"Por ahí viene La Marcha", (Mis impresiones)

Después de los disturbios tipo "SOS VENEZUELA" con sus banderas volteadas y sus métodos necrófilos de lucha, y en medio de la cotidiana catarsis de los claudicantes (antes de su ensayada huida por la derecha), por ahí viene una protesta legítimamente chavista, que involucra a quienes van haciendo posible la estrategia "Comuna o Nada". Viene encabezada por una bandera Zamorana y viene desde portuguesa a denunciar la situación de la tierra (de su cuidado y su defensa).

En el Underground de NuestraIzquierda, se está hablando mucho sobre el coraje de la marcha que viene a Caracas. Los panas están montados en apoyar desde la RRSS y desde la calle, visibilizando la iniciativa campesina, gente que uno respeta y admira está operando en varios espacios para motivar el ejercicio solidario, las camaradas que están arrechas con la "situación país", también están invitando al recibimiento de la marcha y hay un ambiente de mucha expectativa sobre lo que vaya a salir de esta jornada.

Nuestra gente está muy pendiente de esa movilización, por el compromiso de sus marchantes y por pulsear a favor de las redes (solidarias y cooperantes) que se han estado tejiendo en todos estos años de luchas. Esa iniciativa de los campesinos está inyectándole varios galones de dignidad a un chavismo agobiado y a la defensiva.

Se llaman "Marcha Campesina Admirable", se autoinvitaron al diálogo enarbolado como consigna fundamental del gobierno revolucionario. Quieren hablar de sicariato, pero también de justicia, de guerra económica y también de producción comunal, de asedio internacional y de los mecanismos para combatirlo.

En el marco de la inducción imperial hacia una economía narcodolarizada, del establecimiento territorial del hampa paramilitarizada y de posibles falsos positivos en una frontera vigilada por la OTAN, los campesinos emergen como un foco de dignidad bien interesante. La marcha admirable campesina es una subrayada histórica (con resaltador rojo, fosforescente) diciéndonos: La única salida a esta crisis, comienza con la radicalización del discurso por la tierra y el horror a la oligarquía.

¿Te imaginas que, no solo se reúnan con el Presidente sino que, también, logren realizar sus reivindicaciones más allá del discurso oficial y el blah blah burocrático?. En ese ejercicio de imaginación se despliegan las condiciones ideológicas que nos separan de los sectores claudicantes, en tanto que la construcción del estado comunal, como ejercicio de poder popular, es también una amenaza inusual y extraordinaria para los poderes facticos del gobierno global y no solo una frase pintada en la pared.

Ante la arremetida global del fascismo que radicaliza su accionar en el tema de la posesión y el control de la tierra (en palestina, o en el territorio mapuche, en la goajira, en Irak, o en siria, por ejemplo), nosotros no podemos sino radicalizar nuestras estrategias de poder sobre el tema territorial, en todos los escenarios de lucha.

En absoluta sintonía con esa tensión histórica que nos constituye como nación en revolución, esa marcha no solo es una interpelación al gobierno, es también una bofetada al imperio decadente. Es como la crisis orgánica gramsciana, pero en las contradicciones; Imperio/Soberanía, Campo/Ciudad, Estado/Comuna, GobiernoRevolucionario/Neoliberalismo, MovimientoPopular/Fascismo.

La vía comunal nos permitirá reterritorializar al país y generar una mejor distribución de la riqueza (entre muchas otras realizaciones), en la misma medida en que aceleraría todo los procesos imperialistas que buscan hacer implosionar el modelo democrático participativo. Es decir, el avance hacia la producción comunal nos acerca a una confrontación antimperialista, en la misma proporción que vayan constituyéndose sus condiciones de posibilidad. Eterno retorno a la lucha de clases

La posibilidad de realizar la consigna "tierra hombre y mujeres libres" en un sistema de gobierno productor de "la mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política", además de poética, es también muy peligrosa. El modo de producción comunal es una mezcla de amor, tierra y fusil, por eso esta marcha nos invita, lejos de romantizar los procesos de liberación nacional, a asumir que "lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso…"

Pero, Mientras los compas caminan y afilan sus verdades, las críticas también andan por allí balbuceando sus obviedades, señalando que "son poquitos" y si, es verdad son poquitos, pero en ese poquito está contenida la arrechera que cargamos todas y todos…. Que "Después de llenar Caracas, eso no parece una marcha" también es verdad, hay que "llenar caracas" pero de consciencia y en ese poquito de gente que marcha también está el sector más consciente en sus formas de lucha y en sus reivindicaciones... "Que tiene que verse más gente en las fotos", Exactamente por eso deberíamos ir todas y todos a acompañar y a recibir esa marcha, porque tiene que verse que en ese poquito hay un gentío que no sale en las fotos, pero que anda buscándole una salida chavista a la crisis. Por esas razones (y porque toda la vergüenza y la dignidad del mundo cabe en un solo grano de maíz), es que tiene que apoyarse esa movilización y los procesos que desencadene.

Y no es solo acompañar a los caminantes (Porque hay que hacerlo y hay que demostrar que esas consignas son reivindicadas por todo el chavismo), hay que acompañar la realización de esas demandas junto a nuestros comuneros, estar atentos a sus llamados, ser partícipes de sus luchas, asumir vocerías que visibilicen el desarrollo de esta jugada, hacer consciente que si ganan los campesinos gana la revolución.

En la reunión con Nicolás termina la marcha de los compas que vinieron a Caracas, pero en ese momento comienza la otra marcha, la marcha del movimiento popular hacia la derrota de la ineficiencia, la corrupción y el burocratismo en el gobierno, hacia la avanzada continental antifascista y hacia la construcción de la nación comunal, con toda la ternura, la violencia y el compromiso eso que implica.

robertgalban@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 806 veces.



Robert Galbán


Visite el perfil de Robert Galbán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Robert Galbán

Robert Galbán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a266670.htmlCd0NV CAC = Y co = US