Cinco problemas a resolver de cara al proceso electoral convocado por la ANC

 

Para las organizaciones sociales y políticas y para las individualidades que se plantean asumir el llamado de la Asamblea Nacional Constituyente a participar en unas hipotéticas elecciones presidenciales a ser realizadas durante el primer cuatrimestre del año en curso, hay al menos 5 problemas que tendrían que considerar antes de hacerlo:

1)   LEGITIMIDAD DE LA CONVOCATORIA: Cómo se le pide al pueblo venezolano que acate el llamado a elecciones que ha hecho la ANC, -y como nos involucramos nosotros en un proceso electoral convocado por esa entidad-, después que hemos denunciado por todos los medios a nuestro alcance el carácter ilegal, ilegítimo e inconstitucional de la ANC; cuando hemos sostenido que es una instancia inapta para convocar elecciones, y peor aún si éstas tienen un carácter anticipado (violentando de nuevo lo dispuesto en la CRBV) y cuando hemos sostenido que sus decisiones son irritas. Principio de la Congruencia:

2)   GARANTÍAS DEL PROCESO Cómo podemos hacernos partícipes de una convocatoria a elecciones cuando sabemos perfectamente que no existen ni siquiera vestigios de lo que podrían ser las condiciones mínimas para la realización de un proceso electoral mínimamente aceptable en términos de transparencia, justicia, legalidad, etc. Tenemos un CNE absoluta y descaradamente postrado ante el poder ejecutivo; un sistema automatizado cuya integridad, -después de la salida de Smartmatic-, ya no es posible asegurar; los mecanismos de coacción, coerción, amenazas abiertas o encubiertas, compulsión, ventajismo y uso indebido y sin control alguno de los recursos financieros y logísticos públicos por parte del PSUV mas grotescos que haya habido en este país: Carnet de la Patria, Bolsas del CLAP, etc. Principio de Realización.

3)   UNIDAD Y CONSENSO: El marco de los posibles entendimientos, acuerdos y criterios mínimos compartidos entre las distintas organizaciones políticas e individualidades que, desde posiciones y enfoques político-ideológicos variados, pujan por desplazar del poder al chavismo/madurismo. Qué, cómo, y con quien. Programa mínimo, procedimiento para la escogencia del candidatx, composición de un posible gabinete, Composición de Comandos de Campaña, etc. Principio Poliético y Programático

4)   BASE DE SUSTENTACIÓN DE UNA CAMPAÑA: Fuentes de financiamiento. Condiciones de financiamiento. Compromisos, etc. Principio de Realidad.

5)   El DESPUÉS: Es altamente improbable (y hasta ingenuo pensar) que el chavo-madurismo admitirá una derrota en un proceso electoral de carácter presidencial. Las razones por las cuales han sido aceptadas otras derrotas en otras circunstancias no tienen nada que ver con las actuales ni con lo que en una ocasión u otra ha estado juego. (En un país como Venezuela, no es lo mismo perder unas elecciones municipales, o regionales, o incluso, la propia AN, que perder la Presidencia de la República. Aun así, en un hipotético caso en que eso llegare a ocurrir, las fuerzas victoriosas tendría que resolver al menos dos grandes obstáculos: 1) El momento en que se asume la presidencia: la CRBV establece los lapsos que dura cada mandato, incluido el de Presidente o Presidenta de la República. Un candidato distinto a Maduro que resulte victorioso, se vería forzado a tener que permanecer en calidad de “Presidente Electo” mientras se vence el período de Maduro, a menos que se modifique de alguna manera ese mandato constitucional. 2) La “plena vigencia” de la ANC que, visto lo que ha sido su comportamiento previo, se convertiría en un verdadero obstáculo para el ejercicio del poder por parte de un nuevo presidente, sobre la base de un accionar fundado en la apelación a su supuesta condición plenipotenciaria y originaria. Principio de Sostenibilidad

Es un hecho que el abstencionismo como política “favorece” a la casta gobernante, en la medida en que ésta es refractaria a las críticas acerca de su carácter sectario y excluyente. Pero además porque deja demasiado espacio a la trampa y a la posibilidad de que el chavomadurismo maniobre intentando generar la ilusión de una masiva participación a su favor. En un contexto de llamado a la abstención por parte de las fuerzas que se oponen al gobierno, con seguridad el candidato oficialista, -sea que termine siendo Maduro o cualquier otro-, sería proclamado presidente con no menos de 10 millones de votos, independientemente de la cifra real de votantes que pudieran movilizarse. Por ello, este escrito no puede ser interpretado como un llamado a la abstención, sino como una manera de canalizar una reflexión tendiente a ahondar en las implicaciones que tiene participar en un proceso como el que está planteado, en las condiciones que ya todos conocemos. Para las fuerzas democráticas, progresistas o revolucionarias que se oponen al madurismo (y que se plantean superar por la vía pacífica y democrática esta situación de colapso económico, drama social, baja gobernabilidad política y alto desprestigio de los cuadros dirigentes del gobierno, etc.) asistir a un proceso electoral en los próximos meses ignorando, o subestimando estos problemas y probablemente otros de igual o mayor importancia, sería de una ingenuidad imperdonable.

mduran1405@gmail.com // @Moisesccs 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1327 veces.



Moises Durán


Visite el perfil de Moises Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258480.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO