La historia del Coronel de las armas de hojalata oxidadas que lucho contra el Chavismo (I)

El soldado del teclado

Gustavo Coronel es un geólogo petrolero y politólogo venezolano, residente en Virginia, Los Estados Unidos, su más caro sueño es haber intentado salir de Chávez, ahora del chavismo, por eso, lleva 19 años soñando, al parecer es una pesadilla ya, es ya una obsesión no haber realizado su sueño ideal, indica que soportó "la Venezuela de Chávez durante casi cuatro años, hasta 2003, …" al parecer luego se fue del país, seguramente para no compartí las privaciones con sus compatriotas, con sus camaradas opositores, dejo en sus compatriotas opositores la tarea in situ, la más dura, la más consecuente, sin embargo afirma que sus trincheras han sido la de seguir "escribiendo en su contra, asistiendo a marchas y protestas de todo tipo". Como soldado de teclado y oficina, "Durante esta macabra etapa de 19 años para Venezuela he escrito alrededor de 9000 artículos en contra del gobierno, en El Diario de Caracas, El Universal, Notitarde, El Carabobeño, El Globo, Noticiero Digital, La Patilla y otros órganos de prensa venezolana". Pero al final, se pregunta el mismo, "¿Cuál ha sido el resultado de este esfuerzo?". Responde, "El resultado de mis esfuerzos ha sido muy pobre. Basta con ver que el régimen, como el dinosaurio en el cuento de Augusto Monterroso *, aún está allí".

El politólogo tiene que vivir la sociedad para comprenderla, el alejarse le hace perder contacto con la realidad, tiene que vivir las angustias, los sinsabores, los momentos de felicidad y todo tipo de emociones que vive un pueblo, sus trabajos, sus preocupaciones, sus intereses, no le puede imponer un modelo económico, social y político que ya ha vivido primero como drama, el neoliberalismo de los años 80 y 90 del siglo XX, ahora se le propone como tragedia, como pesadilla, la misma que vive Coronel, con el despertar y ver un Dinosaurio, "El Estado" enfrentando a otro, el mercado. Así pues, nuestro ciudadano Coronel ha gastado 9000 artículos "macabros" y no ve resultados de sus músculos y de su cerebro invertir tantas horas de tiempo, más que "Muchos de esos escritos han sido difundidos por la prensa en Costa Rica, Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia, Nicaragua, Honduras, Paraguay y otros países, así como en los Estados Unidos, en USA TODAY, Miami Herald, el Latin American Herald Tribune y en los blogs ya desaparecidos VenezuelaTODAY.com y VHeadline.com. ".

Un tanquista del pensamiento inútil

Por si no fuera poco ese desgaste personal infructuoso e incomprensivo de la sociedad donde vivió, la Venezuela chavista, 1999-2013 en su primera etapa, y la segunda, 2013-hasta siempre, se le hace difícil entender esa amenaza inusual como diría Obama, la cosecha de la política social, el gasto social de la renta petrolera, como Chávez revivió un "Lazaro social", dicho por el mismo, los resucitó de entre los muertos, las misiones sociales, esa "amenaza inusual populista" según los Estados Unidos, no puede continuar, por eso Coronel según dice "He participado en discusiones sobre Venezuela en los think tanks más prestigiosos de la capital de los Estados Unidos, como Heritage, CATO, AEI, Inter American Dialogue, WOLA y el Hudson Institute" entre otras cosas, "He asistido a tres sesiones en el Congreso de los Estados Unidos como panelista, para hablar sobre los desmanes de Chávez". Resultado mi amigo Watson, "esfuerzos pobre", inútil, sus armas están melladas tiene que confesarlo, no ha logrado nada, ríndete como le decía Maduro a Allup con motivo del 1 de septiembre que prometía la oposición un revocatorio público a Maduro y triunfó la paz.

Pero nuestro conciudadano es muy obsesivo, hasta compulsivo con ese sueño chavista, ahora de salir de Maduro, indica que "He estado, como soldado raso, en innumerables protestas frente a la OEA y a la embajada de Chávez y Maduro en Washington. Mi blog, iniciado en 2007, es fuente de referencia para los opositores al régimen, ver:www.lasarmasdecoronel.blogspot.com," "He visitado unas 30 ciudades estadounidenses y casi todos los países de América Latina, algunos más de una vez, dando charlas en contra del régimen". "He denunciado a los académicos mercenarios que apoyan al chavismo en los Estados Unidos y me convertí en sombra del infeliz Bernardo Álvarez, cuando este participaba como embajador de Chávez en paneles y charlas en Washington". ¿Qué lograste Coronel con tus armas?, nada, sigue incólume ese Dinosaurio que llamas el chavismo. En todo caso, sigue gastando saliva con los Think Tank, echa pata y denuncia como loco obsesivo contra el chavismo. El soldado raso debe saber que sirve en la guerra y que al parecer so pena de hacer el ridículo cuando los mismos métodos no le sirven.

De demócrata a conspirador

Consciente de que Coronel no se rinde, afirma "En fin, creo haber puesto mi granito de arena en la lucha en contra del chavismo….", Coronel ni siquiera vivió la bonanza del chavismo, tan solo vivió el paro petrolero, el golpe de estado, como el dice, "soportó la Venezuela de Chávez durante casi cuatro años, hasta 2003…" no llego a ver los logros sociales del chavismo, la recuperación económica, política y social, tan solo vivió los momentos es que una burguesía resentida social, se resintió en democracia entregar el poder, por métodos inciviles, antidemocráticos e inconstitucionales, pretendiendo imponer el régimen de Carmona, como seguro vivió Coronel, la laegría momentánea de acabar con Chávez. Por eso este caballero de la derecha, de la extrema reacción política, no desiste en su pesadilla, en vista de que no han dado resultados sus métodos políticos plantea: "Tengo una perspectiva sobre nuestra situación que es probablemente minoritaria, ya que aún quienes la comparten no desean expresar públicamente su opinión porque no es "políticamente correcta". Es la siguiente:

A menos que tengamos un referendo revocatorio este año, no creo que Venezuela pueda regenerarse, después de estos 19 años de tragedia y humillación, a menos que expulse al régimen del poder mediante la protesta general, en la calle. Si el régimen simplemente implosione, si hay una negociación, una transición y borrón y cuenta nueva, el país seguirá chapoteando en el pantano de la mediocridad. La única manera de rescatar nuestra dignidad como pueblo es expulsando al régimen, dándole una patada por el fundillo. Así me llamen radical, extremista, insensato o senil, pienso que si no hay expulsión y castigo Venezuela no va pal baile".

Así pues nuestro radical extremista no oculta su fascismo, pretende reinvidicar su dignidad burguesa, sus ideas prehistórica dinosáuricas, las del mismo cuento al despertar, del uso de la violencia, de darle una patada al régimen, (Golpe de Estado), nuestro insensato ciudadano desfasado de vivir en la dulce vida en Estados Unidos, sin compartir las privaciones de sus compatriotas humillados, le arenga desde afuera lo que el no haría adentro, levantarse contra el régimen, haciendo uso de la violencia, de las presiones, ante el CNE, ante la Asamblea Nacional, ante el poder Ejecutivo, contra las fuerzas armadas, para expulsar el régimen, omitiendo de un plumazo los votos, el derecho democrático al voto, renunciando los valores democráticos, tratando de usar los empresarios con el chantaje económico para implosionar el régimen chavista, el uso de la protesta general como cuando Ortega afirmaba, "el paro se nos fue de las manos, viejas ideas de golpe, de paro, de huelgas, todo se les fue a la oposición violenta del país y tuvieron como castigo que diecinueve años tienen que "no van pal baile", Maduro sigue y seguirá en el Poder porque el pueblo quiso que sea así, que el chavismo continúe.

Esperanza inútil, flor de desaliento

Ya sabemos que el ciudadano Coronel se siente desalentado, como se autocalifica en su artículo, "19 años de lucha contra el chavismo: un balance personal", ha llegado a las conclusiones de que sin importar que le llamen de que es "radical, extremista, insensato o senil, pienso que si no hay expulsión y castigo Venezuela no va pal baile" y que lleva 19 años luchando contra esa pesadilla del chavismo, que le quita tiempo, vive en zozobra, "hace sombras", como en el boxeo, luchando contra un pueblo que apoya el chavismo, y siente que es inútil, que sus "esfuerzos son pobres", que ha pasado 19 años como dice "En fin, creo haber puesto mi granito de arena en la lucha en contra del chavismo….". Pero lamenta que "El resultado de mis esfuerzos ha sido muy pobre. Basta con ver que el régimen, como el dinosaurio en el cuento de Augusto Monterroso *, aún está. Aún después de 19 años….", indica que el chavismo han llevado a la sociedad venezolana a un nivel de embrutecimiento y mediocridad nunca visto antes, ni siquiera en los peores momentos del siglo XIX,…" pero porque sigue ahí el chavismo?, ¿Es bruto el pueblo, no piensa un pueblo donde está erradicado el analfabetismo o es que los que piensan son los que sientan a la mesa dialogar fuera del país con los Think Tank sin resultado alguno, sin cosechar esfuerzos?.

"¿Por qué tendría que sentir más angustia que mis compatriotas que sufren los rigores de un régimen?"

Un buen soldado no abandona a sus amigos, a sus compatriotas, no abandona la batalla, el frente de batalla, después de denunciar infundadas acusaciones contra el chavismo, contra la patria, contra Venezuela en el exterior "…..de abusos, fraudes, crímenes, violaciones a los derechos humanos, corrupción de una magnitud nunca antes vista en Venezuela, cursilería, procacidad de lenguaje y despilfarro desenfrenado, los bandidos chavistas todavía están en el poder. ….Esta relativa inacción representa una de las mayores decepciones de mi vida y me resulta inexplicable. Yo no vivo en Venezuela ni podría vivir en ella actualmente. No sufro las privaciones de mis compatriotas pues vivo en un país donde impera la democracia y el estado de derecho. ¿Por qué tendría que sentir más angustia que mis compatriotas que sufren los rigores de un régimen absurdo y abusivo?".

Pues resulta que nuestro caballero, vive en el exterior, arenga a sus conciudadanos a sacrificarse, les formula la pregunta, "¿Por qué pienso en una rebelión abierta en contra del régimen, cuando nuestro liderazgo está aferrado a una solución "pacífica y electoral" que no termina de llegar y muchos de mis compatriotas consideran que la rebelión es un acto extremista, de gente radical e insensata?". Claro una cosa es ser coronel de batalla desde el teclado y otra vivir en el frente de batalla, los valientes están de este lado, en "ser carne de cañón" para que venga después como cuando el golpe de estado a "cobrar su granito de arena" probablemente en PDVSA como lo es este geólogo y político petrolero. Pero "no va pal baile", está decepcionado del pueblo chavista, es decir de la mayoría que apoya a Maduro, el 1 de septiembre se lo demostró, un pueblo salió a la calle a movilizarse, a defender sus logros sociales, sus casas, sus misiones, sus derechos humanos, de allí que le sigue preocupando a Coronel la inacción del pueblo, no lo comprende porque es un representante de la ideología aburguesada.

Decepcionado de la democracia

Decepcionado y abandonando a sus compañeros es Coronel, consciente de que no sufre las privaciones de sus compatriotas, pues vive en los Estados Unidos, del cual dice no se violan los derechos humanos, como en ese cuento de los Dinosaurios, del cual despertó y sigue ahí, el imperio, porque vive allí en el imperio, sencillamente porque les dice a sus compatriotas opositores, "¿Por qué tendría que sentir más angustia que mis compatriotas que sufren los rigores de un régimen absurdo y abusivo?". Claro mi amigo el Coronel no se compadece de sus aliados, no les importa sus angustias, el no tiene el por qué hacer sacrificios, padecer angustias y menos los rigores del régimen. No señor, él vive en el imperio, allá los compatriotas, solo que les arenga sacrificios frente a la violencia del Estado, como si no viera los videos, de cómo se violan en los Estados Unidos los derechos humanos de los negros, de los latinos, de los inmigrantes, y no solo eso, de otras latitudes, los derechos humanos de los libios, de los iraquíes, los de Afganistán, como pretende los Estados Unidos ser gendarme del mundo, no señor eso no lo dice allá vive una dictadura, no lo puede decir, seguramente porque Coronel en los días de abril del 2002 durante el golpe de Estado contra Chávez veía las comiquitas de Walt Disney Land, imaginándose que se iría del país a realizar sus sueños de infancia reprimida de adulto.

Fuente consultada:

Gustavo Coronel, 19 años de lucha contra el chavismo: un balance personal, www.lasarmasdecoronel.blogspot.com, sábado, 10 de septiembre de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1381 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a234024.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO