La conjura continúa y el golpe en Venezuela

En la obra cumbre de la periodista chilena González, M. (2000) en la que en 505 páginas y sus anexos en un trabajo de investigación periodista de campo narra los planes, las maniobras, maquinaciones, conciliábulos y compiraciones, tanto civiles como militares como conjurados combinados primero, para impedir la juramentación del Dr. Salvador Allende, a la Presidencia de la República de Chile y segundo, posteriormente, para dar el golpe de estado el 11 de Septiembre de 1973; que derrumbó la vía chilena al socialismo.

Claro está, todos estos complots los ideó y los financió la CIA, El Departamento de Estado y el Consejo Nacional de Seguridad de los EE.UU por órdenes directas del entonces presidente de ese país, Sr. Richard Nixon y de su Secretario de Estado Sr. Henry kissenger. Ya que "consideraban a Allende como una amenaza más peligrosa que Castro. Allende era el vivo ejemplo de la reforma social y democrática en América del Sur." (P. 85). Ya que la elección de Allende desencadena "un incendio regional." (P.86).

En esas intrigas, maniobras, reuniones, preparativos y actuaciones participaron como brazos ejecutores como segundones con incentivo del Sr. Dólar ($), la Derecha Chilena, especialmente la Democracia Cristiana, el Sindicato de Propietarios de Camiones y Volqueteros, ciertos sectores sociales de la alta burguesía, grandes comerciantes y clase media dueños de medios de producción y prensa escrita, como El Mercurio; la Policía de Carabineros y sectores de la oficialidad alta de las FF.AR., especialmente del ejército íntimamente relacionados con la dirigencia de la Democracia Cristiana que conformaban sectores, no mayoritarios de la sociedad civil chilena que supieron engatusar a la población mayoritaria simpatizantes de la Unidad Popular (UP) representadas en el Partido Socialista (PS), Partido Comunista (PC) y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que no eran duchos en triquiñuelas, maniobras y demagogia política.

En Chile se escenificó materialmente en aquél tiempo, toda clase anarquía que no respondía a las variables de la economía del país, especialmente dirigida contra la economía popular, como está ocurriendo hoy día en Venezuela como lo es el hecho del aparecimiento de las colas, la desaparición de productos de primera necesidad y de consumo diario, incluso la desaparición de las toallas sanitarias y el papel higiénico que allá en Chile se llama "confor" porque alegra el "ano" al limpiarlo de restos de excrementos, pero aquí "desespera" al no tener este papel para fregarlo. Pero además, apareció la "escasez", el acaparamiento, la carestía y el alto costo de la vida y una inflación siempre provocada.

Es de hacer notar que, la fuga de capitales, el miedo a las nacionalizaciones que la derecha llama "expropiación" a pesar que se cancelan, el otorgamiento de divisas descontroladas y la desaparición del "papel moneda" o billetes a través del retiro de dinero de los bancos; comenzó a efectuarse un mes antes que Allende tomara el juramento ante la Cámara del Senado del Congreso de la República. Esto último lo señala el informe emitido por el Ministro de Hacienda del Presidente Frei, Andrés Zaldívar, el 16/11/1970 al indicar lo siguiente: "- El primer impacto se reflejó especialmente en una violenta presión ejercida por depositantes y ahorrantes para retirar sus recursos para mantenerlos en forma de dinero. El efecto de esta conducta se reflejó en los problemas generados en las cajas de los bancos y de los sistemas de ahorro y, en último término, sobre las disponibilidades de billetes." (González: 2000, P.69).

Todo provocado por el Imperialismo y la derecha chilena para generar caos y crisis en la economía chilena, antes Y después de la llegada de Allende a la presidencia, y luego para provocar el golpe de estado.

Se menciona que la empresa norteamericana de telecomunicaciones ITT, dueña del 70 % de las acciones de la Compañía de Teléfonos de Chile y cuya inversión para ese entonces era de 150 millones de dólares, aportó 10 millones de dólares para obstaculizar la elección de Allende, 350 mil dólares en la campaña del candidato Alessandri y 100 mil dólares en el diario El Mercurio. (González: 2000, P.94.).

Para finalizar con esta autora, señala que el Director de la CIA, Richard Helms, ante los miembros de la "Comisión Church" del Senado de los EE.UU, que investigó la participación de ese país en el golpe de estado dado al Dr. Salvador Allende, el 15 de Septiembre de 1975, debió entregar algunas de las notas sobre las instrucciones que le ordenó la propia boca de Nixon que indicaban lo siguiente:

"Aunque tenga usted una oportunidad entre diez, salve a Chile, merece la pena el gasto. No importan los riesgos que haya que correr.

Diez millones de dólares disponibles, más si es necesario. Dedicación completa. Los mejores hombres.

Reventar la economía.

Cuarenta y ocho horas para el plan de acción.

No meter a la embajada en esto." (P. 87).

Hoy se repite lo mismo en nuestra patria, se está desarrollando y nos están dando un golpe en nuestras propias narices. Y hay que hacer algo más serio y de mayor envergadura para contrarrestar tales sediciones, porque de lo contrario, nos tumban.

Las fuerzas imperialistas, la derecha internacional y sus lacayos internos en Venezuela, están tirando el resto para lograr un levantamiento que bien sea del pueblo o de la propia Fuerza Armada Bolivariana para crear un conflicto civil o un levantamiento militar par asentar el golpe.

Han puesto en práctica todo tipo de guerra de cuarta generación subsumidas todas en la modalidad del "golpe suave" pero han fracasado; con el fin de obstaculizar el ejercicio de un gobierno y de un Estado que gestiona, actúa y favorece al pueblo, a todos y cada uno de los habitantes de Venezuela. Pero con la diferencia que las grandes mayorías venezolanas y la Fuerza Armada Bolivariana (FAB) están a favor de la gestión del gobierno bolivariano a favor del pueblo precisamente por que la FAB también son partes del pueblo, nacionalistas y conscientes de las necesidades de desarrollar al país de forma independiente.

Con las nuevas estrategias del imperialismo en lo internacional, en el aspecto `diplomático, financiero y comercial al anunciar el Presidente de los EE.UU, Donald Trump, sanciones económicas contra Venezuela como contra altos funcionarios venezolanos, incluido el Sr. Presidente Nicolás Maduro, sin tener ningún derecho para ello, en clara y flagrante violación al Derecho Internacional tanto, Público como Privado. Ello, unido a la complacencia de algunos gobiernos de derecha de Latinoamérica y la posición de la Unión Europea (UE), tendiendo un cerco financiero y comercial que ha originado un casi nulo ingreso de divisas que no le permiten a Venezuela adquirir bienes y servicios y cancelarlos; así como cierta paralización del aparato productivo nacional que golpea a los sectores sociales de menores ingresos.

Y unido también a la escasez de productos de primera necesidad, de artículos de higiene personal y de limpieza, a la evaporación de repuesto para automóviles, a la carestía de la vida y a la inflación provocada y al aumento día a día que experimentan los precios cada vez que el Sr. Presidente Nicolás Maduro anuncia un aumento de salarios y en la pensiones todo realizado en complicidad con el empresariado y con la dirigencia de la derecha venezolana por órdenes del imperialismo yanky; es la más clara demostración de la agudización y del caos que se pretende generar en la economía venezolana; y constituye una evidencia que en nuestras propias narices se está fraguando un golpe de estado o están esperando un levantamiento popular que derroque a la Revolución Bolivariana y las consecuencias de muertes, desapariciones forzosas, persecución política, represión, cárcel y muerte contra dirigentes y militantes revolucionarios como ocurrió en Chile.

Chile no se ha repuesto del golpe de estado contra el Presidente Allende, allí en ese país, aunque se vea una prosperidad ficticia, un mejor nivel y calidad de vida, un desarrollo económico; allí está presente el golpe, las diferencias sociales y pobreza que produjo la llegada de Allende al poder, la tristeza por la muerte y los exilios que provocó el golpe. Allí se vive y se actúa condicionado bajo los patrones del golpe y de la constitución que sancionó Pinochet. Y la visita de Michel Bachalet a Cuba, es la continuación de la gira de Barack Obama y de la derecha mundial para tratar de confundir a la Revolución Bolivariana.

Entonces que es lo más serio y de mayor envergadura que se debe hacer para frenar el aumento desmedidos de precios de mercancías y mercaderías que han generado en seguidilla el nuevo plan de la burguesía para tumbar al gobierno?

La Asamblea Nacional Constituyente debe sancionar de inmediato Leyes Constitucionales que le permitan al Estado Venezolano lo siguiente:

1).- Sancionar y castigar a los grandes propietarios de medios de producción y de las cadenas de distribución de mercancías y de mercaderías con multas, cárcel, intervenciones y expropiaciones de estas fábricas, industrias y establecimientos y locales comerciales y eso mismo a todos los niveles de comercios sean o no propiedad de cualquier tipo de personas, sean grandes o pequeños propietarios.

2.- Prohibir la circulación del dólar en Venezuela así como para realizar transacciones de cualquier tipo en el país o fijar intereses y cálculos en base a esta moneda y castigar a quienes así lo hagan.

3).-Darle competencia a los Comités de Locales Abastecimiento y Producción (CLAP), Consejos Comunales, Juntas de Condominios de edificios de habitación en propiedad horizontal por intermedio de Jueces de Municipios en el Materia Civil de la República para supervisar, controlar, fiscalizar los precios de mercaderías en expendios, farmacias, locales de venta de ropa y repuestos, abastos, supermercados, automercados, centros comerciales, farmacias e iniciar los procedimientos sancionatorios contra las personas naturales y jurídicas que se encuentran incursas en estos delitos e irregularidades y remitir las actuaciones a la jurisdicción penal.

Se debe hacer algo o de lo contrario la Revolución Venezolana corre el peligro de Chile.(Nota: González, M. (2000"LA CONJURA: LOS MIL Y UN DÍAS DEL GOLPE". Santiago. Ediciones "B Chile, S.A". Grupo Zeta. )

ibri90@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 457 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a257674.htmlCd0NV CAC = Y co = US