Reflexiones críticas sobre las Propuestas Políticas del "Acuerdo Nacional para el Progreso y la Paz de Venezuela" (II)

El Documento Global de un conjunto de instituciones y empresas privadas en torno al país nos lleva a reflexionar con ellos, sobre el problema del "estado de crisis en que ha vivido Venezuela en los últimos años", ¿cuál crisis nos habla estos sujetos de la vida política del país?, Nos hablan de una "crisis" cuyas características los venezolanos, "(…) que sufre en todos los órdenes de la vida social y que tiende a agravarse aceleradamente a juzgar por las actuales tendencias en el entorno económico y político", mejor dicho nos habla de una "crisis integral", en lo social, económico y político que "ha sufrido la sociedad y la economía mundial", vale decir que el país no es la excepción, mejor dicho que Venezuela no ha escapado de un crisis del entorno internacional, ella es parte de la misma, el país están siendo sometido a los impactos del entorno mundial como resultado de una crisis. ¿guerra económica o no?, para saberlo tendríamos que mirar la geopolítica nacional e internacional, los sujetos que actúan, para las instituciones y empresas privadas que suscriben "El Acuerdo Nacional para el Progreso y Paz en Venezuela", ellos auspician el modelo de "Acuerdo Nacional", por supuesto promovidos por la empresa privada.

Génesis de la crisis de la Venezuela contemporánea

Los empresarios privados e instituciones que suscriben el documento, explican la génesis de la crisis por "…la (que) se origina en el modelo económico, social y político que ha dominado la Venezuela contemporánea y que se ha exacerbado en los últimos años, encontrándonos ahora en un punto de inflexión histórico". Quiere decir que la crisis es de vieja data, "ha dominado toda la Venezuela contemporánea", podríamos decir todo el siglo XX y parte del XXI, ellos apuntan a no precisar la naturaleza económica y social del modelo hegemonizante, los rasgos de clase social para determinar el carácter social del modelo, capitalismo o socialismo, tan solo miran la estructura general, no su dinámica, sus interrelaciones, la función social, de allí que se limiten a decir: "El fondo del problema radica, más allá de las ideologías y de la coyuntura, en que nuestra estructura político-económico-social se ha asentado, en los últimos cincuenta (50) años, sobre un modelo hiperpresidencialista, centralista, estatista, partidocrático, rentista, fiscalista, monoproductor y socialmente dualista, inequitativo e insolidario, todo lo cual dificulta enormemente la configuración de una sociedad democrática y una economía moderna bien posicionada en el mundo".

Plantean un problema sobre la mesa, la negociación más allá de las ideologías, en el plano pragmático, escapando de los principios ideológicos que modelan el modelo de desarrollo social, el modelo económico y político, reduciéndolo todo a mirar los rasgos generales del sistema, sin diferenciar las especificidades, la función social de clases, por ejemplo a nivel macro ven un modelo "hiperpresidencialista, centralista, estatista, fiscalista y partidocrático", tratando de observar las deficiencias teórico-ideológicas del modelo de desarrollo, no podemos dejar de decir que dicho modelo político venezolano, en relación a ser "centralista, estatista, fiscalista" ha sido el modelo que constitucionalmente el pueblo se dio, aprobando su constitución participativa y protagónica, sin embargo; respecto a ser un "modelo hiperpresidencialista" es una falsedad absoluta, puesto que la constitución otorga al pueblo derechos más amplios, derechos protagónicos, donde el pueblo organizado ejerce sus derechos, además de extenderles derechos revocatorios al poder político.

El problema del modelo heredado hace más de 50 años

Así mismo; dichas instituciones y empresas privadas inclinándose por un modelo descentralizado a niveles de los poderes regionales o locales, omiten la participación popular, deforman la democracia participativa, evadiendo sus responsabilidades sociales al criticar el modelo de "fiscalistas", pretendiendo evadir compromisos fiscales con la sociedad, esto es a nivel microeconómico, donde las empresas aspiran a disminuir "la carga fiscal" para obtener mayores ganancias y crecimiento económico, asumiendo el modelo privado un carácter "partidocrático de clase", el de la burguesía. Otro aspecto que oculta "El Documento Global" es el aspecto "insolidario", pretende atribuírselo al modelo socialista, cuando en realidad éste se inclina por la propiedad mixta y no solo privada como así se inclina el modelo capitalista, un modelo donde el capitalista "no es solidario" con los trabajadores, los asume como fuerza de trabajo, como mercancía, reproduciendo la desigualdad social, lo insolidario del modelo capitalista, en tanto que el modelo macro del socialismo asume programas sociales de compensación solidariamente con los trabajadores.

Otro aspecto del modelo es el carácter "monoproductor y socialmente dualista, inequitativo e insolidario", esto se explica por la manera como se genera la riqueza en el país, cómo se distribuyó, desde modelo agroexportador al modelo minero exportador ha sido un modelo concentrador de riquezas, "inequitativo", dependientes de la exportación de materia prima, distribuidor desigualmente de la renta petrolera, privilegiando la burguesía, preservando estructuras duales, relaciones de atraso a la par de enclaves industriales hasta ahora, inclusive durante la revolución bolivariana ha servido por su carácter "monoproductor" a vivir de la renta petrolera, ---ante la incapacidad de la burguesía en generar un modelo diversificado---, un modelo neo rentista socialista en los últimos 17 años, además de otorgar estímulos económicos (divisas preferenciales) a la empresa privada para el desarrollo lo cual ha despilfarrado y desperdiciado a lo largo de más de 50 años, por cuanto que no lo han reinvertido en el potenciamiento industrial, sino en un modelo industrial sustitutivo de importación más dependiente y concentrador de riquezas no solo a nivel nacional sino también internacional, en particular en los paraíso fiscales.

Ahora plantear un modelo más allá de "las ideología" y de la coyuntura petrolera, de la caída de los precios del petróleo, requiere negociación equitativa, cuando dicen más allá de las ideologías proponen deponer las diferencias ideológicas, capitalismo versus socialismo, si es lo que plantean para dar respuesta al problema de "la coyuntura", a la crisis coyuntural, naturalmente hace falta "integración de las políticas económicas, social y políticas entre los diversos sujetos que inciden en la vida de la sociedad", puesto que su confrontación "agrava las tensiones impidiendo el crecimiento económico y el progreso político y social. Por su parte, la ausencia de estabilidad económica impide la reducción de las tensiones sociales y del consenso político necesario para superarlas". Así las cosas estamos en un laberinto, en una encrucijada histórica, de un lado una burguesía que perdió el control político del Estado, que se mantiene por el poder económico sobre las estructura productiva y su distribución" y por la otra, un Estado en manos de una vanguardia socialista, chavista y bolivariana. Como dilucidar políticamente el conflicto, las tensiones sociales y económicas que "impiden no solo el progreso social sino también el crecimiento económico"?.

Negociar más allá de las ideologías un proyecto integrador

Para la burguesía la salida es negociar "más allá de las ideologías", para ellos equivale a tener "…un cambio sistémico y un impulso moral, individual y colectivo, que facilite un proyecto integrador porque no se trata políticamente de que el Estado tenga una Sociedad sino de que la Sociedad tenga un Estado que respete sus derechos y en lo económico es al revés, vale decir, no se trata de que la Sociedad tenga un Estado sino de que el Estado tenga una Sociedad que lo mantenga y pueda exigirle el cumplimiento de sus deberes". ¿Cuál sociedad?, evidentemente una sociedad económica, una sociedad como la venezolana es una sociedad modelada por el estado de clase, desde hace más de 50 años, el estado venezolano creó una sociedad de clases sociales, es una sociedad inequitativa, no solidaria, desigual, por lo que la sociedad está fragmentada, de allí surge la pregunta, ¿puede una sociedad con estos rasgos sustentar un Estado ajustado a derecho, democrático y de justicia?. En absoluto.

La sociedad que sustente un Estado democrático de derecho y de justicia ha de ser una sociedad democrática, socialista, solidaria, puesto que la sociedad económica del capitalismo "no es solidaria" como tampoco lo es equitativa, por lo que no podría cumplir un Estado capitalista, neoliberal, el cumplimiento de sus deberes solidarios, socialmente hablando, dado que "Un país progresa y tiene paz cuando toda su población puede desarrollar la plenitud de sus facultades y capacidades; donde el desarrollo humano se logra de manera integral y el individuo cuenta con capacidades y oportunidades para ser agente de su propia vida y nadie ejerce sobre el coerción externa que le impida emplearlas. Al mismo tiempo, el libre desarrollo de la personalidad exige un conjunto de condiciones y circunstancias materiales y morales que permitan lograr tal desarrollo".

Históricamente el capitalismo venezolano, no ha sido esa sociedad económica que haya sustentado un Estado donde la población pueda desarrollarse a plenitud de sus facultades y capacidades", sencillamente porque la sociedad no ha gozado de condiciones materiales "….y circunstancias materiales y morales que permitan lograr tal desarrollo". El desarrollo desigual ha privado por encima de los intereses sociales, tal modelo solo se centre en brindar "capacidades y oportunidades" más no resolver las condiciones por las cuales los hombres son desiguales, solo el socialismo puede brindar "el libre desarrollo de la personalidad exige un conjunto de condiciones y circunstancias materiales y morales que permitan lograr tal desarrollo", pero ese libre desarrollo individual solo es posible mediante el libre desarrollo social, sino hay libertad social tampoco hay libertad individual.

Bases del acuerdo nacional

Ahora bien según el Documento del Acuerdo, indica que "Un propósito institucional de estas dimensiones supone alcanzar simultáneamente tres objetivos: 1 La paz y la convivencia política y pacífica como columnas vertebrales de una sociedad moderna y civilizada, 2 Una prosperidad económica sostenible y compartida por todos nivelando las diferencias históricas de propiedad, educación y poder e igualando las condiciones de acceso a estos elementos. 3 Una democracia deliberativa, plural, que ofrezca una auténtica representatividad y participación". Para que haya paz debe haber dialogo entre los sujetos económicos, políticos y sociales, una "sociedad moderna" no declara la guerra, ni convencional ni tampoco no convencional, ni silenciosa ni con los cañones, ni económica ni política menos social, la crisis no debe llevar hacia una guerra si es que hablamos de sociedad moderna y civilizada, la realidad en Venezuela es que en ausencia de dialogo hay una guerra económica, no convencional, psicológica y silenciosa que impide la paz y el progreso económico y prosperidad social sostenible y compartida entre todos, esto es el freno al desarrollo compartido, a nivelar la propiedad, (la riqueza), la educación (el saber) y el poder político (social).

Ahora bien para que haya prosperidad económica sostenible señala el Documento Global, de manera idílica que "Una prosperidad económica sostenible y compartida por todos nivelando las diferencias históricas de propiedad, educación y poder e igualando las condiciones de acceso a estos elementos". ¿Qué sociedad capitalista, moderna y civilizada ha pretendido "nivelar las diferencias históricas de propiedad, educación y poder"?. Ninguna, ella la sociedad capitalista se sustenta en la explotación social de la clase trabajadora, de los ciudadanos políticamente enajenados por el Estado al servicio de empresarios privados, haciendo de la educación un privilegio social, de allí que las diferencias económicas de clases sean diferencias de Poder sustentadas en la desigualdad social, por lo tanto, no hay ni condiciones de propiedad, ni poder político, ni sociedad capaz de sostener un estado de derecho que garantice igualdad de condiciones, capacidad y circunstancias de todos los ciudadanos (as).

Desafíos venezolanos en el siglo XXI

Por eso; no creemos que el capitalismo sea la solución al problema coyuntural, a "Los grandes desafíos de la sociedad venezolana en el siglo XXI : Primero, el gran desafío: Erradicar una estructura económica que, en lugar de generar riqueza, crea pobreza y desigualdad. Cuál estructura económica sino el capitalismo, aquella que reproduce la desigualdad social, la diferencia entre salario y ganancias, entre salario y plusvalía, donde la explotación del trabajo acompaña el empobrecimiento social del trabajador, donde los precios especulativos destruyen el poder adquisitivo del salario, el trabajo es envilecido, empobrecedor, de allí que urge "Una toma de conciencia por parte de toda la sociedad de que éste es su problema principal", la subversión del capitalismo rentista petrolero, el transito del capitalismo al socialismo. "Los efectos perjudiciales del rentísmo en los últimos cuarenta (40) años están a la vista: devaluación e inflación crónicas y astronómicas; al menos, la mitad de la población en zonas marginales o de barrios que origina un dualismo social injusto; el Estado endeudado por encima de sus capacidades; cuantiosos capitales venezolanos fuera del país; grave falta de inversión nacional e internacional; concentración de la riqueza", ¿cuál sino la estructuras económicas del capitalismo la que reproduce la devaluación dado que no dispone capacidades exportadora, capacidad productivas industriales, además capacidades improductivas e inflacionarias además de pobreza social? Por eso el gran desafío generar una estructura productiva, una nueva cultura del trabajo productivo, abandonar el populismo sea de derecha o de izquierda, capaz de generar riqueza social para todos, acabar con la pobreza y la desigualdad y supone acabar con el rentísmo, colocar el petróleo a disposición de crear condiciones materiales y capacidad morales e intelectuales al servicio de la sociedad.

Creo que el segundo gran desafío de la sociedad venezolana en el siglo XXI consiste en superar los "impactos sociales desintegradores y altamente desestabilizadores en el plano institucional, proviene de la mortal combinación de la devaluación, la inflación, un bajo crecimiento o una recesión", el capitalismo venezolano en su guerra económica, ha colocado a la sociedad histórica venezolana en una gran encrucijada, los capitalistas se niegan a integrarse en el marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aceptar el régimen mixto, el desarrollo social compartido, la democracia participativa y protagónica, el estado social, de derecho y justicia, la democracia pluralista, la economía diversificada con distintos regímenes de propiedad, es decir la integración al nuevo paradigma chavista y bolivariano, de allí que las políticas económicas deban responder los intereses nacionales, el de los venezolanos por encima de cualquier otro interés mezquino, individualista, privado.

Por último, el tercer gran desafío es según el Documento Global, de "la sociedad civil", es la "Necesidad de un Acuerdo Nacional para el progreso y la paz de Venezuela", es decir "El convencimiento del mundo político, en especial de los partidos políticos, de que es su responsabilidad crear un entorno de concordia política para coordinar la política económica y la política social. El diseño de un conjunto de responsabilidades compartidas entre el Estado venezolano y la sociedad (los empresarios) atendiendo a este diagnóstico de la realidad venezolana, … con relación a lo que podría y debería ser la Venezuela del futuro próximo. Busca encontrar los temas comunes y las coincidencias entre las distintas "Propuestas País", así como los grandes desafíos que de ellas provienen. Su objetivo es ofrecerlas modestamente a la consideración de la opinión pública, de las fuerzas políticas y de la sociedad en general".

Solución a la encrucijada histórica, al problema coyuntural venezolano

Nos queda por decir que un "entorno de concordia político" de dialogo pacifico debe estar sujeto al marco constitucional, la coordinación de "las políticas integradoras" no pueden colocarse por encima de los intereses nacionales, sobre todo aquellas políticas de "libertad de empresa, de mercado, de precios, cambiarias, libertades económicas", las responsabilidades de la sociedad y el estado deben "ser compartidas", existe lo que dice la CRBV, "corresponsabilidad" con los temas comunes en conflictos o tensiones clasistas, entre las distintas visiones de país, coincidencias entre esas "dos Venezuela", la Venezuela que dice ser sociedad civil, sociedad burguesa, cosmopolita, moderna, civilizada, partidaria del progreso social y la otra Venezuela, chavista, bolivariana, nacionalista, independentista, revolucionaria y antimperialista. Entre ambas si de verdad hay un interés común, en Venezuela debe haber dialogo, encuentros, concordia, deponer los intereses de clases por el interés nacional, claramente lo expresa el documento global: "los venezolanos deben estar por encima de todo entonces ¡todos! debemos asumir la gran tarea de convivencia política, de progreso económico, de nivelación social y de erradicación para siempre de la pobreza en Venezuela". Erradicar la pobreza equivale a erradicar la desigualdades de clases, donde una sola debe ser la clase, la clase del trabajo, la de la virtud, la del saber, cualidades que enaltece la moral y las luces de todo hombre de bien útil a su patria.

Fuente consultada:

Fundación Venezuela Positiva, Ifedec, Fedecámaras, Grupo La Colina, Asoprodem, Coener, Aipop, Fundación Alberto Adriani, y otros, "Necesidad de un Acuerdo Nacional para el progreso y la paz de Venezuela", 23 de mayo del 2016,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2240 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a232465.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO