Claro oscuro con la dignidad no se hace mercado

Muy pero muy afectado emocionalmente, le decía a un buen compañero que me escribe y le escribo que, me reconozco definitivamente muy emocional, siempre lo he sido y siempre lo seré, es mi ADN pero su escrito me motiva a trabajar con mayor intensidad, la prudencia como virtud, son muchas y variadas cosas las que nos suceden a diario y por lo general todas complejas, uno no termina de entender algo y aparece otra cosa que ocupa nuestra atención y a lo cual uno cree que le tiene que dar respuesta pero no da tiempo y de allí viene mi emocionalidad, quisiera poder responder a todas como nuestros seres amados lo esperan pero por lo general es inevitable que muchas se queden sin respuesta oportuna y de allí viene el claro oscuro de la vida misma y con el asunto de la dignidad pasa más o menos lo mismo, quienes me conocen de cuando en cuando me recuerdan lo comprometido que he estado por muchos años en el asunto político acompañando a Chávez y a Maduro hasta no hace mucho y me dicen con cierta razón y que lograste con todo eso si no tienes nada, ni mercado puedes hacer y no sé hasta cuando vas a esperar que te den lo que le han dado a otros sin que como tu hayan movido solo un dedo, 5 años en un refugio y nada, no te das cuenta que no te van a dar nada y para colmo de males enfermo, no piensas hacer nada, vas a permanecer allí como si nada, si les respondo si voy a hacer algo y es esperar y esperar porque sé que hice lo correcto, mis fuerzas en verdad ya no me dan para hacer lo que hacía antes con mucho vigor, perder 14 kilos de masa muscular en poco tiempo no es cualquier cosa es tremendo y si a eso le sumas dos hernias discales, una cervical que necesita una prótesis y otra lumbar que necesita dos barras de titanio, cuatro tornillos pediculares y 30cc de injerto óseo pero además una severa neuritis que me tiene semi paralizado el brazo izquierdo que ni siquiera con Neurixa(pregabalina), que después de mucha insistencia me la enviaron por el 0800salud lo que me duro un mes y me ayudaba a conciliar el sueño que ya es bastante decir, se me quita que es el calmante mas fuerte por tanto voy a seguir esperando por un asunto de dignidad y sé que con la dignidad no se hace mercado pero se alimenta el espíritu, uno es cuerpo y espíritu y cuando lo que uno ha hecho es lo correcto eso te da fuerzas para seguir esperando mejores tiempos, que de seguro vendrán.

Jamas olvidare las palabras de Uslar Pietri a Chávez, tienes que saber dos cosas una cuando entraste al escenario político(4F) y dos ve bien a ver como sales y salió victorioso, espero correr la misma suerte, creo que entre en el escenario político hace como 45 años por allá en mi Chile querido, oyendo clandestinamente las canciones de la nueva trova Cubana, en donde uno se jugaba el pellejo porque por menos de eso fusilaban a cualquiera, fue una dictadura muy sangrienta la de pinochet de manera que cuido mucho el momento que me corresponda salir, nada me obliga a defender lo que yo creo que no se puede defender y eso no significa renunciar a ningún principio fundamental y mucho menos ser calificado de derecha, si le hubiese jalado b…..s a más de uno que conozco en responsabilidades de gobierno y a algunos los conozco como si los hubiera parido probablemente tendría una nevera de tres puertas completamente llena, una buena camioneta de las nuevas, una quinta respetable quien sabe dónde y un salario suficiente, como para darme la gran vida y lo que aprendí de mis padres a vivir con decoro y dignidad que?, que hago con eso, alguien me puede contestar esa pregunta y lo que aprendí con Chávez qué?, que hago con eso, alguien me puede contestar esa pregunta y lo que aprendí con buenos compañeros revolucionarios como Roland Denis por ejemplo, que hago con eso?, alguien me puede contestar esa pregunta.

Uno es uno y su circunstancia nada mas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1067 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas