Venezuela en dos años: desde la agonía al cambio

No me invitaron, pero bueno, voy a terciar en el asunto, de asomao, como dicen. Recientemente Luis Vicente León y Felipe Pérez Martí discutieron –como formadores de opinión— sobre un tema que interesa y afecta a Venezuela entera: ¿Qué va a pasar en el país en lo que resta del 2016 y año próximo? Dos textos expresan el desencuentro, "¿Habrá revocatorio en el 2016?", de León y "Maduro sale en el 2016" del segundo caballero. Por cierto, los dos se oponen a Maduro, mas bien a su gestión gubernamental, aunque provienen de ámbitos distintos, Pérez Martí del chavismo (no sé si arrepentido o crítico) y León con amplio pedigrí en la oposición, aunque con un respetable dejo de esfuerzo por ser objetivo, hasta donde a los seres humanos nos es posible tal conducta.

Luis Vicente León plantea cuatro escenarios posibles para los próximos dos años, sin tomar partida, no expresa una predicción en particular: i) alargar la agonía actual hasta el 2019: gana el gobierno, ii) la realización del referendo en 2016: gana la oposición, iii) una explosión social que conduzca a un golpe de estado militar para poner orden: ganan los militares y iv) una negociación política (diálogo) que permita un empate técnico en donde las partes cedan espacios: gana el país entero. Este analista indica a sus lectores que elijan alguna de las opciones y él se encargaría de tabular los resultados para saber por dónde va el asunto.

Pérez Martí "comentó" el artículo que hemos resumido y en el ínterin también dibujó los posibles desarrollos políticos, económicos y sociales de nuestra vapuleada Venezuela. Una posición integra sus planteamientos: "el futuro hay que predecirlo, pero me parece más importante producirlo". Esta perspectiva lo aleja de León, se trata de influir en los escenarios para apostar como actor a una salida que beneficie a todos, cita al Papa Francisco para legitimar esta afirmación, "debemos involucrarnos para determinar nuestro propio destino". Primera discordancia.

Para este analista se trata de articular "creencias y las acciones respectivas en el equilibrio de Nash bueno, focalizando eso que los militares llaman ‘el poder de fuego’, Nicolás Maduro sale del poder en 2016." Así que el escenario que ve posible (y lo propicia políticamente) es aquel en donde se produzca una salida de Maduro este año, bien sea mediante un proceso revocatorio o por una renuncia negociada. Esta situación la denomina "la solución nicaragüense". Recordemos que, en su momento, Violeta Chamorro para gobernar llegó a acuerdos con los sandinistas y les dejó intacto el ejército en sus manos, tengamos presente que el ejército convencional estuvo al lado de Somoza y fue destruido. Dialogaron y llegaron a una "entente" de cohabitación.

Por otra parte, Pérez Martí formula las consecuencias de la condición de Padrino López como superministro de la siguiente manera: a) representa la derrota del sector de Diosdado Cabello, b) es un avance del chavismo no madurista y del sector militar institucionalista y democrático, c) expresa la preservación de las fuerzas armadas en medio de la crisis terminal del gobierno, d) supone que el ejército apostaría a ganador y e) su "supercondición" facilita una transición negociada por los poderes que ya tiene. Para producir un futuro sin Maduro, la presencia de Padrino López investido de poderes extraordinarios es una ventaja, dice nuestro analista.

Entonces, ¿qué va a pasar en Venezuela? En esta breve calistenia de escenarios posibles, coincido con Pérez Martí en que hay que producir el futuro, no esperar que venga solo, porque en lo personal creo que puede venir "chorreando barro y barro", lo que es indeseable. Sé que se trata de fuerzas que se imponen en la dinámica política y social, de posibilidades concretas y de tendencias ya presentes que puedan consolidarse y de escenarios que debemos "bregar" políticamente.

Grosso modo, cometiendo un desliz simplificador, en lo personal apuesto por un escenario democrático y no violento. De allí, insisto siempre en fortalecer dos tendencias que ya existen hoy: el revocatorio (espacio de participación constitucional) y el diálogo (espacio para crear consensos políticos), Estas posibilidades políticas corren riesgos muy altos, intereses y fuerzas poderosas intentan evitar que se produzcan. Pero los venezolanos también jugamos, los ciudadanos debemos impulsar un cambio mediante los mecanismos que ofrece la Constitución Bolivariana, así se coincida con el diablo en el proceso.

En lo personal creo que sólo mediante la participación democrática del pueblo venezolano se podrán consolidar salidas pacíficas y constitucionales. No hay otra manera de hacerlo, bueno, en democracia. De allí que cerrarse a estas opciones es construir escenarios de violencia, muerte e ilegalidad, donde nunca nadie gana totalmente. La violencia política –algunos insensatos lo creen— puede ser deseable, pero es una ilusión pretender controlarla totalmente, la imagen del aprendiz de brujo es más que suficiente para ilustrar el argumento.

En fin, a la diatriba light León/Pérez Martí le falta ciudadanía activa para revertir destinos trágicos y coincido con este último en que hay que producir una acción política que viabilice el diálogo y la participación democrática de todos. Nada de cogollos decidiendo el destino del país, es toda la nación haciendo política activa. Este podría ser un aporte en una necesaria reflexión colectiva de los venezolanos.

Un socialismo para el siglo XXI sin la participación de los ciudadanos no es posible y utilizar malabarismos ideológicos y legales para evitar que se acuda a los mecanismos electorales es, simple y llanamente, repetir el fracaso del socialismo real del siglo pasado. Los ciudadanos siempre jugamos, no es posible otro escenario. Si hay que elegir entre la agonía actual (permanencia del gobierno) y el cambio (nuevo gobierno), sólo un proceso electoral daría legitimidad a la decisión de los venezolanos. Insisto, nada de cogollos antidemocráticos. "Solo el pueblo salva al pueblo", pero hay que hacerlo de verdad. Ya saben con cual escenario me identifico y acciono.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1270 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor