Binóculo Nº 254

Potentes, prepotentes e incompetentes

Este hermoso país tiene 916.445 kilómetros cuadrados. En todo ese enorme territorio casi del tamaño de España y Francia juntos, los terroristas destruyeron en La Urbina, Prados del Este y Altamira en Caracas, Rubio en Táchira y todo el estado Carabobo. En el resto del país no ocurrió absolutamente nada. ¿Eso es posible explicarlo?

Responsable. No tengo duda de que el gobernador Francisco Ameliach es el mayor culpable de la barbarie desatada en el estado. Reiteradas veces se llamó a funcionarios de la gobernación para que hicieran algo. Él tuvo la desfachatez de irse para Caracas disque buscar instrucciones, cosa que no entiendo porque todo lo hace por tuiter y dejar en su lugar a Miguel Flores. Finalmente un funcionario amigo, que sí es camarada, me dijo "que te puedo decir Olmos, se nos fue todo de las manos y ahora no sabemos qué hacer". Y el mismo Ameliach, con esa actitud de mandatario invisible, favorece la matriz de opinión que sembró la oposición en cuanto a que él ordenó a los colectivos desatar la barbarie. Sin duda que la oposición está signada por la ignorancia y el odio, desconoce que el gobernador no tiene ningún control sobre los verdaderos colectivos. Esos que sin duda se activarían si les toca defender el país.

¿Cuál Psuv? En un artículo publicado en el semanario Kikirikí, pedí la renuncia de toda la dirección de partido por la derrota aplastante del 6D, comenzando por Carabobo. Pues en esta oportunidad, ya todos los compañeros de la dirección en Carabobo deberían estar poniendo el cargo a la orden. Ningún partido serio permite que en su estado las cosas lleguen a los extremos de vandalismo y delincuencia que estamos viviendo. Y además eso indica las mentiras sobre organización, control y todo lo demás. Dónde están las Ubch, los Clap, los consejos comunales, las organizaciones de base que controlan barrios y comunidades. Ahora, esta dirección de Carabobo, que por supuesto no va a renunciar, deberá explicarnos cómo van a convencer a la población para votar por nuestros constituyentes. Porque después de este desastre supongo que Ameliach no será más gobernador, por lo menos no con mi voto. Esta fue la mayor evidencia de que no creen en el poder popular, porque simplemente no se conectan con ellos.

¿Cuál Zodi? Hasta yo que soy un ignorante y que de inteligencia no sé un carajo, mucho menos de vainas militares, entiendo que en momentos como esos lo primero que se resguarda son los sitios estratégicos: estaciones de servicio, hospitales, fábricas de alimentos, comercios, autopistas, avenidas, mercados municipales. ¿Cómo puede ser posible que en una de las pocas fábricas de pastas y harina de trigo del país, Mocasa, ubicada en La Guacamaya, en Valencia, no estuviera ni siquiera un guardia nacional en la puerta para amedrentar y fuera destruida de esa manera? Todos los que vivimos en este estado, sabemos que el martes y el miércoles el bandolerismo se apropió de la región, el asalto, la violación y el ajuste de cuentas, prevalecieron. "Llame a alguien por favor, camarada, ya se están metiendo en las casas", me decía por teléfono una amiga de Flor Amarillo. Eso ocurrió en el estado más pequeño del país. Tremenda capacidad de defensa que tenemos. Hoy circula por las redes un audio de un bandido de Las Palmitas amenazando a la gente de Flor Amarillo en represalia por los allanamientos a sus casa.

Sospechosísimo. La Fiscal General esperó demasiado para pronunciarse condenando la violencia, pero dejando entrever que Maduro debía renunciar para abrir el camino. Si fuera más joven diría que se empató con Dudamel, a quien después de que el chavismo lo llevara a donde lo llevó, paga con esa moneda. "Tú también Brutus, hijo mío". Cuando uno no sabe de un tema, lo correcto es callar, preguntar y escuchar, para poder aprender. Ahora sé que la Fiscal está enferma y se está tratando en Cuba, en cuyo caso debió dejar a alguien que asumiera este desastre.

Más sospechosísimo todavía. El miércoles en la mañana Naguanagua parecía Alepo luego de los bombardeos de Estados Unidos y el Estado Islámico. Muy pocos comercios quedaron vivos, pero el mercado municipal parecía una tacita de plata. ¿Cómo lo logró el alcalde? Por cierto, cómo hicieron los colectivos para hacer semejantes destrozos en territorio de la clase media valenciana como La Granja, Quebrada Fresca, Wimbledon, Las Quintas, Parque Cristal. ¿Llegan de noche? ¿En qué vehículos si apenas tienen donde caerse muerto?

Otro por cierto. Hay que ser bien estúpido, o muy carcomido por el odio para no darse cuenta de que si unos colectivos disparan contra unos manifestantes, no haya ni siquiera un muerto, o algún herido de bala. Eso viola las leyes de la física y el sentido común de cualquier idiota, por muy idiota que sea. Dónde están las armas de los colectivos. ¿O es que no estaban allí?

Organizada: Este reportero presenció los saqueos en algunos sitios. Mientras la turba espera, un grupo hace huecos en el negocio a destruir, simétricamente, y mientras trabajan, voltean la mirada como esperando ordenes de alguien que a lo lejos los mira y hace gestos. Luego se retiran y permiten que entre la turba. Se nota a leguas que quienes abrieron los boquetes y el que los dirige, no forman parte de la turba; y además no participan en el saqueo. Ya dije que soy muy bruto, pero no tengo duda de que esos saqueos no solo están organizados, sino muy bien dirigidos.

Otros delincuentes. En la carnicería Super Pollo, ubicada en Lomas de Funval al sur de Valencia, el martes a las 10 de la noche llegó la turba, lograron romper las entradas. Y cuando estaban adentro, llegó la Guardia Nacional Bolivariana, los dispersó con gases, llenaron la camioneta de carne, momento en que llegó una camioneta de la Policía Nacional Bolivariana, los policías también llenaron su camioneta y se marcharon ambas, dejando a la turba el resto. Del negocio no quedó nada. Lo que no se pudieron llevar, lo rompieron. En la mañana, pedazos de pollo, carne y huesos quedaron esparcidos en la calle como evidencia de que allí alguna vez hubo una carnicería que beneficiaba a la comunidad.

Guerra avisada. En una comunidad cercana, como los comerciantes conocieron del saqueo a la carnicería, se organizaron, y el miércoles en la noche, cuando la turba llegó, los estaban esperando, les cayeron a tiros. Mataron dos y hay varios heridos de bala. Eso no lo contabilizaron ni los medios ni el comisario Alcántara.

Más delincuentes. Hay un video de una camioneta de la Policía de Carabobo, montando equipos de una empresa en una zona industrial en el sur de Valencia. También hay un video de dos policías de Naguanagua en una moto que detienen a un señor y le quitan la bolsa de alimentos. Cuando quien les está grabando les grita, se montan en la moto con la bolsa y se van como si nada. Hay otro video de una banda de policías nacionales bolivarianos que detienen una camioneta de socorristas y luego de robarlos, les llenan la camioneta de gases lacrimógenos. Increíble. Desde cuándo se viene diciendo que policías y guardias nacionales son la otra parte de la delincuencia y que la población se acostumbró a que los matraquearan. Hace cuánto tiempo le dije a Tarek W. Saab por este medio que los Clap violaban los derechos humanos.

¿Quééé? Como no tenían asistencia de ningún tipo, un grupo de comerciantes chinos negoció con policías y guardias nacionales para que les cuidaran sus negocios. Están pagando cinco millones. Los "protectores" pusieron una sola condición, "cómprennos balas porque no tenemos. Hace tiempo que no reponen el parque".

La turba. Una turba es una masa de adrenalina amorfa pero compacta, que se une para destruir, romper, dañar y asesinar a todo aquello, y todo aquel que se les interponga. Opera sobre sus intereses comunes. No existe ningún registro histórico en el mundo, EN EL MUNDO, donde una turba sea detenida con un parlante. Por algo los países más avanzados como Francia, Alemania, Estados Unidos o Inglaterra, han desarrollado sistema tan tecnificados de represión, incluyendo el fichaje y encarcelamiento inmediato de quienes participan.

Pero la quitan. Esta absurda oposición le exige al gobierno una libertad que ellos les quitan a los vecinos al obligarlos a quedarse en sus casas, so pena de ser castigados. Estoy seguro que si el gobierno decreta un Toque de Queda, entonces dirían que el gobierno les coarta la libertad. La apuesta definitiva es a ser más estúpidos.

Ni de vaina. Si es cierta esa lista que está corriendo sobre los designados candidatos a la Constituyente por Carabobo, no cuente con mí voto. Desde ya me niego a votar por los mismos de siempre, los que nunca han hecho un coño por el estado en donde viven y no hicieron un coño para que no hubiera muertes, asaltos, saqueos y barbarie en Carabobo durante estas guarimbas de mierda que tanto aterroriza a la comunidad. Y no me vengan con esa pandejada de traidor. Pueden irse al carajo los que crean que debo arrastrarme. Yo no soy Celestina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1506 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a245602.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO