = Y co = US