Socialismo bolivariano como propuesta a la crisis estructural que vivimos

Quizás los términos en que se ha planteado la lucha por la construcción del socialismo bolivariano, tenga mucho que ver con los resultados obtenidos hasta ahora, los interesados en desacreditar la propuesta revolucionaria de transformar el estado e impulsar un nuevo modo de vida por vía pacífica, están babeando de excitación por creer que la coyuntura actual indica el fin de la iniciativa bolivariana.

No solo los sectores contrarios a la revolución están constantemente frotándose las manos por cada revés que sufre el país, con tal que agregue a la imagen negativa del socialismo como sistema, con tal de "aislar" al gobierno venezolano e impedir que de manera soberana decida sus asuntos internos, defina su política y cree su modelo en un escenario de paz y soberanía, también quienes se han enriquecido a la sombra de la administración de la renta del estado, apuestan a que no haya la posibilidad de que las cosas funcionen y se vean obligados a rendir cuentas ante la justicia, quienes desde la responsabilidad desconocen el alcance de sus funciones y siempre se excusan con argumentos de nuestro insólito universo, esos; que forman la corriente antipatría, son tan responsables de la situación actual, como los que piden y promueven abiertamente la intervención extranjera.

La impunidad de los delitos, el desconocimiento de la institucionalidad, el tráfico de influencias, nepotismo, clientelismo, populismo, demagogia y otros vicios del sistema capitalista, sobreviven a leyes y estructuras creadas para combatirlos, somos testigos de decisiones que a todas luces buscaban favorecer a sectores involucrados en tramas que atentaron contra la integridad y la seguridad del país, ¿quién puede olvidar la fuga de Carlos Ortega, Antonio Ledezma y otros involucrados directamente con acciones que dejo saldo de víctimas fatales? El desfalco a PDVSA tiene referentes que frustran a quienes vemos en la lucha contra la corrupción, una lucha a muerte contra un flagelo que trunca todo intento de liberación

La intención no es enumerar una larga lista de delitos sin castigo, tampoco entrar en el plano de la culpa, como vía para evadir responsabilidades, tratamos en lo posible, abrir un debate serio acerca de los alcances del socialismo bolivariano como alternativa histórica, y no precisamente como cortina de hierro, que impida ir a la raíz de nuestros problemas, y lograr el cambio de estructura que permita desencadenar la fuerza contenida en la participación de un pueblo consciente de su propia lucha por la emancipación verdadera.

Compartimos plenamente la conceptualización del socialismo bolivariano como: "Modo de vida sustentado en la espiritualidad del ser humano, basado en el bien común, la producción socialista y el poder comunitario, empleando el método de la democracia directa a fin de autogestionar por medio del pueblo organizado, la dirección de la sociedad y consolidar la emancipación plena del colectivo nacional"

Pero además el socialismo bolivariano debe agregar elementos que contribuyan al cambio cultural, a la justicia revolucionaria, a la satisfacción de necesidades materiales, a la colectivización del poder como herramienta de construcción de nuevas realidades. A la concientización de la tarea histórica heredada por los padres de la libertad americana y la elevación a niveles superiores de la formación política del pueblo, para lograr la identificación de objetivos trascendentes en la conformación de un mundo pluripolar.

franco__rivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1422 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263208.htmlCd0NV CAC = Y co = US