Chávez y la horrenda mentira (I)

Tengo para mí que la crueldad, cuando es empleada con cínica alevosía y perfecto uso de sus capacidades ocultas, puede convertirse en un terrible método de destrucción humana. Muchos piensan que la crueldad es patrimonio exclusivo de almas incivilizadas, una especie de atavismo del cual suelen estar provistos aquellos seres caracterizados por la ignorancia. Y esto, bien visto, no es así. Hay excesiva, demasiada crueldad en la inteligencia, en el uso del pensamiento, en el ámbito de los conceptos y de la imaginación. Muchas personas a quienes consideramos sensibles en determinados contextos de la vida pública y privada, demuestran, a su pesar, un elevado nivel de crueldad hacia sus semejantes, hacia sus amigos, a quienes son distintos, diferentes, los que profesan un credo, los que tienen ideologías opuestas.

Las letras y conceptos que anteceden son de Juan Carlos Santaella (orosant@cantv.net) en artículo titulado "El uso político de la crueldad" publicado en el diario El Nacional el viernes 05 de octubre de 2001.

Dos años después, el 5 de setiembre de 2003, visto su fracaso sistemático y consecutivo en el golpe de Estado, secuestro del Presidente Chávez, desarrollo de las huelgas patronales apoyadas por la CTV y el sabotaje petrolero, Estados Unidos, a través de CATO-CEDICE, (Casa Blanca), y de sus alabarderos propios y extraños, reorienta su campaña injerencista contra nuestro país y su gobierno que tercamente afirma y reafirma que no oye, ni recibe ni acata órdenes de nadie. Que el petróleo y sus riquezas son nuestras y que la nuestra es una democracia insobornable, impulsada, vigilada y ejercida por el pueblo.

Chávez, en la mira, no dejará de ser, hasta el momento de su muerte inducida, el promotor, en nuestra América morena, del inicio del derrumbe de la nefasta simbología del Destino Manifiesto a la que adhirió, con más vehemencia que Bush, el afro-estadounidense Obama.

Amiga y compañera del odio, reafirma Santaella, "cómplice secreta del escándalo, el fenómeno de la crueldad se manifiesta de múltiples modos, articulando una perversa relojería compuesta de abundante miseria e insospechados resentimientos que activan, en la oscuridad, la fuerza contundente y malévola que puede, sin reparos, conducir a la muerte a miles de seres humanos. El terrorismo es cruel y despiadado, pero, igualmente constituye una forma de crueldad que anida en los espacios enmascarados de la inteligencia. Tramar la caída de un régimen, utilizando las armas de la crueldad, ensuciar gratuitamente la reputación de alguien, difamar el honor de quien no nos conviene por causas políticas, religiosas o académicas, implica, sin duda, una manera vergonzosa de mutilar la dignidad".

En aquellos 2002-2003 y hasta el momento de su muerte provocada, la intelectualidad burguesa venezolana, o más exactamente, el vasallaje pequeño-burgués criollo, vacía la fetidez de sus entrañas enfermas contra el presidente Chávez a través de medios de comunicación privados tanto nacionales como internacional con el fin de socavar las estructuras del gobierno y derrumbarlo. Ejemplos de esas evidencias hay muchas, pero seremos selectivos.

Guillermo Morón, en su columna "Reporte", El Universal, (26.06.02), comienza a definir su propia historia vivencial y cruel: "Es lícito matar a un gobernante cuando éste incumple las leyes, comete injusticias y deja de gobernar. Eso es lo que sería pertinente aplicar hoy en Venezuela". Eduardo Álvarez Paz, El Universal, 26.06.02: "Hugo Chávez es el delincuente mayor de la República (…) Responsable de la masacre del 11 de Abril… Llegó la hora definitiva". Omar Estacio, en su columna "Las Predicciones", nuevamente El Universal el 06.01.03: "Un gobernante corrupto, represivo, empobrecedor del pueblo… debe ser remitido al otro mundo. Cuanto antes mejor, y sin preguntar demasiado". La semana siguiente (13 de Enero) renueva Estacio la ferocidad de sus ataques contra Chávez: "Es fácil prever la deposición de un gobernante. En particular, cuando es corrupto…, inepto--, hambreador del pueblo,.., inepto,…, homicida…, resentido social…., afeminado porque al menos en Latinoamérica el beso entre amistades es cosa de mujercitas…, bocón…, patán…, chicanero…, corrupto ¡he puesto ya lo de corrupto?..., racista, con inocultables taras físicas y mentales…, mitómano…, charlatán…, mofletudo…, con antropometría de flatulento y corrupto". Que no se me pase lo de corrupto".

El euro-diputado Emilio Menéndez del Valle, a su llegada a Madrid después de haber pasado "interminables días en Caracas" como miembro del Parlamento Europeo en visita de observación política a nuestro país en agosto de 2003, escribe para "El País" (España): "Yo he vuelto trémulo, sobrecogido por lo que he visto y oído en Venezuela. (…) La periodística cadena a muerte contra Chávez de la que hablo, es literal. (…) ¿Puede alguien insultar así a un Jefe de Estado sin consecuencias judiciales o administrativas para el insultador o el medio que lo cobija?. Sí, en Venezuela".

Menéndez del Valle no estuvo en Venezuela el martes 3 de Agosto de 2011 ni debió haber leído "Algunas consideraciones sobre tu muerte" que un tal Saúl Godoy le escribe al presidente Chávez (nuevamente en El Universal), porque "no quiero que te marches, sin antes despedirnos".

No pido excusas, ni siquiera a sus familiares, por reproducir algunos párrafos del infame escrito de este hombre cuando institucionaliza la crueldad "que anida en los espacios enmascarados de su inteligencia", (ibid), al referirse al Presidente en agonía. La publicación de su libelo que enloda con aquiescencia plena de sus directores la imagen del diario de casi cien años, demuestra cuán lejos de la verdad, de la moral y de la sensatez están los grandes medios de comunicación en nuestro país. Pareciera que ha sido derrotado el sentido común en sus conductores. El alojamiento en sus páginas de pensamientos producidos por vísceras y no por cerebros, los condenan, aunque no haya penas para ellos.

Leamos fragmentos del ominoso escrito de señor Saúl Godoy Gómez:

"No quiero que te marches de esta vida sin antes despedirnos. (….) Llegó tu turno. (…) Has vestido de luto a incontables hogares, a los que perseguiste sin cuartel. (...) Mueres enfermo, padeciendo el desahucio, las complicaciones inmunológicas; tus órganos se van apagando uno a uno, tus líquidos y efluvios son colectados en bolsas plásticas con ese hedor a muerte que tanto te repugna. (…) Dime ahora que vomitas la papilla de auyama que te tratan de dar las enfermeras, si era de eso de lo que se trataba la vida, pues ese brillo y el oropel ya no están entre los monitores y máquinas de resucitamiento que te rodean, esas marchas y aplausos ahora son tonos y alarmas de sensores que regulan tus signos vitales que se hacen más débiles. (…) Estás muriendo en tu propio exilio, entre una banda de pilluelos a quienes les has tratado de entregar tu propio país; tus últimos momentos los pasarás entre chulos y estafadores, entre tu corte de aduladores", etc, etc, etc. y muchísimas más etcéteras.

¡Cómo se evapora la mente en cerebros marchitos….!, ¡y cómo se les abre la esclusa a lo podrido…!

*Periodista/Investigación. De mi libro, aún sin publicar, (no lo quiso El Perro y la Rana), "Viejos papeles que acusan".

Antimemoria

El Manual de Operaciones Contrainsurgentes de la CIA (High-Value Targeting (HVT), estructurado para el diseño de guerras asimétricas contra países a intervenir, prevé una guerra continuada. Este modelo de guerra tiene implicaciones morales, mentales y psicológicas que fueron montadas en Venezuela y cuyo producto, en primera instancia, fue la conversión de una media clase media que fue estupidizada para que estupidizara.

Expertos en comunicación social, psiquiatras, sociólogos, antropólogos y psicólogos, constituyen el ejército sin balas y cañones que trabaja para la CIA en el proyecto disociativo a aplicar a grandes masas nacionales de cada país en la mira. Será el preámbulo necesario a una intervención. "Romper los cerebros y reconstruirlos" es su función básica e inalterable. Periodistas, "anclas", animadores se encargaron en nuestro país, desde el momento mismo en el que Chávez asume el poder, a lavar cerebros y reconvertirlos. Las primeras víctimas fueron aquellas que (según Erick Hoffer), "son seguidores, no porque deseen avanzar ellos mismos, sino porque eso puede satisfacer su pasión por renunciar a su yo. Gente que quiere ser convencida. Gente que está buscando respuestas, sentido a las cosas y una iluminación que proceda fuera de sí mismos". Las "redes sociales" en nuestro país se encargaron y se encargan de detectar y captar "gente que no busca aliados para amar, pero sí para odiar". Nació una media clase media estupidizada (MCME) que hizo y que hará filas interminables para, con su voto, derrocar a su demonio construido.

*Periodista / Investigación / De mi libro aún sin publicar, DOCUMENTA I / VIEJOS PAPELES QUE ACUSAN.

jrizquierdob@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1019 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a242973.htmlCd0NV CAC = , co = US