1,2,3, ¿y ahora?

Diciembre es un mes muy especial, no solamente por la alegría en el ambiente, sino también porque por lo general es el mes de mayor actividad comercial en Venezuela y en gran parte del mundo.

Venezuela es un país en guerra, actualmente hay una guerra de los más poderosos contra los que tienen el poder político y quienes no tienen acceso al poder, esa guerra comenzó a manifestarse con ataques a la economía nacional, evidenciados desde la creación de una banca paralela de conversión monetaria (Dólar Today) además del acaparamiento y escasez de productos de primera necesidad y medicinas, ataques psicológicos, con estrategias mediáticas, desde las redes sociales y los medios de comunicación tradicionales, radio, prensa, tv, sumándole asesinatos selectivos de figuras políticas reconocidas bajo signos de sicariato.

Ante todo esto el pueblo tiene la capacidad de identificar cuando la falla es responsabilidad del gobierno y cuando hay alguien más detrás, a pesar de todas las estrategias de terrorismo y desmovilización, el pueblo se mantuvo firme, el presidente decretó varios aumentos salariales en el año como demostración de su preocupación por el pueblo y su bienestar.

Pero como esto es una guerra, nuestro enemigo contraatacó, luego de varios meses específicamente de mayo a noviembre, el portal de banca paralela dólar today, comenzó incrementos más agresivos del llamado dólar paralelo, al punto de casi quintuplicar en noviembre su valor de enero 2016, esto en un año de conflicto político, con guarimbas, llamados a la violencia, abandono de empresas (caso Kimberly Clark), y todo tipo de estrategias dirigidas a producir zozobra, desesperación y caos en la población.

Por si fuera poco, en los tres primeros días de diciembre ocurre lo inesperado, se paraliza la banca electrónica venezolana, dejando a la población sin posibilidad de realizar transacciones cotidianas, sin importar si el usuario necesitaba pagar con su dinero electrónico, medicinas, comida o un simple chocolate, la realidad es que la incomodidad producida es igual, nada más hay una sensación de frustración mayor a necesitar algo y no tener dinero para resolver, y es tener dinero y aun así no poder utilizarlo.

El venezolano promedio cree que la navidad es la época de estrenos, lujos y gastos sin medida, y aunque esta navidad pinta con austeridad, ese venezolano promedio no dejara de tener actividad comercial estos días decembrinos, ese mismo venezolano promedio entraba y salía de los comercios con frustración, durante los días 1, 2, y 3 de diciembre, convencido que seguro lo ocurrido era culpa del gobierno.

Vi a más de uno soltar sapos, culebras, maldiciones y pare de contar, justo en ese momento supe que no era casual, al llegar a mi casa lo confirme cuando el presidente Nicolás Maduro explico en las noticias lo ocurrido con el consorcio credicard.

Una acción desestabilizadora más, fraguada y planificada en el marco de la lucha de poderes ya citada, y es que, de que otra forma podría la derecha demostrar su fuerza sin tener el poder político sino es activando los espacios de poder donde si tienen fuerza y dominio, en resumen, sus acciones nos dicen, somos dueños de su dinero, de su comida, y así es como manipulamos sus decisiones, una de muchas formas de hacernos creer que tienen el control del país.

Lo cierto del caso es que nuestro oponente está usando todo su arsenal por obtener el poder político del país, ante esto las acciones tomadas por el estado en el caso credicard sirven como medida ejemplar, aunque no son garantía de detener próximas acciones desestabilizadoras que atenten contra la tranquilidad y paz del pueblo, por esto es por lo que debemos acompañar incondicionalmente a nuestro camarada presidente Nicolás, es ahora más que nunca que las palabras del comandante Chávez toman fuerza y valor, no faltaran quienes quieran aprovechar las coyunturas difíciles para intentar lograr sus objetivos.

Después de los tres primeros días de diciembre y la demostración de lo poco que le importan las necesidades del pueblo a la derecha estamos obligados a estar unidos y en combate, prevenidos ante una posible nueva arremetida contra los intereses de la nación y el bienestar del pueblo, unidos, sin importar cuan difícil sea el objetivo venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Eubel López

Artista plástico, Social Media Manager, investigadora.

 liscet@gmail.com      @Liscetx

Visite el perfil de Eubel López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eubel López

Eubel López

Más artículos de este autor