Fuenmayor Toro: teoría y práctica de la corrupción

I.

"La corrupción es un fenómeno generalizado en la mayor parte del mundo.

No basta con un discurso que reafirme la ética de los funcionarios públicos, ni que se exprese contra la deshonestidad, si los casos no son atendidos como se debe y los culpables permanecen sin el castigo que merecen de acuerdo a la falta cometida."

(Luis Fuenmayor Toro, “La lucha contra la corrupción”)

"Uno de los elementos éticos fundamentales en el ejercicio de la función de gobierno, del cual nuestro país se ha visto privado casi desde su constitución como República, radica en el manejo pulcro y eficiente de los escasos recursos materiales y humanos de que dispone, para atender y satisfacer las necesidades infinitas de una población en su mayoría carente absolutamente de todo."

(Luis Fuenmayor Toro, “Ética gubernamental y de la oposición política”)

"El mecanismo más frecuente de corrupción administrativa se instrumenta en las adquisiciones de bienes y servicios..."

(Luis Fuenmayor Toro, “La corrupción”)


II.

“ La OPSU , representada por el ciudadano Luis Fuenmayor Toro, (...) en su condición de Director, suscribió dos contratos de Salud con la empresa "Unidad de Servicios GMI, C.A.", el primero de los contratos (...) destinado a la prestación de servicios odontológicos prepagados con vigencia desde el 1ero de Enero hasta el 31 de Diciembre de 2004; y el segundo contrato (...) dirigido a la administración de un fondo de salud para la atención médica del personal empleado y obrero, con vigencia del 1ero de Marzo hasta el 31 de Diciembre de 2004.
Por otra parte, el Ministerio de Educación Superior (...) suscribió con la referida empresa... (otro contrato) cuyo objeto y vigencia es exactamente igual al último de los aludidos contratos.”

(Aviso de la Dirección General de Control de los Poderes Públicos Nacionales de la Contraloría General de la República , publicado el 7 de Julio de 2006 en el diario Últimas Noticias)



III.

"En el campo de la ética existe, y es necesario decirlo, una disociación entre lo que se dice y lo que se piensa, más que evidente en los altos representantes de la economía mundial y de las finanzas, los mandatarios de los países poderosos, el comercio, la gerencia privada y las capas sociales más favorecidas.
Esto significa que ciertos grupos sociales o personalidades no creen realmente todo lo que dicen sobre determinados valores éticos, cuya estricta aplicación podría significar una merma en la magnitud de la riqueza por ellos disfrutada."

(Luis Fuenmayor Toro, “Ética gubernamental y de la oposición política”)


IV.

“En lo atinente a los dos últimos contratos mencionados, es conveniente indicar que la Comisión para la Selección de la Empresa Ejecutora del Plan de Salud, correspondiente al lapso Marzo- Diciembre 2004, fue designada por el ciudadano Luis Fuenmayor Toro, (...) actuando como Director del Despacho (E) del MES...
Asimismo, cabe destacar que la empresa "Unidad de Servicios GMI, C.A.", en un 50% del capital social, para el momento de la suscripción de dos de los contratos y la entrada en vigencia del otro, era propiedad de la "Sociedad Mercantil Inversiones GMI 200, C .A.", en la cual se desempeña como presidente el ciudadano Luis Alejandro Fuenmayor Di Prisco...”
(Aviso de la Contraloría General de la República , 7-7-2006, Últimas Noticias )


V.

"Las contradicciones anteriores significan la existencia de una dualidad valorativa entre lo que valoramos como más justo teóricamente y lo que aceptamos ocurra en la práctica diaria, aunque no se trataría de una doble moral (Prats i Catalá, 2000) sino de reconocer que la valoración ética teórica es incapaz, por el momento, de hacer variar en forma importante las cosas y, por lo tanto, para sobrevivir en un medio institucional, en el que sería suicida poner en práctica nuestros ideales éticos valorativos, terminamos aceptando un discurso práctico mucho más permisivo. Esto explicaría el doble juicio valorativo ético y la tensión que se produce en todas las sociedades entre el nivel normativo y el nivel práctico de nuestros juicios. En síntesis, practicamos realmente una moral informal que desgraciadamente ni se ajusta a lo que pensamos ni tampoco es capaz de producir los cambios éticos requeridos."

(Luis Fuenmayor Toro, “Ética gubernamental y de la oposición política”)


VI.

“En este orden de ideas, es de señalar que el Departamento de Datos Filiatorios de la Dirección de Dactiloscopía y Archivo General, adscrita a la Dirección General de Identificación y Extranjería del Ministerio del Interior y Justicia, (...) informó que el ciudadano Luis Delfín Fuenmayor es el padre de Luis Alejandro Fuenmayor Di Prisco.”

(Aviso de la Contraloría General de la República , 7-7-2006, Últimas Noticias)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6957 veces.



Simón Rodríguez Porras

Músico y militante del Partido Socialismo y Libertad.

 @guitarraylapiz

Visite el perfil de Simón Rodríguez Porras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: