Vivir sin dinero (Proyecto Venus) II

“El sistema que yo predico, una Economía Basada en Recursos, no es perfecto solo que es mucho mejor que lo que ahora tenemos. Nunca alcanzaremos la perfección”.

Jacque Fresco


Las energías alternativas impulsadas por las corporaciones, como el hidrógeno, biomasa y nuclear son altamente insuficientes, peligrosas y han sido propuestas, únicamente para perpetuar la estructura de lucro que ha creado la industria. Cuando vemos más allá de la propaganda, observamos que existen muchas soluciones diferentes y una larga lista de energías limpias, abundantes y renovables para generar potencia.

La energía solar y la del viento son muy conocidas, pero el verdadero potencial de estos medios permanece desaprovechado.

Según los ideólogos de la Economía Basada en Recursos, la tecnología no ha resuelto todavía todos nuestros problemas porque el sistema económico obstaculiza su aprovechamiento. El invento de las patentes ha permitido que las tecnologías sean propiedad de empresas privadas y las guerras han servido para que unos pocos se apoderen de los recursos naturales que pertenecen a toda la humanidad.

Unas tecnologías son propiedad de empresas privadas que buscan obtener ganancias, otras tienen que competir con sectores poderosos y obsoletos, otras no pueden desarrollarse por falta de dinero, además de que los recursos naturales son propiedad de naciones o empresas que los explotan para sí mismas.

El PROYECTO VENUS propone el uso de fuentes de energía abundantes y limpias, cuyo uso ha sido obstaculizado por intereses económicos de unos pocos que se han adueñado del petróleo mundial.

Para tener mayor información y conocer más sobre el PROYECTO VENUS, recomiendo visitar el canal Youtube.

La energía derivada del sol es de tal abundancia que una hora de luz del medio día contiene más energía que la que el mundo entero consume en un año. Si capturáramos una centésima parte de esta energía, el mundo no tendría que utilizar petróleo, gas u otra fuente contaminante. La cuestión no es la disponibilidad sino la tecnología para enagenarla y existen muchos métodos avanzados para lograr eso, pero han sido entorpecidos y ocultados por intereses del mercado y las estructuras energéticas establecidas.

Tenemos también la energía del viento (eólica), la cual, algunos han considerado como débil e impracticable por estar alejada. Pero esto, simplemente no es verdad. El departamento de energía de Estados Unidos admitió en 2007 que si el viento se cosechara en su totalidad en solo tres de los 50 estados de la unión, se generaría potencia para la nación entera.

También está la energía de la marea (mareomotriz) y la de las olas (undimotriz). La potencia de la marea deriva de los cambios de marea en los océanos. Instalando turbinas se puede capturar este movimiento y generar energía limpia. En el Reino Unido se han registrado 42 sitios adecuados y se asegura que el 34% de toda la energía que requiere el Reino Unido podría obtenerse a partir de la energía mareomotriz solamente.

El poder de las olas se puede extraer de la superficie en movimiento del océano. Se estima que tiene un potencial global de hasta 80.000 Teravatios hora al año. Esto significa que el 50% de la energía que requiere el planeta pudiera ser producida por este medio. Es importante señalar que la energía de la marea, las olas, la luz solar y el viento, virtualmente no requieren energía preliminar para enagenarla, no como el carbón, el petróleo, el gas, el hidrogeno, etc.

En combinación, solamente estos cuatro medios con adecuada tecnología podrían potenciar al mundo para siempre. Pero existe otra forma de energía limpia y renovable que les gana a todas juntas, la energía geotérmica.

La energía geotérmica es una energía renovable que se obtiene mediante el aprovechamiento del calor natural del interior de la tierra. A través de un simple proceso se pueden generar cantidades masivas de energía limpia. En 2006 un estudio del MIT reveló que existen disponibles en la tierra 13.000 ZJulios de energía con la posibilidad de obtener 2.000 ZJulios muy fácilmente con tecnologías mejoradas. La energía total consumida en todo el planeta es de 0.5 ZJ al año. Esto significa que disponemos por cerca de 4.000 años de energía, para todo el planeta usando solamente energía geotérmica. No hay duda que tenemos energía ilimitada, limpia, gratuita y sin necesidad de producir contaminación.

¿Y qué podemos decir del transporte?

Los medios de transporte que prevalecen en la actualidad son el automóvil y el avión, los cuales utilizan combustibles fósiles. En el caso del automóvil, la tecnología de baterías necesarias para potenciar un coche eléctrico que pueda andar a 170Kh por más de 320K con una sola carga, ya existe y ha existido por muchos años. Sin embargo gracias a patentes de baterías controladas por la industria y debido a presiones políticas, su utilización aun está limitada. No hay absolutamente ninguna otra razón que el puro interés corrupto del lucro, para que cada vehículo del mundo no use energía eléctrica limpia, sin la necesidad de usar gasolina.

En cuanto a los aviones, es tiempo de aceptar que este medio de transporte es ineficiente, pesado, torpe, lento y causa muchísima contaminación. El tren Maglev es la solución adecuada para reemplazar al avión. Usa imanes para su propulsión, está completamente suspendido sobre un campo magnético y requiere menos del 2% de la energía usada para viajar en avión; el tren no tiene ruedas así que nada puede gastarse. La actual velocidad máxima es de 570kh sin embargo esta versión tiene ya varios años. Estudios realizados permiten predecir la posibilidad de un tren Maglev dentro de un tubo al vacío que podría viajar a 6440Kh sin percepción de movimiento ni fricción, sobre la tierra o bajo el agua.

Además de entorpecer la utilización de energías limpias y sustentables, los defensores del Sistema Monetario insisten en defender la respetabilidad del trabajo. Nos dicen que el trabajo dignifica al ser humano. Nos han hacho creer que el sistema monetario nos incentiva para trabajar. Que el dinero es el mayor estímulo para el trabajo, y que mientras más se trabaja, más fácilmente se alcanza la riqueza y el éxito. Nos han hecho creer que debemos ganarnos la vida con el sudor de nuestra frente, pero este es un deber que solamente cumplen los pobres, pues los ricos no trabajan. Tanto ellos como nosotros estamos conscientes de que el trabajo en realidad es una especie de esclavitud pagada. Los grillos y las cadenas son el reloj, el celular, etc.

Nos han perpetuado el mito de que las necesidades hay que pagarlas y si no trabajamos no podremos satisfacer dichas necesidades.

Pero cuando la gente tiene resueltas sus necesidades básicas (alimentación, vivienda, salud, etc.) sus motivaciones cambian, emergen nuevos incentivos (deportes, arte, estudio, investigación, entretenimiento, etc.). Todos quisiéramos tener tiempo para practicar algún deporte, estudiar algún idioma, aprender a tocar algún instrumento, o disfrutar alguna afición que no pudimos anteriormente.

Cuando se saca el dinero del escenario vemos que hay incentivos muy diferentes y las motivaciones son otras. Si la tecnología hace posible hoy en día producir más de lo que necesitamos, con muy poco trabajo humano, el dinero pasa de ser una necesidad a ser un problema.

Además, los trabajos cada vez más repetitivos y especializados embrutecen a la gente y la hacen ignorante. En una sociedad con una Economía Basada en Recursos, las máquinas liberan a la gente. No podemos imaginarnos eso porque nunca hemos conocido ese tipo de sociedad. Si observamos la historia, vemos cómo la automatización de las máquinas ha evolucionado continuamente, reemplazando el trabajo humano. A medida que la tecnología aumenta, disminuye la necesidad de trabajar en los seres humanos. En una Economía Basada en Recursos altamente tecnológica se puede afirmar que alrededor del 90% de todas las ocupaciones se podrían encarar por máquinas, liberando a los seres humanos para vivir su vida sin servidumbre, pues este debería ser el objetivo principal de la tecnología y con el tiempo, con la nanotecnología, el grafeno y otros formas altamente avanzadas de ciencia, veremos que incluso, un procedimiento médico complejo puede ser realizado también por máquinas, y con mucho más éxito que hoy. El camino es claro, nuestra estructura actual de base monetaria que requiere trabajo por ingresos, bloquea este progreso porque los humanos necesitan trabajar para sobrevivir. El balance final es, que el sistema actual de Economía Monetaria, debe ser sustituido o nunca serenos libres. Más aun, muchas ocupaciones que hoy existen, simplemente no tendrían razón para existir en una Economía Basada en Recursos, como por ejemplo cualquier actividad asociada con la administración del dinero, la bolsa, etc., junto con el sistema legal, pues sin dinero una gran mayoría de los crímenes que se cometen hoy, simplemente nunca ocurrirían. Virtualmente todas las formas de crimen son consecuencias del Sistema Monetario. No es de sorprender que Estados Unidos, la nación más privatizada y capitalista del planeta, también sea la nación con mayor población penitenciaria, y creciendo año tras año.

Muchas de las leyes creadas por el hombre son intentos por resolver problemas que podrían evitarse usando la tecnología apropiada, por ejemplo, dotando los automóviles con sistemas de radar y sonar se podrían evitar los choques en vez de castigar a los conductores por chocar. Si examinamos muchas leyes y reglamentos, veremos que gran parte de ellas podrían eliminarse empleando adecuada tecnología.

Esto crea un serio conflicto que prueba la falsedad del sistema de trabajo de base monetaria, porque el desempleo humano está en proporción directa con el desarrollo tecnológico. Dada la prioridad fundamental del lucro para el empresario, la gente será continuamente apartada y reemplazada por las máquinas. Cuando la industria adquiere una máquina, en lugar de acortar el día laboral, reducen personal y entonces el trabajador tendrá razón para temerle a las máquinas.

No obstante, el principal enfoque de la educación en la actualidad es esencialmente para producir trabajadores. No hay generalidad, es muy especializada, la gente sabe muy poco sobre diferentes temas. Se insiste en memorizar y no se enseña a debatir ni a resolver problemas. No se proporcionan las herramientas emocionales o conceptuales para tener un pensamiento crítico. Po otra parte, si la gente supiera mucho sobre muchos temas, sería muy difícil convencerla para ir a la guerra.

En una Economía Basada en Recursos la educación sería muy diferente. El principal interés es el desarrollo mental y la motivación a cada individuo hacia su mayor potencial, porque nuestra filosofía es: “Cuanto más inteligentes sean las personas, más rico será el mundo, porque todos seremos contribuyentes. Mientras más brillantes sean nuestros, hijos mejores condiciones de vida tendremos, porque estarán contribuyendo mas apropiadamente al ambiente y a nuestra vida. Porque todo lo que nosotros dejemos como legado será aplicado a la sociedad”.

Patriotismo, consignas, caudillos, ejército, armamentos, fuerzas armadas, etc., todo esto es una señal de que aún no estamos civilizados. Los niños en el futuro preguntarán a sus padres si no se daban cuenta de todo esto y dirán: papá, ¿Acaso no veían que la guerra era inevitable cuando se producía escasez?. ¿Acaso no es obvio? Por supuesto, el chico verá que éramos unos tontos, creados y formados solo para servir a las instituciones establecidas.

Estamos en una sociedad tan enferma y abominable que no leemos historia en los libros, no pensamos, solamente hacemos lo que nos dicen los grandes medios de comunicación, lo que les interesa a los dueños de los grandes capitales. La historia hablará del comportamiento corrupto durante todo el tiempo hasta el comienzo del mundo civilizado. Eso será cuando todas las naciones trabajen juntas. Se requiere unificación mundial, trabajando todos por el bien común de toda la humanidad y sin que nadie sea sirviente de otros. Sin estratos sociales, sin elitismo técnico o cualquier otra clase de elitismo. El estado no hará nada simplemente porque no habrá estado.

El sistema que propone el PROYECTO VENUS no es perfecto, solo que es mucho mejor que lo que ahora tenemos.

Nunca lograremos la perfección.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1516 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gilberto Hernández Ortíz

Gilberto Hernández Ortíz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a244189.htmlCd0NV CAC = Y co = US