Los ni-ní, carne de cañón del terrorismo mediático

LOS QUE TENGAN OJOS QUE VEAN Y OIDOS, QUE OIGAN

¡A los tibios y los timoratos los vomitará el cielo!

Desmovilizarnos, es el viaje hacia la guerra y la muerte.

Cuando tengo que escoger entre la paz y la guerra… y la propaganda de guerra me vuelve insensible, ambiguo, timorato, acobardado (¿soy ni-ní?); al más mínimo descuido, me paralizan, me desmovilizan: sus redes me convierten automáticamente en-"ni-ní", en veleta indiferente y ciega, en otro reo del muerto buscado por el aparato militar industrial, invisible a mis ojos y a mi conciencia. El fantasma de la guerra me convierte en la sombra de una sombra: no sé ya, de donde vienen los tiros. Estoy confundido. No tengo capacidad, ni tiempo de preguntarme nada, de poner en duda lo que me dicen en forma anónima las redes y sus políticos y periodistas de oficio, como el Mata Cura desde Mayami y el senador yanqui, que anunciaron la muerte de Leopoldo López.(Diosdado desmontó el falso positivo esa misma noche: ¿Qué hubiera ocurrido en caso contrario?)…

EL APARATO MEDIÁTICO ME DA LA RESPUESTA

Pero el aparato mediático me da la respuesta antes de que los hechos ocurran y después que ocurren, instantáneamente: ¡son los colectivos, es la guardia, es Maduro!.(y yo repito como loro). Ayer era Chávez el culpable. En Irak era Hussein, en Libia Gaddafi, en Siria es Basar Al Assad. En Afganistán era Bin-Laden. Desaparecen "los culpables" y la guerra y la destrucción sigue en esos países petroleros y de riquezas mineras o de posiciones estratégicas. Cuando apenas me doy cuenta…. Reacciono. Carajo…¿Ahora cómo me sacudo?

¿Cómo hago para volverme a movilizar contra el aparato imperial del terrorismo y de la guerra? Como decía Gandhi, la paz no es un medio, la paz es el camino…La no-violencia es actuar ahora y siempre. De instante en instante. ¡Mosca, carajo!

Lo esencial de la política no lo ven los ojos, decía Martí. Tampoco es del todo confiable la frialdad –y la supuesta "objetividad"- de "la ciencia" y "la super-tecnología", que nació de la guerra, que vive de la guerra y para la guerra y está casi siempre al servicio de la guerra, abierta o enmascarada (guerra convencional o no convencional en la lógica del gran capital que pare los Hitler. Ellos compraron los medios en el mundo para hacerlos propaganda de guerra). Pero la manipulación del corazón muchas veces puede conducirnos al sentimentalismo cursi y al idiotismo ciego para llevarnos de brazos cruzados a la telaraña de la guerra..(al papel de bolsas, espiritualmente enjaulados). Descubro que la guerra fabrica "su propia verdad"… ¡A los tibios y los timoratos los vomitará el cielo!

Si no tomamos conciencia, distancia -y a tiempo-, nos llevarán como borregos al matadero de las redes, sus mentiras y sus locuras, enloquecidos con sus falsos positivos, en un viaje sin regreso.

LOS REOS DE LAS REDES: ¿SOMOS CONSCIENTES DE NUESTROS PROPIOS ACTOS?

Los reos de las redes no terminan de comprender que no somos tan conscientes de nuestros propios actos, como nos creemos. Freud lo advirtió a nuestra época, si bien, milenariamente ya lo sabían los chamanes indígenas. Los chamanes fueron los primeros en tomar conciencia de estar insertos en redes, en un entramado de mundos complejos; lo entendieron con el más amplio sentido cósmico y espiritual.

Un psiquiatra comentó recientemente cómo él fue durante dos años, un reo de las redes sociales, que lo llevaron a vivir en un mundo virtual, con un discurso político al revés. Después reaccionó, viendo el mundo virtual de algunos de sus pacientes, hasta mirarse en su propio espejo.

-¡Qué vaina es esta!¿Hasta dónde me lleva esta locura? Si alienados estamos, estamos lejos de ser los únicos…

Unos lingüistas han podido comprender que intelectuales y académicos son más propensos al enredo y la confusión, que el mismo pueblo de culturas orales en su desenvolvimiento político y social; sobre todo en su resistencia cultural. Amílcar Cabral sabía que la identidad se refugia en la provincia, cuando es acorralada en las grandes ciudades.

Se nos presenta la máscara de que la luz siempre procede del ámbito de las academias y la oscuridad viene de los pueblos de tradición oral. Sin embargo, la perspectiva intercultural nos viene mostrando lo contrario en nuestras investigaciones.- Muchas veces hemos encontrado gente formada en la tradición oral con una conciencia política, histórica, étnica y de clase que ya han perdido muchos doctores e ilustrados. Con esto, tampoco pretendemos apuntalar un anti-intelectualismo y una posición antagónica entre los saberes del pueblo y los saberes académicos. Todo lo contrario, la interculturalidad propone un verdadero diálogo y encuentro de pueblos y civilizaciones, que vaya más allá de esa matriz grecorromana y judeocristiana en que nos encierra la llamada civilización occidental cristiana. Cuando el Papa Francisco se sale de la lógica y de los intereses del gran capital y pide diálogo, confraternidad, paz con justicia como el profeta Isaías, entonces me envían su foto desde Mayami por redes, con una boina roja y los ojos de Chávez. Recordemos que fueron los escribas y los fariseos, -como hoy la Conferencia Episcopal y el Cardenal Urosa- al servicio del imperio de turno, quienes crucifican todos los días al Hijo del Hombre (y de María). Son los mismos que le declararon la guerra civil a Miranda y a Bolívar, al servicio de la corona española. Son los mismos que tumbaron a Chávez con Carmona y Fedecámaras (11 abril 2002).Es el mismo Departamento de Estado y sus monarquías europeas, que hoy emprenden una "Santa Alianza" contra el gobierno bolivariano del camarada Presidente Nicolás Maduro. Los mismos sujetos de la guerra económica y mediática. Con una voz disidente, la del Papa Francisco. Quien apuesta a la paz y la vida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 906 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: