El doble rasero de la "Ley contra el odio" aprobada por la ANC

El centrismo como ideología política no tiene en realidad ningún plan de conducción de la sociedad según un criterio clasista, su filosofía no es más que la utópica conciliación de las clases sociales, de la suavización del antagonismo entre ellas. Las medidas reivindicativas laborales de tipo rentista, los proyectos de ampliación de la estructura arquitectónica para la educación y la salud pública, y el apoyo financiero recurrente (crediticio o no) a la mediana y pequeña empresa privada, son los rasgos típicos de gobiernos con esta filosofía.

Ahora bien, precisamente por tales características, es prácticamente ley natural que los gobiernos centristas tengan como enemigas a las dos ideologías políticas que no admiten conciliación de clases sociales por principio: fascismo y comunismo. Sin embargo, es históricamente demostrable que la tolerancia del centrismo ha sido de manera complaciente para el fascismo, en tanto que para el comunismo no ha demostrado otra cosa que la estigmatización y la persecución. Cuando se produjo la secesión soviética de la región alemana de Baviera, en noviembre de 1918, miles de milicianos urbanos de extrema derecha, llamados "freikorps", entraron en la región junto a efectivos militares del gobierno socialdemócrata de Friedrich Ebert, apresando y asesinando a cientos de comunistas separatistas. Luego en enero de 1919, cuando ocurre un nuevo intento revolucionario en Berlín, Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo, líderes del Partido Comunista Alemán, son asesinados nuevamente por acción de los freikorps.

Hago el llamado a los diferentes movimientos comunistas de Venezuela a estar alerta ante esta nueva "Ley contra el odio", que si bien neutraliza los nuevos intentos fascistas de desestabilización política de nuestro país, también podría significar al mismo tiempo el cercenamiento de la crítica comunista a un gobierno que ha mostrado últimamente clara intención de renovar el perezjimenismo. Los comunistas, como dice nuestro Manifiesto de 1848, "proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la VIOLENCIA todo el orden social existente". Es absolutamente previsible que nuestra ideología representaría, para un gobierno como el actual, una violación de su "Ley contra el odio".

ivan_artista_plastico@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 511 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a255129.htmlCd0NV CAC = Y co = US