Constituyente indígena

Los pueblos indígenas de Venezuela, por segunda vez en la historia, nos alistamos a participar en la convocatoria a una Asamblea Constituyente, importante evento de participación política donde debemos intervenir todo los miembros de la sociedad de una Nación Republicana, cada quien con sus posturas, ideas y pensamientos propios.

Yo, como indígena y ciudadano venezolano, vociferando orgullosamente mi legado ancestral, de la corriente de pensamiento Indoamericano, que busca la liberación de la herencia cultural occidental; respetando las posturas de los adversarios a esta convocatoria, creo que ha sido un acierto del presidente Nicolás maduro en la activación del Art. 348 de la CRBV, ya que la situación de violencia, y hasta de ingobernabilidad que se siente en nuestro País, ameritaba una decisión o salida de esta naturaleza, donde además del gobierno, y la sociedad en general, participemos en la recomposición de las estructuras del estado, restablecimiento de la paz ciudadana, recobrar la confianza perdida a todo los niveles, búsqueda de un pacto para recobrar los valores y ética que se han hecho a un lado, construir nuevas normas o códigos que le pongan un parao a la inseguridad, la delincuencia y la corrupción; reestructuración de la economía ante la distorsión salvaje que se ha gestado, revisión y reestructuración de los costos de producción de todo lo fabricado y producido en Venezuela; revisión y corrección del sistema de elección a cargos de elección popular, limitación, donde los funcionarios como ministros, gobernadores y Alcaldes no deban ejercer cargos de dirección de partido políticos, y las rotaciones continuas, y así muchísimas cosas que seguramente el pueblo en general quiere y va a expresar en el debate.

CONSTITUYENTE INDÍGENA, título del presente artículo. Oportuno el momento para hacerle un llamado a los hermanos indígenas, y alertar al CNE, como árbitro del proceso electoral ante la metodología de escogencia de los candidatos indígenas que aspiraran como Constituyentes a la ANC. Comienzo por lo segundo: Primero, por la prontitud de las inscripciones de los candidatos, en este caso, los indígenas para los días miércoles 31 de mayo, y jueves 1 de junio del 2.017, es imposible que la diversidad de los pueblos indígenas se pongan de acuerdo en horas para consensuar candidatos idóneos y/o puedan cumplir con los requisitos que exige el órgano electoral, para cumplir una tarea inmensamente exigente. En el año de 1.999, para la convocatoria de la Asamblea Constituyente de ese entonces, la participación indígena por primera vez, colocó contra la pared la arrogante actitud del Consejo Supremo Electoral, que Si no resolvía el conflicto indígena suscitado a raíz de unas denuncias sobre unos supuestos fraudes de escogencias de candidatos indígenas anticipados, no se podía instalar la Asamblea Nacional Constituyente. Ante la inexistencia de una experiencia de participación indígena en comicios electoral, el Consejo Supremo Electoral quiso imponer una metodología a trocha y mocha, el cual fue rechazado por los indígenas, y que al final el órgano electoral, claudicando, reconoció la complejidad del sistema de convocatoria indígena, aceptando convocar conjuntamente con una comisión indígena de manera paritaria. Siendo este hecho, un precedente histórico que es importante señalar, ya que si no se toman en cuenta esta experiencia, puede ocurrir lo anterior ante la falta todavía de una ley o norma que establezca claramente la escogencia y participación indígena en procesos electorales. Hasta ahora se sigue utilizando el modo de USOS Y COSTUMBRES, pero este modo y modos, se ha tergiversado en el corto tiempo, prestándose a los intereses de los partidos mayoritarios y del gobierno, el cual pierde el sentido en un proceso verdaderamente revolucionario.

Ya se conoce que a los pueblos indígenas, nos corresponden ocho cupos a la ANC a instalarse en el año 2.017, y de acuerdo a la disposición Séptima de la constitución de 1.999 están reconocidos tres circuitos electorales a la Asamblea Nacional o Constituyente, un cargo por región: Región Sur (Amazonas y Apure); Región Oriente (Anzoátegui, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas y Sucre); Región Occidente ( Zulia, Mérida y Trujillo); y para Consejos Legislativos ocho (08) Circuitos electorales, para elegir un parlamentario estadal, tomando en cuenta el censo Oficial del año de 1.992. Con esto quiero señalar que si hay suficiente madurez y sensatez en el liderazgo indígena, no habría discusión para distribuir los ocho (8) cupos en los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, sucre y Zulia. La interrogante quedaría para los estados Mérida y Trujillo que no están en el censo oficial de 1.992. Si esto último no se aclara, y si los indígenas dirigentes y militantes de los partidos imponen sus criterios e intereses, deslegitima la representación indígena, y tergiversa el espíritu de la Asamblea Nacional Constituyente.

Llamado a los hermanos indígena, creo pertinente hacer un llamado a la sensatez a los líderes indígenas, responsables actuales del diseño del destino futuro e histórico de nuestros pueblos indígenas de Venezuela. Como parte del estado, visibilizados a partir de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1.999, bajo ningún concepto, no debemos de dejar de participar en este llamado a la Constituyente, ya que la constitución actual lleva un sello fundamental en su preámbulo, gracias a nuestra participación en la misma, cuando se reconoce que el pueblo de Venezuela es Multiétnico Y Pluricultural, además del Capítulo IV contenido en su cuerpo. Esto nos obliga a defender nuestras conquistas, ampliarlas y profundizarlos. Ayudarnos entre sí, y ayudar a nuestra República a salir de este torbellino que amenaza quitarnos los grandes avances que hemos tenido como pueblo. Debemos de reencontrarnos con nosotros mismos, dentro de la diversidad étnica, ser un solo pueblo como siempre lo hemos sido; retomar el camino dejado, para ir reconstruyendo el proyecto histórico de nuestros pueblos milenario. Venezuela, tierra de grandes héroes, es y sigue siendo un referente en este Continente para nuestros hermanos de los diferentes países del ABIA YALA; somos Caribes, Arawacos, Aztecas, Mayas, Quichuas, Aimaras, wayuu, Kari`ñas, Pemón, Warao, ……. Y muchos más. Y para cumplir un extraordinario papel en la ANC, los indígenas que nos represente debe tener algunas cualidades esenciales como: Ser indígena con amplios conocimientos de su cultura, no basta ser indígena físicamente; ser autentico y no depender de líneas e intereses de partidos, de poderes económicos y trasnacionales; ser honesto y sincero, y no ser cizañero; tener conocimientos generales sobre la vida nacional y del mundo, elementos importantes para no dejarse confundir con los discursos en los debates en la ANC; ser activo y proactivo incansable, ser demócrata, amplio y revolucionario cabal, proponer la destrucción de las estructuras del viejo estado sobre el cual se mantiene y funciona las instituciones regidas por la actual Constitución. Los casi un millón de indígenas asentados en los más de 3.000 comunidades y en las diferentes ciudades del País exigimos estar bien representados en la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE del 2.017.

¡ NA`NA KARI´ÑA ROTE, MOJKAROTÉ CHOTO MOJKARO MANTU ¡

Del pueblo indígena kari´ña

titopoyo.c@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1388 veces.



Tito Poyo

Luchador indígena

 titopoyo.c@gmail.com

Visite el perfil de Tito Poyo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas