¡!Es contigo¡¡ no te hagas el pendejo con tu cara de yo no fui

Hoy, cuando se reclama liderazgos, se exigen responsabilidades y se reparten culpas, debemos hacer las reflexiones necesarias para entendernos en el papel de jueces y parte en un juicio que algunos, por conveniencia, insisten en llevar en una sola perspectiva; la del "YO NO FUI", ese comportamiento que forma parte de la cultura dependiente, se observa muy a menudo en los pasillos, oficinas, despachos, juntas, encuentros, y toda especie de conclave secreto o público, convocado para los análisis de coyuntura, o "situación país" según la instancia y los participantes, algunos hasta se atreven a escribir epístolas, dirigidas casi siempre a mostrar sus dotes de cagatintas o cometeclas, de intérpretes, capaces de develar la piedra filosofal y dar a conocer las razones rigurosamente enumeradas del porque estamos en la situación que estamos, e identificar sin tapujos a los responsables, que la mayoría de las veces esta en dimensiones más allá de las que a él, o ella, corresponden.

Esa conducta la vemos a diario en los medios, en la voz de los que reconocemos como responsables directos, del desvarió multidimensional en que nos encontramos, sin dejar de reconocer que también nos sentimos corresponsables, por acción u omisión, por callar cuando debimos gritar, por aceptar de manera "disciplinada" el desmontaje progresivo y sistemático de lo que veníamos construyendo, por no reconocer en las estrategias divisionistas, aplicadas desde el poder, la intención de impedir la consolidación de nuestras organizaciones como formas alternativas de poder, como semilla de la sociedad justa y amante de la paz. Como iniciativa colectiva de la construcción de una nueva lógica en las relaciones promovidas desde la practica social, desde la igualdad y el reconocimiento mutuos, determinante de lo que Chávez en su momento, definió como VIVIR BIEN.

La crisis que sufrimos en esta nueva coyuntura, tiene de común denominador al sujeto que escurre el bulto, a ese que, ocupando puesto clave, intenta lavarse la cara ante el reclamo cotidiano de la gente y buscara mimetizarse en medio del juicio popular que se avecina, ese sujeto ha jugado en contra de la construcción del socialismo, en contra de la soberanía popular, en contra de la transformación del estado como vía expedita para romper el cordón umbilical que nos mantiene unidos a la herencia representativa de la cuarta y la cultura subordinada de la quinta.

¿Cómo negar las consecuencias del desgobierno, del abandono de la gestión pública, de la desaparición de responsabilidades medias en la estructura del estado y los entes encargados de desarrollar los planes y políticas? Quizás allí, radica gran parte de los problemas que agobian hoy a la sociedad venezolana, tal vez la concepción del poder, asociado al control de la renta, del estado y el partido, al esquema de mandar y obedecer, aplicado por los que se han convertido en jerarcas o señores feudales, especie de capataces de una hacienda llamada Venezuela, tenga como resultado la deslegitimación de la autoridad, la desmovilización popular y la despolitización del proceso político en marcha.

Lo coyuntural sustituye a la posibilidad de razonar, quienes manejan los medios, trazan una estrategia que intoxica el lenguaje y por tanto el mensaje tiene un efecto idiotizante sobre quienes son atrapados en la dinámica informativa de cadenas y preparados propagandísticos que pintan una sociedad en la bonanza, culpables externos y por supuesto el YO NO FUI como esencia de la política, la guerra económica, los precios acordados, los perniles, toneladas de oro que ingresan a las bóvedas del BCV, cajas de comida cada 15 días, ley de la basura, Oscar Pérez y su helicóptero (al que le cambiaron el color), escasez de gasolina, bloqueo económico, 0800 saludya, carnet omnipresente, bonos, tickets, ganar tres elecciones en dos meses, la fuerza que somos, los bachaqueros, el contrabando, la FANB, el socialismo productivo, el neoliberalismo popular, el carro de Drácula, superintendencia de la criptomoneda (no porque sea de criptonita precisamente), 308 alcaldías, 19 gobernaciones, ministerios, ANC, supra poderes, viviendas, pensiones, escáner, comisión de la verdad, liberación de políticos presos y viceversa, 5mil millones de barriles, al que proteste todo el peso de la ley, dormir como bebe, desfalco en PDVSA, Coco Sosa, Eulogio, Nelson, Citgo, gerentes, ODEBRECHT, arresto domiciliario y devuelva un poco de lo robado,….

Es interminable la lista de códigos mediáticos, utilizados para escurrir el bulto de las responsabilidades, generadas a partir de la mala administración, la discreción, y los aires superiores que han adquirido esos señores feudales que a diario vemos en todos los medios, negando o banalizando la realidad que vivimos. Si el derecho sagrado a participar, nos lleva a levantar la voz, aparece un ejército de zombies, dispuestos a dar cuenta de quien ose contrariar el código impuesto a través de los medios y sus mecanismos, para eso la Psiquiatría también sirve, por eso hay que hacer un alto y establecer con mesura lo que realmente está pasando, en ese sentido, se van materializando acciones conducentes a embaucarnos, la ley de protección de inversiones extranjeras ha sido aprobada, una industria petrolera militar, ha sido creada, una criptomoneda ha sido lanzada, nos separamos de Cuba, sin pena ni gloria, entregamos 12% del territorio nacional a las transnacionales mineras, el socialismo gran ausente.

No negamos en la necesidad del gobierno resolver los problemas, tome decisiones que debe tomar, por obligación, pero en nuestro país creíamos acabado el tiempo en que las cúpulas decidían todo sin consultar a nadie, y quien se atreviera a chistar, era considerado enemigo público. Ante el panorama, apelamos a la conciencia y a una contraestrategia POPULAR que atenué los efectos de la intoxicación lingüística aplicada por los herederos de GOEBBELS.

franco__rivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2560 veces.



Henry Franco

Comunicador popular. Miembro del Colectivo Radiofónico de Petare y de la emisora Al son del 23 en Caracas

 ccdresistencia9960@gmail.com

Visite el perfil de Henry Franco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: