La soga revienta por lo más delgado

Imposible negar su palpable realidad; en casi su totalidad, empresas del Estado en cualquiera de sus categorías se manejan bajo el siempre criterio neoliberal.

Sus infiltrados gerentes "sociales" adoptan fulminantes totalitarias medidas anti-laborales amparadas en su montaje de conspiración, sabotaje interno y saqueo del derecho, prestos en alianza vituperable con inspectorías en misma conspiración; vice ministras que manda más que el ministro y son suma parte del plan Guerra Económica en versión Empresa Quebradas, y por supuestos, bien remunerados, no son favores gratis, sus pagos provienen de las arcas de la empresa, mismo dinero de los trabajadores que se utiliza para echarles soga al cuello. La mala praxis jurídica se abroga el término sentencial para degollar la implementación del Proyecto Proceso Social del Trabajo.

A saber hay una importante empresa seguridad de Estado, no de la magnitud de PDVSA, pero, sí por estar en encaje de rubros producción excepcional que ha sido conejillo de ensayo de todas esas atrocidades. Hasta el momento por ella han pasado 5 "gerentes" y un 6to a bordo en timón; empresa víctima que fue desmejorada por sus dueños capitalistas y que en el 2008 fue comprada a través del Estado, hoy está adscrita a un ministerio. 5 personeros gerentes han dejado huellas de propósita dudosa "incompetencia". Plan de expansión que en conjunto quintuplicaría su producción, fue abortado, graves sucesos como el de la quema de una línea y afectaciones a dos, más siguen en las tinieblas de su aclaración, robos de implementos y hasta de dinero también en tinieblas y como otra perla curiosidad se ejecutó un proyecto "elefante blanco" que no explica por qué razón se hizo, si para que éste fuere rentable, hablando en el término-argot capitalista, era menester se cumplieran a cabalidad proyectos sustentables, ahora exhibe su gran carpa blanca que impresiona desde afuera siendo un simple galpón de almacén y con pernicioso altísimo costo.

Se han acumulados los errores y debido a la situación actual la soga revienta por lo más delgado, y el obrero, de nuevo es el paga peo, es el cordero puesto en el ara del sacrificio del modo-finanzas al estilo neoliberal; se conserva el auto-totalitarismo gerencial por encima del reconocimiento de la participación y del protagonismo colectivo, cual ahora indica la ley de los CPT y se toman drásticas inconsultas decisiones de neto corte neo-capitalista, se irrespeta el derecho laboral, se elude, se manipula la Asamblea y a ese su intrínseco valor vinculante. Se aplican tretas-recetas dilatorias para poder demostrar mediante la ausencia "provisional", inutilización selecta de un personal despachado con potestad patronal de expreso permiso para parear la "dificultad" que arrastró su incompetencia debidamente planificada, inconsulta e intransigente orden, y que dio lucros personales; se cambia al payaso de turno-carpa, mas, no al dueño del circo, la función continúa a pena del dolor hacia el desconcierto del Plan de la Patria 2013-2019 y el de por implantar 2019-2025. ¿Y hacia dónde se quiere ir a parar dentro de esta contra praxis, será qué se cumplirá el legado de Chávez de esta felona forma o cada una de las empresas volverá a manos privadas para dar muerte al aún no naciente Proyecto Social del Trabajo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 314 veces.



Omar Ignacio Pinto


Visite el perfil de Omar Ignacio Pinto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Ignacio Pinto

Omar Ignacio Pinto

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259216.htmlCd0NV CAC = Y co = US