¿Hemos apendido de la guerra económica?

Si bien esta guerra económica nos ha golpeado hondamente y a muchos los ha puesto turulato, no menos cierto es que ha sido una gran escuela de enseñanza para todos los revolucionarios que ha permitido deslastrarnos de un conjunto de vicios aprendidos que nos impuso, a trocha y mocha, la economía burguesa.

Despilfarro, consumismo, malgasto, derroche, malversación, eran y aun continúan siendo parte de nuestro comportamiento habitual que poco a poco, aprendiendo de las contradicciones, vamos apartando de nuestros hábitos y costumbres.

Recuerdo por años, no solo en nuestra casa sino en la de parientes y amigos, ver botar en el cesto de la basura pelotas de masa de harina precosida dejada sobrante del día anterior, que si bien en el momento fue guardada en la nevera con intenciones de economizar, al día siguiente se botaba por no gustar su aspecto y consistencia. Los jugos se endulzaban con exceso de azúcar; frutas, verduras y hortalizas con partes dañadas que muy bien pudieron ser consumidas con tan solo separar la sección afectada eran botadas completas. La porción del café colado de la mañana que permanecía sobrante en el envase contenedor se botaba para colar café nuevamente en la tarde. En la gaveta de las verduras de nuestras neveras se dañaban con altísima frecuencia zanahorias, lechugas, tomates, pepinos, calabacines, etc., que iban a parar al cesto de la basura. En mi casa el café con leche elaborado por cualquiera de los miembros de la familia resultaba tan delicioso que era apetecido por sirios y troyanos, la receta?, excesos de leche en polvo y azúcar que muchos nos preguntaban si lo hacíamos con leche condensada. Los plátanos pasados, (muy maduros) que hoy lo utilizamos para elaborar plátanos pícaros o dulce de plátano, en años anteriores los botábamos. Las lechosas y los mangos verdes con los que hoy elaboramos dulce y jaleas se perdían al pie de las matas o alimentaban a las iguanas. La tira de papel toillete se enrollaba sin parar en la mano consumiendo casi un cuarto de rollo en cada provisión. La porción de crema dental en cada cepillada se extendía a todo lo largo de las cerdas, una estrategia que nos impuso el monopolio fabricante para que vaciáramos rápido su contenido. El tubo se botaba aún conteniendo suficiente crema para varias cepilladas. Los jabones de baño se arrojaban a la basura cuando la pastilla aún le quedaba un tercio de su tamaño original.

Con otros muchos ejemplos podría llenar varia cuartillas sobre la incultura culinaria, doméstica y familiar de la que nos orgullecíamos muchos venezolanos mostrando una arrogancia propia de un capitalismo salvaje y despiadado que nos adoctrinó sin el uso de libros, aulas, conferencias, talleres, conceptos filosóficos, ni nada académico, sino con la rutina diaria de la tele, el periódico, el radio, el celular, el internet, las redes sociales, la valla publicitaria, los deportes profesionales y todos esos instrumentos comunicacionales masivos que nos aturden las 24 horas del día y nos conducen como zombie a donde ellos quieren llevarnos.

Afortunadamente para la Revolución Bolivariana, el pueblo chavista entendió el mensaje y las arengas del Comandante Eterno, ha hecho suya la lucha que enfrenta el Presidente Maduro contra los enemigos de la Revolución Bolivariana y ha mostrado inteligencia y solidaridad con sus decisiones y acciones a tal punto que los ataques feroces que se multiplican con el pasar de los días, tanto a nivel nacional como internacional, solo reflejan la angustia del enemigo al ver que sus intentos van de fracaso en fracaso y por mas que muten sus acciones, varíen sus estrategias, cambien directivas de la MUD y de la Asambleas Nacional, le calienten las orejas a Donald Trump, refloten la aplicación de la Carta Interamericana en la OEA, tomen decisiones contra Venezuela en el Congreso de los EEUU y busquen aislar a Venezuela de la comunidad internacional, el minutero del reloj de la historia juega en su contra y no les permite ver la hora de su deseada victoria.

Mientras algunos camaradas se desesperan por los cambios experimentados en nuestra cotidianeidad en los últimos 3 años yo, en cambio, observo con interés los resultados parciales obtenidos en esta guerra brutal contra un enemigo poderosísimo por cuanto no estamos peleando contra Ramos Allup o Cejota que son los títeres visuales del imperio, estamos enfrentado a las armas financieras del Gobierno Imperial Mundial cuya sede esta en Ginebra y cuyos jefes son los miembros del Club Bildeberg, donde se agrupan los 135 millonarios mas poderosos de toda la historia de la humanidad y que por su extraordinario poder económico no reviran ni dudan al apostar lo que sea por la caída de aquellos gobiernos incomodos que son una real y verdadera amenaza, inusual y extraordinaria, para la estabilidad de sus economías, tales como: la Revolución Bolivariana, la Revolución Ciudadana, la Revolución Sandinista la Revolución Cubana, el Movimiento Indigenista de Bolivia, los movimientos progresistas en Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Honduras y el Salvador, es decir, aquellos gobiernos o movimientos progresistas que orientan acciones hacia el bienestar de sus pueblos.

Los constantes cambios de estrategia en esta guerra son una muestra palpable de la desesperación que los hostiga.

Recordemos como comenzaron: 1).- Simplificando la producción, escondiendo los alimentos y productos regulados, contrabandeando hacia Colombia e islas del caribe los alimentos, medicamentos, productos del hogar y de uso personal con la finalidad de golpear nuestra capacidad habitual de consumo y la salud familiar. 2).- Posteriormente variaron la estrategia hacia una maxidevaluación artificial e inducida utilizando el Dólar Cúcuta y el Dólar Today para depreciarnos el Bolívar y dejarnos con una moneda pobre que nos obligaba a reducir nuestra capacidad de importar materia primas y productos terminados necesarios para mantener nuestro consumo habitual. 3).- Mutaron hacia la destrucción de la moneda desapareciendo el billete de cien Bolívares para dejarnos sin efectivo con los cuales tranzar las compras para luego tratar de rematar con un lockout de la moneda electrónica que definitivamente cerraría toda posibilidad de transacción comercial y con ello anular nuestro poder adquisitivo.

Hoy su estrategia vuelve a mutar, ahora hacia los anaqueles de los grandes supermercados y redes de farmacias en donde se fijan los precios dolarizados de los alimentos, medicamentos, productos del hogar y de uso personal traídos con los dólares robados al Estado como divisas preferenciales y que fueron depositadas en bancos del exterior pero que ahora si los invierten en la importación de productos que colocan en los anaqueles de importantes tiendas a precios que le garantizan una tasa de retorno conveniente para su insaciable sed de dinero. Esa es la razón por la cual Traki dejó de vender ropa, vajillas, ollas, zapatos y otros corotos de consumo infrecuente para meterse en el negocio de los alimentos de consumo masivo que a precios dolarizados y con una rápida reposición en anaqueles se convierte en un negocio redondo. Que una lata de leche en polvo marca DANA cueste 32.000 Bs. o un kilo de arroz traído del Brasil Bs 12.000 no nos debe extrañar por cuanto esa es la nueva estrategia en la guerra económica, reducir nuestra capacidad de compra, restringir nuestra capacidad de consumo, hacernos pasar hambre y atormentar nuestro sufrimiento para que cuando, por ejemplo, lleguen las elecciones de Gobernadores previstas para mediados de este año, la mayoría de los venezolanos, obstinados por esta situación crítica que parece no tener fin, mostremos nuestra inconformidad eligiendo gobernadores escuálido.

Lo que no anotan en su agenda ni graban en su memoria es la capacidad de lucha, la claridad de conceptos y la formación revolucionaria que ha logrado la mayoría del pueblo venezolano en estos 17 años de Revolución Bolivariana y tampoco toman en cuenta la combatividad del PSUV que no se va a dejar imponer unas elecciones tan importantes y decisorias en un escenario de inestabilidad socio política que no garanticen mínimas condiciones para ambos sectores. Por ello no estoy de acuerdo con algunas posiciones de nuestro lado que recomiendan que las elecciones de gobernadores se realicen a finales de este primer semestre "aunque no nos guste porque así lo establece la Constitución" por cuanto con condiciones sociopolíticas adversas que no garanticen un proceso electoral imparcial, seguro, equitativo y justo para ambas partes no debemos asistir a una contienda política que nos conduzca a una nueva derrota e ir, de forma escalonada, traspasando el poder a la derecha por solo satisfacer las peticiones de un sector nada democrático que durante mas de 150 años se apoderó del 90 % del proceso de distribución y comercialización de todos los bienes y servicios y del cual se ha valido para atacar, presionar, chantajear y oprimir a todo el pueblo, incluyendo a sus simpatizantes para tratar de derrocar al Presidente Nicolás Maduro y destruir la Revolución Bolivariana.

La pelea es peleando, Dios es Chavista, de nuestro lado está la razón y el sentimiento cristiano por lo tanto la victoria esta asegurada, lo que si hay que tener muy en cuenta es: calma, paciencia y combate hasta lograr tener de nuestro lado la producción, fabricación, distribución y comercialización de al menos un 50% de los productos de consumo masivo, lo que nos permitirá neutralizar sus ataques y seguir creciendo hasta alcanzar el 100% por cuanto ellos, en su afán desmedido del lucro son impacientes y no soportarían una caída de sus beneficios o un estancamiento de sus ingresos. En ese momento contraatacaríamos fuertemente hasta dejarlos de lado y deslastrar a Venezuela de esa carga parasitaria que por siglos ha venido alimentándose de las arcas del Estado-Nación.

Llegado ese día podremos afirmar, con satisfacción y orgullo que ha comenzado a nacer lo nuevo y está comenzando a morir lo viejo.

Para aquellos que viven quejándose de que la SUNDDAE no actúa les manifiesto mi criterio; este organismo no se puede quedar solo luchando contra ese monstruo, es necesario la colaboración de otros organismos, (Gobernaciones y Alcaldías) y la participación ciudadana, representada en este caso por: Concejos Comunales, UBCH, Frente Francisco de Miranda, Asociaciones de Vecinos, etc., las cuales conjuntamente con la Guardia del Pueblo y la Milicia Bolivariana enfrenten la especulación, especialmente contra los bachaqueros que se han instalado en avenidas y calles de nuestras ciudades vendiendo bolsitas que el pueblo ha popularizado con el nombre de "téticas" conteniendo azúcar, arroz, leche en polvo, y harina precosida en cantidades insignificantes de 100 grs. y que son vendidas a 500, 800 y hasta 1000 Bs dependiendo de su contenido.

Para ganar esta guerra es necesario la solidaridad automática de todos los sectores, grupos, organizaciones e instituciones revolucionarias, de allí que no termino de entender como es posible que mientras el Vice Presidente Tarek El Aisami anuncia públicamente una campaña que inicialmente se aplicará en el Municipio Libertador de la Ciudad de Caracas e incluye una serie de providencias concretas de obligatorio cumplimiento por los dueños de las panaderías, a fin de enfrentar el saboteo que una mayoría de portugueses salazaristas dueños de esos negocios mantienen contra el Gobierno Revolucionario a nivel nacional fabricando pan solamente en las tardes para iniciar la venta a partir de las 6 pm, a precios cada vez mas elevados y restringiendo las opciones hechas costumbre de los tres tipo de pan: pequeño, canilla y campesino a un solo tipo "el campesino", no se perciba una solidaridad automática e inmediata de los alcaldes socialistas para que, en una envolvente cayapa que abarque gran parte del territorio nacional se combata la guerra del pan que tanto daño está ocasionando a la familia venezolana acostumbrada por siglos al consumo de este alimento.

Por ejemplo, en Santa Cruz de Aragua no existen mas de 8 panaderías que igualmente mantienen un saboteo permanente en el suministro del pan a la población local, y si el Alcalde Eric Ramírez actúa con su policía municipal y simultáneamente lo hacen los alcaldes de Cagua, Turmero, etc, se lograría, con un efecto de barrido, el combate eficiente a esta guerra económica a nivel estatal y si esto lo extrapolamos a nivel nacional el efecto sería contundente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 472 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a242952.htmlCd0NV CAC = Y co = US