La Quinta Columna

La táctica de infiltrar al enemigo data de la guerra de Troya, pero es en la guerra civil española (1936) que esta adquiere una connotación moderna, cuando el general franquista Emilio Mola, comandante de cuatro columnas en el asedio a Madrid, en una transmisión radiofónica habló de una "quinta columna" clandestina adicional, también bajo su mando, formada por simpatizantes locales del golpe de estado fascista. Esa figura la viene utilizando el gobierno-PSUV como artificio propagandístico para descalificar a quienes critican el fracaso de su gestión al frente del Estado, con la pretensión de eludir su responsabilidad en la pavorosa crisis que está lanzado a la pobreza a millones de venezolanos.

Quienes defienden la tesis de la "guerra económica" como única causa de la crisis sistémica que padecemos y explican su agravamiento por la acción de los "quintacolumnistas", conscientes o inconscientemente, ocultan los graves errores de conducción política y económica del gobierno. Miran hacia otro lado ante el desmontaje de la Constitución y los referentes de la revolución bolivariana, la naturalización de la corrupción pública y privada, su viraje hacia la derecha al usurpar el poder constituyente originario con el fin de imponer "leyes constituyentes" antinacionales –como las del Arco Minero y protección de inversiones- para legalizar un geocidio y la privatización de las reservas petroleras y mineras con su entrega al gran capital transnacional.

Los "guerreros económicos" no dejan espacio para el reconocimiento de las evidencias que brotan de una realidad lacerante e incuestionable, ni admiten que el pueblo pueda informarse de esta, por eso han convertido la gestión pública en una "caja negra" gobernada por métodos autoritarios, cada vez más distante de los ciudadanos. Paradójicamente, esta dinámica debilita cada vez más la cúpula en el poder y al Estado, haciendo más vulnerable a la Patria frente a la injerencia externa y a la amenaza cantada de una intervención militar "humanitaria" de EEUU respaldada por la OTAN, Colombia, Brasil, Guyana y, la propia quinta columna de los judas cipayos de la MUD que abiertamente –como hacen los Hausmann, Ledezma, Machado, Muchacho y CIA- o soterradamente, conspiran para entregarle en bandeja de plata al imperio nuestro bien más preciado, la independencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1039 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260220.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO