Ante el asedio imperialista, gobierno de resistencia

Durante los últimos años, nuestro país ha sido víctima de un ataque sin precedentes que combina todo tipo de elementos políticos, económicos, sociales y militares con la finalidad de destruir nuestra Revolución, desmembrar el Estado nación y arrodillar a América Latina y el Caribe una vez más ante el imperialismo. Han atacado con toda su fuerza a Nicaragua, lo intentaron en Bolivia y fracasaron, pero avanzaron en el Ecuador y esto nos pone en una situación complicada por haber perdido algunos aliados importantes y por la disminución de otros.

Ante esta situación, debemos reconocer el temple de nuestro Gobierno al aguantar, hasta ahora, la impresionante ofensiva imperialista contra Venezuela. Asimismo, es importante analizar ¿cómo el chavismo se ha mantenido en el poder? ¿Qué elementos han garantizado que nuestro pueblo aguante con tanta gallardía los embates de los enemigos de la Patria? Creemos que la clave está en las organizaciones de base que se han conformado al calor del asedio y el papel determinante de la mujer, de la madre de familia que milita en los CLAP, en los Consejos Comunales y la militancia dura que aún cree en la posibilidad de construir el socialismo, además del papel determinante de la FANB como pilar de esta Revolución.

En el marco del nuevo comienzo convocado por el presidente Maduro, consideramos la necesidad de plantear y desarrollar la teoría del Gobierno de Resistencia, en el cual deben fortalecerse los vínculos del pueblo y el gobierno, entre los cuadros de base y su dirigencia. Sin embargo, es un clamor popular la renovación de la Revolución, pero ¿cómo nos renovamos? Sacándolos a todos y haciendo una purga o modificando los métodos y construyendo un nuevo enfoque político adaptado a las nuevas condiciones objetivas y subjetivas actuales.

GOBERNAR EN MEDIO DE LA COMPLEJIDAD

La situación económica nacional se agudiza en la medida que el asedio imperialista avanza con nuevas sanciones, formas de bloqueo, campañas de desprestigio, sabotaje y amenazas militares contra la nación. La crisis generada por los enemigos de Venezuela ha tenido un impacto importante en nuestra población y se ha generado toda una nueva dinámica económica y social al margen de la legalidad como consecuencia de la distorsión económica nacional, este nuevo andamiaje, denominado por algunos especialistas como "la otra economía" está compuesta por la minería ilegal, el contrabando de extracción, la compra y venta de divisas en el mercado negro y la venta especulativa de alimentos e insumos de primera necesidad.

A esta situación, se suman: [1] las deficiencias estructurales en los servicios públicos básicos que afectan la calidad de vida de la población; [2] la existencia de un grave problema de descomposición moral del tejido social en nuestras bases populares, lo cual está afectando cualquier intento de construcción colectiva en el seno del Poder Popular; [3] los altos niveles de desconfianza interpersonal en todos los estratos de la sociedad, lo cual genera que la consolidación de cualquier equipo de trabajo sea cuesta arriba; y [4] la situación de vulnerabilidad de la soberanía, tomando en cuenta que las fronteras son el epicentro de la inestabilidad nacional. Es por ello que el Estado debe contar con suficiente capacidad de maniobra en medio de la complejidad, entendiendo que se intenta desarrollar una gestión de Gobierno de Resistencia en condiciones totalmente adversas.

CONFIGURAR NUEVAS FORMAS DE GOBIERNO

Debemos avanzar en la definición de una mentalidad ofensiva y prepararnos para las consecuencias de las medidas que vamos a tomar. Es por ello que el vínculo pueblo – gobierno debe fortalecerse, seguir luchando por alimentar a nuestro pueblo y romper el bloqueo que se nos impuso como parte del asedio imperialista contra nuestro país, tratar de facilitarle la vida a nuestro pueblo y evitar que el Gobierno sea parte de las calamidades que ya sufre nuestra gente.

Una de las líneas fundamentales que proponemos se basa en la necesidad de crear, innovar y configurar nuevas formas y métodos de gestión de Gobierno. La gobernanza multinivel es un concepto clave en la nueva visión estratégica, pues la necesidad de planificar, coordinar, articular y construir una gestión colaborativa es cada vez más necesaria, debido a la poca capacidad instalada de nuestros ministerios, alcaldías y gobernaciones.

La gobernanza multinivel se refiere a la vinculación, articulación y ejecución de las políticas públicas de forma coordinada entre el gobierno central, regional, municipal y las nuevas formas de participación protagónica del pueblo, con la finalidad de territorializar la gestión e identificar y solucionar las necesidades de las comunidades, además de promover diversas iniciativas orientadas al desarrollo local en lo político, económico y social.

GOBERNAR A TRAVÉS DE REDES Y NO DESDE ESTRUCTURAS JERÁRQUICAS

Se plantea la idea de dirigir a través de la influencia y no desde el ejercicio del control autoritario, relacionarse más para mandar menos desde la vieja lógica vertical y arbitraria, para lograr estos niveles es necesario adecuar los métodos y generar un abordaje territorial que permita restaurar los vínculos entre las bases populares y la dirigencia política. Se plantea avanzar en una forma de gobierno desde los territorios junto a las comunidades con la finalidad de orientar y emocionar a las masas para que actuemos juntos, pueblo y gobierno.

Estos son elementos fundamentales en la construcción de la nueva visión estratégica del Gobierno de Resistencia, además de la promoción del entendimiento y la cooperación entre los diversos actores políticos y sociales del territorio midiendo el capital social e identificando los indicadores estadísticos fundamentales para el control de la gestión.

No obstante, para lograr avanzar en esta dirección es necesario elevar el nivel de la dirección político-técnica del gobierno a través de la formación sobre métodos de dirección y planificación estratégica para una gestión de resistencia popular.

LAS REDES DE ARTICULACIÓN Y ACCIÓN SOCIOPOLÍTICAS (RAAS)

La nueva visión política hacia la construcción de un Gobierno de Resistencia debe contar con un punto medio que articule y coordine las distintas instancias del Gobierno central, regional, municipal y el Poder Popular organizado, concentrando todos los esfuerzos asistenciales, programas sociales, procesos organizativos, unidades de servicios públicos y espacios formativos comunitarios.

El objetivo original de las RAAS propuestas por el PSUV es "la organización para la defensa integral de la nación, la defensa del pueblo en los ámbitos ideológicos, cultural, político, social, económico, electoral y militar. Para lograrlo se plantea: [1] definir con claridad las comunidades que se encuentran dentro del área de influencia territorial de cada UBCH; [2] Definir las calles que conforman cada comunidad; y [3] Desplegarse calle por calle, casa por casa, para la caracterización sociopolítica de los habitantes y el conocimiento pleno del territorio".

Creemos que este es un método, el cual puede ser efectivo para el reencuentro, articulación y renovación de las relaciones sociales de nuestras bases populares, entendiéndolas como unas redes de articulación y no como otra estructura más sumada al conglomerado de las ya inventadas. No obstante, consideramos un error supeditarlas a las UBCH de forma electorera, puesto que eso no garantiza una acción revolucionaria territorial concentrada en los habitantes de ese espacio geográfico, debido a que alguien puede vivir en un barrio y votar, incluso, en otra ciudad.

Se propone que esta instancia media de articulación debe estar en el territorio, en los barrios, sectores y comunidades. La RAAS debe supeditarse a la delimitación geográfica de cada consejo comunal porque ya existe un avance importante en la consolidación del gobierno territorial, debe hacerse un llamado amplio y articular todos los actores políticos, sociales, comunitarios e institucionales con la finalidad de ampliar el radio de acción e incidencia de la Revolución en los territorios. Además, de construir un vínculo superior entre la dirigencia y el pueblo.

DESARROLLAR PEQUEÑAS VITRINAS COMO EJEMPLO DE LA NUEVA VISIÓN POLÍTICA NACIONAL REVOLUCIONARIA

Creemos que las y los revolucionarios deben intentar construir experiencias ejemplares en distintas partes del país y luego intercambiarlas.

Además es necesario enmarcar nuestros esfuerzos en el desarrollo de la teoría del Gobierno de Resistencia porque Venezuela debe avanzar hacia la consolidación de su independencia política, autosuficiencia económica y autodefensa militar y para lograrlo debemos recomponernos en lo moral y construir un nuevo tejido social para consolidar una hoja de ruta que dibuje el socialismo en el horizonte.

guerrillero66@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 910 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a264767.htmlCd0NV CAC = Y co = US