El Ferrocarril: Pasado, Presente y Futuro

No podemos obviar el pasado negativo del ferrocarril en Venezuela. Los liquidadores de entonces no deben quedar de incógnito, como cualquier inocente, a pesar de su sempiterna mala intención, aunque se enardezcan los escuálidos herederos, a quienes no les gusta que les recuerden sus culpas. Para nosotros, venezolanos de buena voluntad, es positivo mencionar los hechos negativos de algunos hombres retrógrados, para que lo positivo del presente y el futuro no pierda el rumbo. Por nuestra parte, tenemos que decir: menos mal que, a tiempo, despertó el comandante pueblo y mandó a parar; pues si no, hasta la patria se hubiera quedado escuálida. Es decir, famélica, flaca y sin remedio.

En este orden de ideas, es oportuno que se sepa que, desde que los adecos romuleros en contubernio con Pérez Jiménez y Llovera Páez, tumbaron al Presidente Isaías Medina Angarita (18-10-1945), desapareció el ferrocarril de Venezuela. Lo que, de manera indirecta, tuvo mucho que ver con la casi extinción de la producción agraria. No porque ese medio de transporte, eficiente, seguro y económico, transportara entonces los productos del campo, como se hará próximamente, si no porque los campesinos, desposeídos por los latifundistas, fueron asentados por los cómplices gobierneros, precisamente sobre los rieles de la línea férrea, sin tomar en cuenta los espaciosos ejidos de todos los pueblos y caseríos adyacentes a las extensas tierras fértiles, a lo ancho y largo del país.

A todo ello, hay que agregarle la “gracia” del intemperante Rómulo Betancourt, quien cambió de un plumazo, por no decir de un plomazo, el proyecto original de la autopista Regional del Centro; tramo Caracas-Charallave-Cúa-Tejerías, el cual contemplaba una línea férrea paralela. Al puente sobre el lago le quitó la línea férrea de la isleta central. Para colmo de males, la regional del centro la encaramó en los desfiladeros aguachinados y movedizos de Los Ocumitos, con la guillotina de Tazón incluida.

Es por eso que aprovechamos el espacio para reiterarle al gobernador de Miranda, Ing. Diosdado Cabello, la sugerencia para que amplíe el tramo de la Panamericana Coche-Tejerías, hasta los cuatro carriles necesarios, dos para subir y dos para bajar, con su isleta en el centro. Y olvídese de las reparaciones onerosas de la mal llamada autopista Regional del Centro, tramo Los Ocumitos-Tejerías. No olvidemos el chasco del viaducto número uno.

Ahora pa´lante es pa´allá. Por fin estamos viendo la luz después del túnel. Es esperanzador, por el enfoque positivo del planteamiento en el reportaje “Ya llega el tren” de los Papeles de Mandinga número 61, en el que nos informa que “pronto será una realidad. Venezuela contará con un ferrocarril que unirá rápidamente y, a bajo costo, sus principales regiones”. En hora buena.

Esto lo debemos conocer todos los Venezolanos, incluido alguien que desde Ciudad Guayana, criticó acerbamente nuestros escritos en los que siempre hablé de la necesidad de una red ferroviaria. Ojo, lo de “alguien” no es despectivo. Fue que no archivé sus argumento con su nombre y eso de “…Sistema obsoleto”. No obstante, desde acá le hacemos una invitación para que asista a la inauguración del segundo puente sobre el Orinoco, ahí mismito, donde por primera vez, vamos a ver como se cruzan en ambos sentidos, los carros que corran al lado del ferrocarril, sobre la amplia calzada de un puente.

Ahora con tu permiso camarada Alberto Nolia, es que, sin ser copión, celebramos lo de la “necesidad imperiosa”, en la que “solo Hugo Chávez entiende el valor y la importancia de un sistema de transporte masivo, que no sea oneroso para el pueblo, pero que además abarate los costos del transporte de los productos del campo”.

Por eso y más, proponemos que en el año dos mil diez, si es que los escuálidos de los Bush no se atreven a competir el 3 de diciembre, se le haga la siguiente pregunta al pueblo: ¿Quiere usted que el Presidente Chávez se enchinchorre a partir del 2013?.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4615 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor