Fuerzas patrióticas Alexis Vive, un salto adelante frente al golpe

El tiempo del capital solo nos impone guerra, hambre, caos y destrucción. El dominio de los intereses corporativos convierte territorios y paIses enteros en teatros de operaciones terroristas, paramilitares y narcotraficantes, escenarios cautivos para la estrategia neoliberal del desastre. Con mayor o menor grado, el único resultado posible de este tipo de relación social: es la elevación de la explotación de los pueblos y el saqueo de nuestros recursos. Es lo que ha significado el capitalismo y su engendro global: el Imperialismo. Al final, la barbarie pareciera ser el horizonte más inmediato para los pueblos del mundo.

En el nuevo orden mundial de facto, las corporaciones ejercen su dominio y control sobre el tablero global, bombardeando neutrones a medida que se hacen más ricas. La humanidad sufre la guerra, el hambre, la explotacion, y la exclusion como razon del fracaso civilizatorio que significa la disposiciOn imperialista sobre nuestros pueblos.

Los Estados Nacion quedaron reducidos a meras formas para la gestiOn y administracion de los intereses de las corporaciones en el control de la llamada aldea global. Bajo esa misma logica, el mundo de la comunicacion e informacion, en su desarrollo, desde la imprenta a la era digital y a su forma mas acabada de control social, la inteligencia artificial, se posiciono como uno de los instrumentos mas versatiles en la colonizacion de mentes y territorios, emulando lo que fue el transito que hizo el capitalismo en su fase industrial en el siglo XIX, desde la maquina de vapor o la de tejer a la industria del acero y el carbon.

Cada vez mas se cierran las opciones de fuga a los pueblos, la democracia se vacia de contenidos y las resistencias se constituyen en las unicas formas de salvacion civilizatoria.

La cosmovision del capital es monopolica y dictatorial, todos aquellos que no estén alineados a sus intereses seran objeto de agresiones y represalias para ajustarlos a su dinamica de acumulacion. La crisis del modo de produccion capitalista resulta en una nueva fase politica caracterizada por el resurgimiento del proyecto fascista, con su fuerte carga chovinista y racista, que pretende dividir al proletariado mundial, construyendo muros. Al mismo tiempo, éste proyecto intenta preservar a burguesias nacionales, aplicando politicas proteccionistas y potenciando conflictos bélicos inter-imperialistas que solo conducen a una nueva Guerra Mundial.

En este contexto, construir una alternativa contra hegemonica al capital no solo implica un desafio, sino que es posible revitalizando la accion revolucionaria de pueblos rebeldes que resisten y al mismo tiempo transforman su entorno. Esta accion transformadora solo es posible potenciando la democracia radical, que en definitiva no es otra sino aquella sociedad en el que libre desenvolvimiento de uno sea la condicion del libre desenvolvimiento de todos.

En Venezuela nos intentan castigar de la manera mas brutal por la osadia que cometimos bajo el liderazgo historico del Comandante Chávez: ser verdaderamente libres, con ser dueños de nuestro destino. La guerra de las mafias contra el pueblo es implacable y cada día nos dificultan más y de las más diversas maneras las posibilidades de vivir con dignidad.

Esta realidad lleva a algunos al canibalismo social, a creer que la única solución es dejar de ser gente y comenzar a ser mafia. A meterse a bachaquero, malandro, estafador o parásito, echándole a perder la vida a los demás.

Que nadie se llame a engaños, decía Chávez, cuando nos alertaba que aún vivíamos bajo las relaciones capitalistas reproducidas en el rentismo petrolero nuestro, eso está escrito en el Plan de la Patria, ese es el escenario en que nos toca afinar la puntería de nuestro esfuerzo revolucionario, es decir comunero.

Afortunadamente, no todo es desesperanza y la semilla sembrada por Chávez ha encontrado en muchos y muchas tierra buena para nacer. Somos muchos los que nos organizamos en Comuna, que es como nos dijo el Comandante que hiciéramos para construir una vida digna por nuestros propios medios, sin esperar soluciones mágicas a la crisis.

Nosotros, que somos chavistas hasta los tuétanos, desde hace años andamos batallando por hacernos Comuna. Por ser parte de esa espiritualidad superior de los que son capaces de trabajar en colectivo y por el bien común. De esa filosofía de producir para ser libres, y ejercer el poder entre todos y todas para lograr vivir en paz.

Hay que construir el poder popular, como herramienta para acelerar el camino hacia nuevas relaciones económicas, alejándonos de la lógica que reproduce el capital, como también advirtió Chávez, en el mismo Plan de la Patria. No habrá patria sin socialismo, señalamos con su recuerdo.

Hoy decimos, no basta ser un Colectivo más, ni siquiera basta ser una Comuna ejemplar, hay que multiplicarse, hay que llenar de espíritu comunal al territorio entero de la patria y decir presente: aquí está carajo el pueblo de Bolívar volviendo a sus andanzas de héroes, a su esencia combativa, a su génesis solidaria.

"Alexis Vive, a multiplicar esa experiencia" nos apuntaba en su momento el Comandante Chávez. Y a eso nos hemos dedicado. Hoy los Panalitos por la Patria, ADN y eje constructor de nuestra experiencia comunera, se expanden en el oeste caraqueño y en más de cinco estados por todo el país. ¿Qué qué hacen los Panalitos? Pues vaya y búsquelos y se dará cuenta de que no están haciendo politiquería, ni manipulando electores de manera barata ni jugando con las necesidades del pueblo. Los Panalitos están produciendo, están trabajando sin mezquindad por la comunidad, se están formando para el trabajo y para la idea, están haciendo patria desde una filosofía que debería unirnos: la búsqueda del bien común. La solidaridad e igualdad que muchos pregonan, pero que de lo que se trata es de ejercerla y demostrar que si es posible vivir en socialismo, hacer las cosas bien.

Nuestra moral de lucha es imparable, es indetenible. Estamos, desde el ejemplo de los libertadores, dispuestos a ser libres. Nada ni nadie puede detener al que se ha dispuesto a producir en clave comunera. Esos somos nosotros, el Alexis Vive, con nuestras franelas azules y nuestros sueños, pregonando un modelo que hemos dado en llamar el de Comuna Insurgente, que no es más que hacer realidad el legado, sin mucho discurso y palabras rebuscadas. Trabajo y más trabajo para ser libres. Trabajo productivo pero también trabajo cultural y deportivo, trabajo comunitario, trabajo social y organizativo para que cada vez más gente crea en los Panalitos, que equivale a decir que crean en sí mismos, en los poderes creadores que tenemos como pueblo.

Hoy, proponemos un salto gigante. Ante la derecha apátrida que pretende que el país sea una cueva de mafiosos, ante los funcionarios ladrones que atentan con descaro contra los intereses del pueblo, ante los malandros que pretenden arruinar la vida en el barrio, ante las situaciones de miseria y hambre y los m#lditos que hacen fiesta con ellas. Ante tanta injusticia, nosotros proponemos lo mismito que Chávez: La Comuna. Pero discúlpennos si caemos mal, la comuna no puede ser una carpeta con papeles sellados, la comuna no puede ser un apéndice de nadie, la comuna es mucho más que la simple agregación de barrios y sectores. La comuna es, sobre todo, una práctica productiva y cultural del pueblo, una manera de relacionarnos haciendo digna la vida misma, sin que nadie pase hambre y con ética y justicia social.

El salto adelante hemos llamado al reto por venir. Un salto hacia lo nuevo, hacia lo grande, hacia lo hermoso, que florezcan diez mil flores. Proponemos al país un modelo, que no es perfecto ni pretende serlo, pero que habla y dice desde el hacer, desde la concreción de una política con P mayúscula que se basa en el bien común y en la necesidad de producir para el colectivo, donde no hay esclavos ni patronos, donde el trabajo tiene significado en la alegría de ser útil al común y en la multiplicación de la riqueza para satisfacer las necesidades de todos y todas. Producir la comida, la vestimenta, los artículos de higiene, todo lo que necesitamos para sobrevivir. Pero también producir la convivencia posible, la cultura, la poesía, la danza, la música, el deporte.

Es de esa manera es que nos proponemos re moralizar al pueblo. Que la gente recupere la fe en una revolución que llamamos Bolivariana, y que ha tenido desde siempre un inmenso protagonismo popular. Es decir, que la gente recupere la fe en el trabajo colectivo, y que descubramos juntos que es éste la única salida a la crisis. Que no es golpear a los de al lado, sino construir juntos las soluciones de manera creativa.

Y en concreto, nuestro salto adelante es constituirnos en Fuerza Política y llamar al pueblo todo a luchar, a no desmayar, a hacer realidad los sueños, a salir de una vez por todas de esta crisis que nos ahoga.

Desde hoy, y para siempre, decidimos llamarnos Fuerza Patriótica Alexis Vive y constituirnos como lo que somos, un inmenso río de sueños, un ejército azul de utopías que se hacen realidad.

La Fuerza Patriótica Alexis Vive, ha jurado vencer, ha jurado poblar el territorio entero de la patria de Comunas Insurgentes, de lo nuevo, de lo que es más sagrado en esta vida que es tener una causa justa para construir y defender.

Hoy le decimos a nuestro pueblo como el gran Ali Primera: Que no muera la esperanza, ni el combate, ni el amor. Que seamos nuevamente los del 27 de febrero y el 13 de abril, un pueblo rebelde y alzao que no se cala vainas, que no está dispuesto a que los burgueses viejos y nuevos le echen a perder la vida, que no está dispuesto a que las mafias se adueñen de territorio alguno.

Nosotros, la Fuerza Patriótica Alexis Vive que se constituye para dar el gran salto adelante de construir la patria buena, con humildad y con respeto, los llamamos a despertar, los llamamos a sumarse a nuestra lucha, los llamamos a no dejarse pisotear, los llamamos en definitiva al combate, por una patria grande, por un país que nos vio nacer, por un futuro de dignidad para nuestros niños y niñas, por un mañana colectivo donde los sueños derroten definitivamente a la cultura de la muerte y la desesperanza.

Somos la Comuna Insurgente, Somos el Eje Nacional Comunal El Panal, Somos los Panalitos por la Patria, Somos el Comuna o Nada de Chávez, Somos la Autogestión, Somos el Autogobierno, Somos Fuerza Patriótica Alexis Vive, Somos Chávez.

Y hoy, siempre: Venceremos!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2467 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a244475.htmlCd0NV CAC = , co = US